30 de noviembre de 2010

No pasarán... aunque lleven trajes. La lucha contra la extrema derecha hoy





Libro interesante contra el fascismo, coordinado por David Kavala con la colaboración de militantes de izquierda anticapitaslista

Editorial: La tempestad

En toda Europa existe una creciente amenaza de la extrema derecha. Especialmente preocupante en el Estado español es el crecimiento electoral de Plataforma per Catalunya, cuyo líder, el confesado franquista Josep Anglada, sigue el modelo de Le Pen en Francia: esconder una política de extrema derecha tras un cuidado disfraz de demócrata. En el contexto de la crisis y la posible desesperación de una parte importante de la población, frenar el crecimiento de los grupos fascistas es una tarea urgente. El nuevo libro, No pasarán… aunque lleven trajes, explica desde los ejemplos históricos del fascismo clásico hasta las nuevas formaciones europeas. Detalla la situación de la extrema derecha y el racismo en el Estado español hoy. Analiza las diferentes estrategias que se han seguido frente al fascismo a lo largo de casi un siglo, y describe unas importantes experiencias recientes en diversos países.No pasarán…, coordinado por David Karvala, de la redacción de La Hiedra, incluye colaboraciones de diversos activistas de los movimientos sociales y de la izquierda.
Número de páginas: 186

Comprar la paz a los mercados: el pésimo negocio de Zapatero"




"No había duda de la transformación ocurrida en las caras de los cerdos. Los animales asombrados, pasaron su mirada del cerdo al hombre, y del hombre al cerdo; y, nuevamente, del cerdo al hombre; pero ya era imposible distinguir quién era uno y quién era otro." George Orwell, Rebelión en la Granja)


"A veces, la cobardía de los emperadores, a menudo también la debilidad del Imperio, hicieron que se intentase apaciguar mediante dinero a los pueblos que amenazaban con una invasión. Pero la paz no se puede comprar, pues aquél que la ha vendido se encuentra después de ello en mejores condiciones para volver a hacer que la compren..


Más vale correr la suerte de hacer una guerra desgraciada que dar dinero para tener la paz: pues siempre se respeta a un príncipe cuando se sabe que sólo se le vencerá tras una larga resistencia. ." (Montesquieu: Consideraciones sobre las causas de la grandeza de los romanos y de su decadencia (1734))

La ilimitada pusilanimidad del gobernante supuestamente "socialdemócrata" sólo puede aplacar la voracidad del capital mediante concesiones cada vez mayores y sin límite alguno, concesiones que liquidan su propia base electoral, al tiempo que el capital financiero desestabiliza en su favor la economía de los países más débiles de la eurozona e incluso al propio euro. Como los cerdos de Rebelión en la granja, que negocian con los granjeros la carne y la fatiga de los demás animales, olvidando que pueden ellos mismos ser los siguientes, el actual gobierno del PSOE se empeña imprudentemente rn no ver que los granjeros, o los empresarios o los financieros no tendrán, llegado el momento, nada en contra de unas buenas chuletas...de cerdo.

Rara vez se ha visto mayor distancia entre el capital hoy hegemónico y las fuerzas productivas reales de la sociedad. Nunca el capital ha estado tan privado de cualquier legitimidad productiva, nunca ha sido tan abiertamente parasitario. A este respecto, vale la pena leer la dos últimas entradas del blog sobre política europea de Jean Quatremer en Libération:. Vemos por un lado, que es el propio capital de la UE el que está destruyendo la estabilidad de la zona euro e imponiendo ajustes neoliberales cada vez más duros. En segundo lugar, que el ala espectacular del capital que representan los medios de comunicación desempeña un papel de primer orden a la hora de crear "amenazas" y "situaciones de peligro". Una realidad virtual como la de la finanza se vale de las construcciones imaginarias de los medios para producir efectos en la sociedad realmente existente. Una noticia con poco o ningún fundamento sobre la inquietud de los mercados o la debilidad fiscal de un Estado, provoca al día siguiente una baja de la bolsa y un aumento de los intereses de la deuda pública que, efectivamente debilita la solvencia efectiva de este Estado y justifica una nueva vuelta de tuerca en la reducción de salarios y prestaciones sociales. Nunca meras palabras, independientemente de que fueran verdaderas o falaces, han producido tantos efectos reales. El resultado es que la inmensa mayoría de la población de unos países que siguen siendo de los más ricos del planeta, verá degradarse sus condiciones reales de vida, porque la realidad virtual financiera está dispuesta a englutir en su trama (Matrix...) el conjunto de la realidad social.

Podría hablarse atendiendo a aspectos puramente formales de "performatividad", o de "self-fulfilling prophecy" (profecía autorrealizadora), pero creo bastante más exacto denominar a esto, teniendo en cuent la dinámica social efectiva, capitalismo-mafia. Al igual que la mafia, estos señores ofrecen su "protección" contra los ataques que ellos mismos planean y perpetran, o, lo que es lo mismo, contra la inseguridad que ellos mismos generan. Ante gobiernos que, de tanto tratar con la mafia, en muy poco se diferencian ya de ella, lo que queda a las mayorías sociales no es reconocer democráticamente la "legitimidad" de la autoridades elegidas y esperar a otras nuevas "elecciones" en las que sólo quepa elegir a representantes de Lo Mismo, sino organizar la resistencia, tomar o estructurar posiciones en una lucha de clases difusa y ramificada. Para ello, es esencial elegir bien el nivel decisivo. A nivel nacional sólo podremos tener gobiernos que justifiquen la subordinación al capital aludiendo, desde la "derecha" o desde la "izquierda" a procesos mundiales y a decisiones tomadas a nivel europeo. Que ellos mismos nos indiquen el nivel donde debe actuarse no significa, sin embargo, que valga la pena apelar demasiado a los grandes responsables europeos, que en este momento son penosos peleles, cuando no agentes directos, del capital. Es idispensable organizar la resistencia a escala de la UE e incluso del continente y tendencialmente a escala mundial. Es cierto que una huelga general en cada uno de los Estados tiene un efecto muy limitado, incluso cuando constituye un éxito rotundo como la última huelga general portuguesa, pero aún no sabemos qué pasaría si se paralizara toda Europa. La imposición en ese espacio de mercado de nuevos derechos sociales tanto vinculados al trabajo como disociados de toda actividad laboral, permitiría salir de la actual trampa nacional-laborista en la cual los derechos se reivindican esencialmente en el espacio del Estado nación y como derechos del trabajador asalariado. Tal vez ese sea el único impulso que permita dar de nuevo vida al proyecto de construcción política europea. Como nos enseñaba Maquiavelo, la libertad de los romanos y la propia fuerza de Roma no sólo se basaban en las buenas leyes, sino en la capacidad de resistencia del pueblo ante los ricos y poderosos.
De la Página Unidad Cívica por la Republica


29 de noviembre de 2010

¿Qué pasa en Irlanda y en los otros PIGS, incluida España?




Para entender la crisis financiera y económica de la Unión Europea, tenemos que entender tal crisis no sólo como un fenómeno económico y financiero, sino también como un fenómeno político. En realidad, esto último determina lo primero. Veamos por ejemplo la situación de Portugal, Irlanda, Grecia y España, referidos en un tono insultante en la literatura económica anglosajona como los PIGS, que quiere decir, en inglés, los “cerdos”. Tales países, Portugal, Irlanda, Grecia y España (Spain en inglés) han estado gobernados, durante la mayoría del periodo desde el final de la II Guerra Mundial hasta finales de los años setenta por dictaduras fascistas o fascistoides (España y Portugal) y por regimenes autoritarios profundamente conservadores (Grecia e Irlanda). Las dictaduras españolas y portuguesas terminaron en 1978 y 1974 respectivamente. La griega terminó en 1974. En Irlanda fue en los años setenta cuando comenzó a abrirse un sistema profundamente conservador de ideología católica extrema, que en cierta manera perdura todavía hoy.

Este contexto político explica que el Estado heredado por las democracias (que se inicia en estos países a partir de los años setenta y ochenta), fuese un Estado represivo, poco redistributivo y escasamente social. Todos estos países tenían en los años setenta, por ejemplo, el número de policías por diez mil habitantes más elevado del grupo de países que pasarían a ser más tarde la Unión Europea, mientras que el porcentaje de la población adulta trabajando en su Estado del bienestar era y continúa siendo el más bajo de aquella comunidad. Estos países eran y siguen siendo también los países con mayores desigualdades en la Unión Europea de los Quince.



Esta es la herencia de aquellos países que más tarde pasaron a ser conocidos como los PIGS. Ni que decir tiene que mucho ha cambiado en ellos desde entonces, y muy en particular en los periodos de gobiernos socialdemócratas. Pero el hecho es que hoy continúan compartiendo varias características, resultado de su pasado común, que les han marcado definitivamente. Todos ellos tienen, por ejemplo, la carga fiscal más baja de la UE-15, y ello como consecuencia del enorme poder que todavía tienen en estos países sus clases dominantes (esa categoría que incluye la banca, la gran patronal y las rentas superiores). Mientras que el promedio del porcentaje de impuestos sobre el PIB en la UE-15 era al principio de la crisis (2007) 41,1%, en Irlanda era un 31,1%, Grecia era un 34,2%, España era un 34,0% y Portugal un 36,5%, todos ellos, pues, con una carga fiscal menor que el promedio de la UE-15. En realidad, tenían la carga fiscal más baja de esta comunidad. Esta baja carga fiscal se aplicaba tanto a impuestos directos como a impuestos indirectos. Tanto unos como otros eran los más bajos de la UE-15. Además de los más bajos eran también los más regresivos. Es decir, dependían, y continúan dependiendo, excesivamente de impuestos sobre las rentas del trabajo.

Estos bajos ingresos del Estado significan unos gastos públicos como porcentaje del PIB muy bajos. Mientras que el promedio de la UE-15 el gasto público es del 46% del PIB, Irlanda es 36,8%, España 39,2%, Portugal 43,8% y sólo Grecia está al mismo nivel que la UE-15. El gasto público en protección social es el más bajo de la UE-15 en todos estos países. De nuevo, mientras que el promedio de la UE-15 es 27%, Irlanda es 18,9%, Grecia 24,4%, España 21% y Portugal 24,8%. Un tanto semejante ocurre con el empleo público. Mientras que el porcentaje de la población adulta que trabaja en el sector público es, en el promedio de la UE-15 sólo el 15%, en Irlanda es un 12%, en Grecia un 14%, en España 9% y en Portugal sólo un 7%. El sector público y su Estado del bienestar están poco desarrollados en todos los ámbitos.

Otra característica de tales países (los PIGS) es el escaso efecto redistribuidor del Estado. Todos ellos tienen una elevada pobreza, tanto antes como después de la intervención del Estado del bienestar. Puesto que pobreza se define como el 50% de la mediana, ello quiere decir que el Estado redistribuidor es muy limitado.

En resumen, un análisis de la situación fiscal y social de esos países muestra unos bajos impuestos (resultado sobre todo de la baja aportación de las rentas superiores y rentas de capital que alcanza su extremo en el caso de Irlanda, donde el impuesto sociedades es sólo un 12%); una gran regresividad fiscal; un sector público poco desarrollado; un Estado del bienestar poco desarrollado y un Estado poco redistributivo. Todos estos son síntomas de lo que solía llamarse “poder de clase”, es decir, del enorme poder de las clases dominantes. Una consecuencia de ello es que las desigualdades sociales son mayores que en el promedio de la UE-15. Así, el indicador de desigualdades, el coeficiente de Gini, es mayor en todos estos países que en el promedio de la UE-15 (a mayor número, mayor la desigualdad). Mientras que el promedio de la UE-15 era 0,28 en 2007, en España era 0,31, en Irlanda era 0,31, en Grecia era 0,34 y en Portugal era 0,36.

Las desigualdades sociales y su impacto en la crisis

Las causas mayores de estas enormes desigualdades eran la escasa actividad redistributiva del Estado y la prominencia de las rentas del capital sobre las rentas del trabajo, consecuencia del enorme dominio de las derechas en la vida política d e aquellos países. En todos estos países los sindicatos son débiles y las izquierdas también. Éstas, así como también los sindicatos, están divididas según distintas tradiciones políticas. La unidad de las fuerzas conservadoras y liberales contrasta con la gran diversidad y atomización de las izquierdas, con pluralidad sindical que debilita a las fuerzas progresistas. La situación política en estos países es la opuesta al norte de Europa –los países escandinavos-, donde las izquierdas son fuertes y las derechas, en cambio, están divididas en muchos partidos. Ello determina que los mal llamados PITS, tengan todos ellos Estados poco redistributivos con una gran concentración de las rentas del capital a costa del mundo del trabajo. Por cierto, esto ha ido ocurriendo en toda la UE-15 (ver mi artículo “Cómo está evolucionando la situación social de la Unión Europea” en www.navarro.org), pero muy en especial en estos países (mal llamados PIGS). El promedio de descenso de las rentas del trabajo sobre la renta total ha sido en los PIGS un descenso del 70% en el año 1992, a un 61% en el año 2007. Es más, debido a la concentración de las rentas del trabajo en las rentas superiores (consecuencia de que los sectores superiores ingresan rentas muy superiores a las rentas medias), la reducción de los salarios en los PIGS ha sido incluso más acentuada, siendo los porcentajes en el año 2007 mucho más bajos (52%) que en 1992 (66%). Estas son las causas de la crisis.

¿Cómo aparece la crisis en estos países en el 2007?

Las causas de la crisis fueron acumulándose durante los años anteriores al 2007. La reducción de la masa salarial creó el problema del endeudamiento de las familias, que se había resuelto temporalmente a base de conseguir crédito, el cual fue creciendo, generando una expansión del sector financiero. Este sector financiero conseguía el dinero de las bancas alemanas y francesas, en el caso de Grecia y España, y también de las bancas británicas, en el caso de Irlanda. Esa fue la génesis de la deuda privada. Esta deuda podía sostenerse porque el aval era la vivienda, cuyo precio iba subiendo. Cuando el precio de la vivienda, sin embargo, colapsó debido al colapso de la burbuja inmobiliaria, se creó un problema gravísimo que afectó enormemente a la demanda y al crecimiento económico. Por otra parte, el enorme crecimiento de las rentas del capital y la escasa rentabilidad de la economía productiva condujo a grandes inversiones especulativas en el sector financiero. En Irlanda y en España el maridaje banca-inmobiliaria-industria de la construcción fue el motor del mal llamado “milagro español e irlandés”. Este milagro se iba consiguiendo a base de un enorme endeudamiento.

Además de lo anterior, la baja carga impositiva y escasos ingresos del Estado determinaron que el Estado tuviera que endeudarse para poder financiar el limitado Estado del bienestar. Es más, la sistemática bajada de impuestos, sobre todo de las rentas superiores, también contribuyó a aumentar el déficit estructural del Estado, que se acentuó cuando, con la crisis y la recesión, los ingresos al Estado disminuyeron. Esto llevó a que se dispararan los déficits en aquellos países, de manera que en el año 2009, Irlanda tenía un déficit del 14%, Grecia 15%, España 11% y Portugal 9%.

Estos déficits fueron aumentando la deuda pública que, sumada a la deuda privada, hizo que la deuda total alcanzara unas dimensiones extraordinarias, que alcanzó su máximo exponente en Irlanda (más del 700% del PIB). La mayoría de esta deuda impagable, la tenían los bancos alemanes, británicos y franceses, creando así una crisis bancaria de enormes proporciones, que ha afectado a la disponibilidad del crédito. Este problema de falta de crédito, junto con la escasa demanda, es la causa de la Gran Recesión, que podría convertirse, en caso de que no cambiaran las políticas de tales Estados, en una Gran Depresión, que afectaría también al resto de la Unión Europea, y naturalmente, al euro.

Todos estos datos muestran que el crecimiento económico en aquellos países PIGS tenía pies de barro. El escaso desarrollo del Estado, tanto en su función redistribuidora como social, obstaculizó enormemente el desarrollo económico del país. Y la crisis bancaria muestra que el euro también tiene pies de barro. En estos momentos, la estrategia del establishment europeo (Consejo Europeo, donde gobiernan las derechas, la Comisión Europea, donde también dominan las derechas, y el Banco Central Europeo, el Vaticano de la ortodoxia liberal), es salir de la crisis a base del aumento de la competitividad basada en bajadas de salarios, a fin de aumentar las exportaciones, lo cual es difícil en una situación en que la economía europea está en una profunda recesión. Todas las medidas que se están promoviendo (la reforma laboral, la reducción del gasto público, la reforma de las pensiones y otras), tiene como objetivo debilitar a los sindicatos y al mundo del trabajo para facilitar ese aumento de lo que llaman competitividad.

Salidas a la crisis: la via irlandesa neoliberal

De la misma manera que la causa de la crisis ha sido política, la salida de la crisis también dependerá de factores políticos. No se puede salir de la crisis sin una redefinición de las relaciones de poder entre el capital y el trabajo. En ese aspecto, las medidas que se están tomando son las medidas que el capital (hegemonizado por el capital financiero) está imponiendo para salir de la crisis en sus términos, lo cual será imposible. Estamos viendo en Irlanda, el alumno aventajado de la ortodoxia neoliberal, que durante el periodo 2007-2010 siguió dócilmente las políticas neoliberales promovidas por el Fondo Monetario Internacional y por la Unión Europea (que consistió en reducir durante el periodo 2007-2010 el gasto de las prestaciones sociales un 10%, bajar los sueldos de los empleados públicos un 20%, bajar el salario mínimo y una mayor desregulación del mercado de trabajo. Tales medidas, como era predecible, empeoraron la situación, pues redujeron la demanda de una manera muy significativa. La renta per cápita de Irlanda ha disminuido un 20% durante los tres años de crisis, y el PIB se ha reducido un 11%, la mayor reducción en la UE-15. La acentuación de la crisis ha determinado una presión incluso mayor para que se hagan mayores recortes sociales, que quedan por determinar según el discurso del Primer Ministro del gobierno irlandés.


Otra alternativa es posible

Es obvio que la crisis no se resolverá a no ser que se incremente la demanda y que se facilite el acceso al crédito. El primero no ocurrirá, mientras no existan políticas públicas expansivas de gasto público, orientadas a la creación de empleo. El mayor problema humano, social y económico, no sólo en los PIGS, sino en toda la Unión Europea, es el desempleo. Se necesita cambiar de orientación y en lugar de enfatizar el modelo alemán basado en las exportaciones (Schröder y Merkel) se debería acentuar el modelo de estímulo de la demanda a través del incremento del consumo doméstico, aumentando el gasto publico y los salarios, tanto en Alemania como en el resto de la Eurozona, tal como propuso Oskar Lafontaine en su día.

Por otra parte se necesitan inversiones en nuevas áreas sociales y económicas, entendiendo el Estado del bienestar no como un consumo, sino como una inversión para crear empleo. Estas inversiones facilitarían la entrada de la mujer en el mercado de trabajo. Si el porcentaje de mujeres en el mercado de trabajo en toda la Unión Europea fuera el mismo que el que existe en Suecia, el número de trabajadores nuevos sería mayor que el que resultaría de la integración de Turquía en la Unión Europea.

La otra condición es resolver el problema de crédito, el cual requiere que la banca sea considerada entidad de utilidad pública (como lo fue en muchos países, en que la provisión del crédito fue considerada una función social). Ello implicaría en muchos sectores la reaparición de la banca pública. En España, concretamente, sería necesaria la transformación de las cajas de ahorro en bancas públicas, tal como han propuesto Attac y el Catedrático de Economía Juan Torres.

Y por otra parte, el Banco Central Europeo debería convertirse en un banco central, ya que no lo es ahora, y como tal debería garantizar la provisión de crédito a los Estados, comprando deuda pública y revirtiendo los intereses a los Estados. Ello sería equivalente a proveer liquidez a los Estados. Que no se haga esto se debe a que el mundo del capital (hegemonizado por capital financiero) tiene excesivo poder y el mundo de trabajo tiene muy poco. La única solución es la agitación social, tal como muy bien ha dicho el premio Nóbel de Economía Joseph Stiglitz, que animó al mundo sindical europeo a seguir los pasos del sindicalismo francés. Hoy existen a lo largo de todo el territorio europeo protestas del mundo del trabajo rebelándose contra tales políticas neoliberales. Piden, con razón, que se establezcan otras políticas alternativas y casi opuestas, señalando que otra Unión Europea es posible. Y los países PIGS pueden añadir su voz a este proceso para transformar la UE. Para ello es necesario recurrir a una redefinición de las izquierdas, motivo de un artículo próximo.

Fuente: www.vnavarro.org

28 de noviembre de 2010

La mujer y los conflictos armados



Se estima que cerca del 90% de las víctimas de guerra en la actualidad son civiles, la mayoría de ellos mujeres y niños, en contraste con lo que sucedía hace un siglo, cuando el 90% de los que perdían sus vidas era personal militar.

Aunque comunidades enteras sufren las consecuencias de los conflictos armados, las mujeres y las niñas se ven particularmente afectadas debido a su condición jurídica y social y su sexo. A menudo las partes en un conflicto violan a las mujeres, y en ocasiones utilizan las violaciones sistemáticas de las mujeres como una táctica de guerra. Otras formas de violencia contra las mujeres cometidas en los conflictos armados comprenden los asesinatos, la esclavitud sexual, el embarazo forzado y la esterilización forzada.

A pesar de esto, las mujeres no deben ser consideradas únicamente víctimas de guerra. Asumen la función fundamental de garantizar la subsistencia de la familia en medio del caos y la destrucción, y participan activamente en el movimiento en favor de la paz a escala comunitaria, fomentando la paz en el seno de sus comunidades. Sin embargo, la ausencia de la mujer de la mesa de negociaciones sobre la paz es innegable.

En la Plataforma de Acción, aprobada por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing en 1995, se determinó que los efectos de los conflictos armados sobre la mujer constituían una esfera de especial preocupación que requería la atención de los gobiernos y la comunidad internacional, y se subrayó la necesidad de promover la participación equitativa de la mujer en la solución de los conflictos a los niveles de adopción de decisiones.

En 1998, durante su 42º período de sesiones, la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas examinó la cuestión de la mujer y los conflictos armados y propuso que los gobiernos y la comunidad internacional adoptaran nuevas medidas para acelerar la consecución de los objetivos estratégicos de la Plataforma en esta esfera, incluida la incorporación de una perspectiva de género en todas las políticas y los programas pertinentes. Entre las conclusiones convenidas del período de sesiones había medidas orientadas a garantizar una justicia que tuviera en cuenta las cuestiones de género, atender a las necesidades y las preocupaciones concretas de las refugiadas y las desplazadas, y aumentar la participación de la mujer en el mantenimiento y la consolidación de la paz, la adopción de decisiones con anterioridad y posterioridad a los conflictos y la prevención de los conflictos.

Adopción de medidas a escala internacional

Desde la Conferencia de Beijing se han producido acontecimientos importantes a escala internacional en el tratamiento de los crímenes cometidos contra las mujeres en situaciones de conflicto armado.

* La violación ha sido incluida explícitamente como crimen de lesa humanidad en los estatutos de los tribunales especiales establecidos por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para conocer de los delitos cometidos en la ex Yugoslavia y en Rwanda. Ambos tribunales han emitido varios autos de acusación relacionados con la violencia sexual, y el Tribunal para Rwanda ha condenado a un acusado de genocidio, incluso como resultado de violencia sexual.
* A escala regional, órganos interamericanos y europeos de derechos humanos han considerado que la violencia sexual y la violación en situaciones de conflicto constituyen violaciones de los tratados de derechos humanos. Varios de ellos han iniciado procesos penales y civiles contra individuos acusados de haber perpetrado actos de violencia basados en el género contra mujeres en situaciones de conflicto armado.
* En junio de 1998 se aprobó el Estatuto Internacional por el que se establecía la Corte Penal Internacional, con jurisdicción sobre las personas responsables de los crímenes internacionales más graves. Las definiciones de los crímenes con arreglo a la jurisdicción de la Corte tienen en cuenta cuestiones relacionadas con el género.
* En la definición de genocidio se incluyen las medidas encaminadas a impedir los nacimientos en el seno de un grupo nacional, étnico, racial o religioso.
* Los crímenes de lesa humanidad incluyen la violación, la esclavitud sexual, la prostitución forzada, el embarazo forzado y la esterilización forzada.
* Los crímenes de guerra incluyen la violación, la esclavitud sexual, la prostitución forzada, el embarazo forzado, la esterilización forzada, y cualquier otra forma de violencia sexual que constituya una violación grave de los convenios de Ginebra.

Desplazadas y refugiadas

El número cada vez mayor de conflictos armados y las violaciones vinculadas con ellos han dado lugar a un aumento en el número de corrientes forzadas de desplazamientos internos y de refugiados. Como regla general, más del 75% de las personas desplazadas son mujeres y niños, y en algunas poblaciones de refugiados esas cifras alcanzan el 90%.

Los abusos de que son víctimas las mujeres y las niñas en los conflictos armados pueden adoptar diversas formas, como la violación, la esclavitud sexual y la prostitución forzada. Las refugiadas siguen siendo vulnerables a la violencia y la explotación cuando huyen, así como en los países de asilo y durante la repatriación.

Entre las respuestas de la comunidad internacional y de los Estados Miembros cabe señalar:

* El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha publicado directrices sobre la protección de las refugiadas, incluida la prevención de la violencia sexual contra ellas y la respuesta que se debe dar en esta situación.
* El ACNUR ha procurado garantizar que las refugiadas obtengan protección adecuada con arreglo al derecho internacional, especialmente en las circunstancias en que son víctimas de persecución basada en el género.
* Alemania, Australia, el Canadá, los Estados Unidos, Francia, Nueva Zelandia y el Reino Unido están entre el número cada vez mayor de países que han concedido el estatuto de refugiado sobre la base de la persecución por motivos de género, incluida la mutilación genital de las mujeres y las niñas, el matrimonio forzado, el aborto forzado, los crímenes de honor y la violencia doméstica.
* Varios Estados Miembros han reconocido la importancia de prestar apoyo físico y psicológico a las refugiadas, especialmente las que han sufrido abusos por motivos de género.

La solución de conflictos, el establecimiento
y la consolidación de la paz

Aunque las mujeres han desempeñado variadas funciones durante la guerra y en el establecimiento de la paz, especialmente como personal médico y administrativo y cada vez más como observadoras de elecciones, han quedado en gran medida al margen de las negociaciones oficiales de paz y de los procesos de adopción de decisiones sobre cuestiones relacionadas con la guerra y la paz.

No obstante, existe una comprensión cada vez mayor de la función de la mujer en la solución de conflictos y de las aptitudes y habilidades concretas que aporta al proceso de adopción de decisiones.

* Los Países Bajos han introducido un programa titulado "Incorporación de una perspectiva de género en el proceso de paz", que orienta a Israel y a Palestina a que designen un mayor número de mujeres en los equipos de negociación y en puestos de adopción de decisiones políticas en el marco del proceso de paz en curso para el Oriente Medio.
* La región africana llevó a cabo la "Iniciativa de las Primeras Damas en favor de la Paz" a principios de 1997, que ha comprendido conferencias sobre la paz y cuestiones humanitarias, cuyas resoluciones se han presentado a los Jefes de Estado y gobierno de África. Además, la Organización de la Unidad Africana y la Comisión Económica para África establecieron en 1999 el Comité de Mujeres en favor de la Paz y el Desarrollo.
* Bélgica ha iniciado un nuevo proyecto con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) mediante el cual una organización no gubernamental de mujeres identifica a niños detenidos y negocia su liberación de los soldados rebeldes. Bélgica también ha apoyado la utilización de mujeres mediadoras en situaciones de conflicto y ha elaborado una iniciativa para la consolidación de la paz entre las mujeres de las dos partes en conflicto.
* Georgia ha aprobado un Plan de Acción para mejorar la situación de la mujer, que comprende la elaboración de un mecanismo para garantizar la activa participación de la mujer en la adopción de decisiones en conflictos armados y en la consolidación de la paz.
* El Reino Unido ha adoptado medidas para garantizar que las mujeres sean incluidas en el proceso de paz en Irlanda del Norte.
* En varios Estados, entre ellos el Reino Unido y los Estados Unidos, las mujeres ocupan cargos de adopción de decisiones a alto nivel, entre ellos los de ministras y jefas de departamento, cargos que tienen importantes repercusiones para la prevención de conflictos y los procesos de paz.

El carácter cambiante
de las fuerzas militares

Tradicionalmente las mujeres no han participado activamente en las fuerzas armadas y en algunos países se les ha negado el derecho a alistarse. Algunos países han adoptado medidas para aumentar el número de mujeres en sus cuerpos armados como reconocimiento del derecho de la mujer a participar en las fuerzas militares de su nación. La función cambiante de las fuerzas armadas en algunos países, y especialmente a escala internacional, se está orientando hacia la prevención de los conflictos, la consolidación de la paz, y la reconstrucción de los países con posterioridad a las guerras y los desastres naturales. Estas nuevas funciones de las fuerzas militares y policiales permiten una mayor participación de la mujer. Entre los ejemplos de medidas adoptadas cabe destacar:

* Mujeres de varios Estados Miembros y del sistema de las Naciones Unidas participan en misiones de mantenimiento de la paz y en la supervisión de elecciones.
* En Dinamarca, las mujeres han llegado a ocupar altos cargos en las fuerzas militares. Se han promulgado leyes que permiten el reclutamiento de mujeres en igualdad de condiciones respecto de los hombres, y se están realizando esfuerzos para garantizar que un mayor número de mujeres vaya obteniendo ascensos.
* Israel, país donde el reclutamiento de las mujeres es obligatorio aunque el servicio en las fuerzas militares es diferenciado con arreglo al género, ha revisado sus procedimientos de admisión a la fuerza aérea para permitir que las mujeres tomen el examen de admisión para entrenarse como pilotos.
* Noruega ha introducido metas concretas para el reclutamiento de mujeres en las fuerzas armadas. Por ejemplo, para el 2005, el 7% de los oficiales y el personal alistado debe estar integrado por mujeres.
* Desde 1995, Australia ha efectuado en dos ocasiones revisiones de las barreras culturales y sociales que entorpecen el adelanto profesional y la retención de las mujeres en las fuerzas de defensa.

http://www.un.org/spanish/conferences/Beijing/fs5.htm

I CONFERENCIA REPUBLICANA DEL PCE.Por un proceso constituyente hacia la III República





Escrito por Antonio Romero

Ayer sábado se ha celebrado en Madrid la 1ª Conferencia sobre la República organizada por el PCE. Los delegados y delegadas han debatido un documento que contiene los ejes de la propuesta republicana a la sociedad española que hacemos desde el PCE.

Creo sinceramente que ha llegadoya el momento de plantear abiertamente un proceso constituyente hacia la III República y ello por las siguientes razones:



- Cuando se aprobó la Constitución actual en el año 1978 votaron las personas a partir de los 21 años. Han transcurrido 30 años, luego todos los ciudadanos y ciudadanas de España de hoy, desde la juventud hasta los 51 años (la mayoría demográfica del país), no votaron la Constitución y no se sienten vinculados a ella.



- La Constitución de 1978 llevaba en su seno el modelo de Estado monárquico.

- No hubo en España un referéndum específico para que el pueblo decidiera entre monarquía o república.

- Las nuevas generaciones y el conjunto de la sociedad española tienen todo el derecho a opinar, a ser consultadas, porque la Constitución actual no es las tablas de la ley.

Hay que hacer un gran trabajo para que las ideas y los valores republicanos sean hegemónicos en la sociedad con cuatro bloques básicos que a continuación desarrollaré:

1.- El Rey fue nombrado sucesor por Franco y carece de legitimidad democrática e histórica.

2.- La monarquía es opaca en los gastos económicos, patrimonios, donaciones, etc.

3.- La monarquía será constitucional pero no es democrática; el Estado no puede heredarse como si fuera un cortijo.

4.- La república federal y solidaria es la forma más democrática, más social, y la que se adecúa mejor a la España plural del siglo XXI.





Los españoles no pueden sentirse vinculados a la constitución del 78 por lo anteriormente dicho, y además porque las características más progresistas del texto constitucional se han traicionado, como el derecho a una vivienda digna o el acceso de los trabajadores a los medios de producción.



La legitimidad histórica y la sucesión de Franco



La historia de nuestro país ha estado marcada por reyes absolutistas y canallas y por militares golpistas que han ahogado en sangre las ansias de libertad de nuestro pueblo.

España ha vivido pocos períodos constitucionales y democráticos. Fue efímera la I República; la II República dejó una enorme huella sentimental, política y cultural que se prolonga hasta nuestros días, de ahí la importancia que tiene la recuperación de la memoria histórica. El 14 de abril de 1931, a raíz del triunfo electoral en las elecciones municipales de los partidos republicanos, el Rey abandona España camino del exilio y se proclama la II República. En noviembre de aquel año 1931 se aprueba la Constitución con 127 artículos, uno de los textos más avanzados y modernos del constitucionalismo europeo y mundial. Contiene un artículo 1 muy hermoso: "España se constituye en una república de trabajadores de todas las clases". El artículo 6 dice: "España renuncia a la guerra como instrumento de política nacional".



- Se separa la Iglesia del Estado, como corresponde a un Estado laico.

- Se apuesta por la enseñanza pública, construyendo miles de escuelas, más que en toda la época anterior.

- Se reconoce el derecho al voto de la mujer por primera vez en España accediendo la misma a la ciudadanía política plena.

- Se establece el derecho al divorcio, lo que cobra especial importancia porque hablamos del año 1931.

- A los pueblos de España se les reconoce el acceso al autogobierno dotándose de instituciones propias.

- Se impulsa la reforma agraria y los derechos sociales y laborales de los trabajadores.



Las oligarquías que habían utilizado España como una finca privada con el respaldo de la mayoría de la Iglesia y del ejército, las representó en la sublevación fascista contra la República el general Franco apoyado por Hitler y Mussolini llevando a España a una guerra y a cuarenta años de dictadura fascista y es aquí en plena dictadura donde se

produce el nombramiento de Juan Carlos I como sucesor de Francisco Franco, el dictador más sanguinario y mediocre de la historia de Europa. Luego la sucesión tiene un origen ilegítimo.



La Casa Real de España, la más opaca de Europa en asuntos económicos



Los presupuestos generales del Estado contemplan una partida específica para los gastos de la casa del Rey. En este año 2010 se han presupuestado 9 millones de euros a los que hay que sumar otros 5,9 millones de euros en concepto de "apoyo a la gestión administrativa de la jefatura del Estado".



Los gastos totales, incluyendo la asignación oficial, pueden elevarse en la práctica a 25 millones de euros si sumamos los gastos de desplazamiento. El mantenimiento de los palacios de los que dispone la familia Real corren a cargo de Patrimonio Nacional, que cuenta para este mantenimiento con una partida de 140 millones de euros.



El parque móvil es de 60 vehículos blindados de forma especial, invulnerables a disparos de revólver, fúsil, granada de mano, explosivos o cócteles molotov, el blindaje tiene distintos tipos de protección que van desde el B0 hasta el B7, dependiendo de la capacidad de resistencia a diferentes tipos de munición. Se trata de vehículos de alta gama y todo el parque lo mantiene el Ministerio de Economía y Hacienda.



La Familia Real Española procede del exilio y no dispone de propiedades inmuebles, terrenos, etc. del pasado. Cuando Alfonso XIII se fue al exilio todas las propiedades reales fueron adscritas a Patrimonio Nacional por el gobierno de la República y ahí se mantienen.



Que la Constitución otorgue al Rey el disponer libremente de la asignación anual no quiere decir que no se dé cuenta de los sueldos de cada miembro de la Familia Real. Se trata de dinero público y hay Casas Reales europeas que publican estos gastos en internet.



La Constitución no dice nada de las rentas ni del patrimonio del monarca (según la prensa belga, Juan Carlos I ocupa el tercer lugar en fortuna y patrimonio, calculado en 1.700 millones de euros en el ranking de las Casas Reales europeas).



Las donaciones y regalos que recibe en su condición de Jefe de Estado deben ser transparentes y pasar al patrimonio del Estado. La opacidad es tal que ni los diputados ni el Tribunal de Cuentas ni la Fiscalía ni los tribunales, ni siquiera la comisión de secretos oficiales del Congreso tiene acceso a dicha información.



No sólo sería democrático sino de justicia al tratarse de dinero público que en el Congreso de los Diputados, máxima expresión de la soberanía popular, se investigara el origen del patrimonio y de la fortuna de la Casa Real Española. Asimismo, ante los datos que se están publicando en libros y otros instrumentos de comunicación, que hacen

referencia al dudoso papel que durante horas jugó el Rey en el golpe de Estado del 23-F, es necesario abrir también una investigación por una comisión del mismo Congreso de los Diputados.



En la Monarquía, el Estado se hereda como si fuese un cortijo Los trabajadores eligen a sus representantes, los estudiantes a sus delegados, los vecinos al presidente de su escalera, los ciudadanos a su alcaldes, presidentes de comunidad autónoma o diputados al Parlamento, y como demócratas no entienden que el Estado pueda heredarse como si fuese un cortijo.



El ADN de la democracia está en el principio de que todos los poderes emanan de la voluntad del pueblo y todos los cargos públicos están sujetos a responsabilidad política y jurídica. Por ello no se puede tolerar en pleno siglo XXI que el Rey, el Jefe del Estado, sea irresponsable políticamente y no esté sujeto a responsabilidad jurídica. En qué país que se rija por una constitución plenamente democrática puede existir un Jefe de Estado que sea declarado irresponsable total, haga lo que haga.



Estamos viviendo en estos momentos un proceso inédito en Democracia; tras la operación del monarca se está dando una opacidad tremenda respecto a su estado de salud. Parece ser que, desgraciadamente, se encuentra muy delicado y hay un debate intenso en la Casa Real sobre si debe abdicar o morir como rey. Los partidarios de que debe morir con su cargo de monarca lo justifican porque garantiza una transición tranquila sin que se abra el melón de la discusión sobre Monarquía o República. Otros piensan que debería abdicar y tutelar los primeros pasos de Felipe como rey. No se

puede permitir esta opacidad para con la sociedad sobre un debate tan importante para el futuro de este país.



Hay que darle vuelo a este proceso para conseguir meter en la agenda española el debate sobre la República, no como algo a largo plazo, si no inmediato, como algo que los españoles tenemos que plantearnos desde hoy mismo.



La República federal y solidaria, la mejor alternativa para la España plural del siglo XXI A los 77 años de la proclamación de la II República se abre en nuestro país un importante proceso de reivindicación de la cuestión republicana, el camino hacia la III República, Hace 77 años, la clase obrera, los sectores populares y las clases medias, las gentes de la cultura, de la ciencia y la universalidad, los partidos políticos progresistas y de izquierda propiciaron con su victoria en las elecciones municipales un proceso constituyente democrático y participativo que trajo como resultado la II República. Hoy, igual que ayer, la presencia de las gentes republicanas en los ayuntamientos y comunidades autónomas, hará posible que el ideal republicano esté más cerca.



La exigencia de la República debe ir acompañada de la exigencia de apertura de un proceso constituyente en España. Esta reivindicación, profundamente democrática, no se hará realidad mientras no consigamos acumular fuerzas suficientes. Pero su difusión, su debate, puede ser un rico filón para la repolitización de la ciudadanía española.

Estos son algunos de los elementos que proponemos sean debatidos para su inclusión en una nueva Constitución:



1. El carácter federal del Estado y el autogobierno de los pueblos de España. La igualdad en derechos y deberes del conjunto del territorio.

2. El ejercicio del poder municipal como parte del Estado, con amplias competencias, financiación suficiente y fiscalidad progresiva. La democracia participativa como elemento esencial en el ejercicio del poder local.

3. La limitación de mandatos y revocabilidad de cualquier cargo electo.

4. La renta básica como derecho universal de ciudadanía.

5. La renuncia a la guerra como método de resolución de conflictos. La solidaridad y la cooperación como guías de la política exterior.

6. La obligatoria planificación democrática y ecológica de la economía.

7. La limitación a 35 horas de la jornada laboral.

8. La vinculación jurídica de los derechos sociales.

9. La igualdad efectiva entre hombres y mujeres.

10. La proporcionalidad de la ley electoral.

11. El reconocimiento de todos los derechos ciudadanos a la población inmigrante, incluyendo el sufragio activo y pasivo.

12. La división de funciones y competencias entre Congreso y Senado o incluso la existencia de una sola cámara con carácter federal.

13. La radical separación de la Iglesia o Iglesias del Estado y cualquiera de sus políticas.

14. La democratización del espacio mediático para poder dar voz a la ciudadanía.

15. La elección popular de la jefatura del Estado.



Ninguna de estas ideas es imposible de llevar a la práctica y todas constituyen instrumentos al servicio de la Democracia, la Libertad y la Justicia Social. Prosigamos acumulando fuerzas a través del debate político con la ciudadanía y especialmente con las clases populares cuya condición ciudadana es negada sistemáticamente. El ideal

republicano debe ser más que la elección del jefe del Estado. El ideal republicano debe concretar el concepto de libertad como no dependencia, como no subordinación a ningún interés particular.



Algunas de las tareas de Izquierda Unida en la lucha por la Tercera República serían:

- La propuesta fundamental es pasar del republicanismo estético, de salón, al republicanismo movilizador, a trabajar con los movimientos sociales y las instituciones.

- Hay que aumentar el número de Ayuntamientos que salgan del régimen monárquico actual e impulsen la red republicana.

- Apoyar los medios de comunicación con una línea abiertamente republicana.

- Hacer una campaña donde las personas con pensamiento republicano actúen en coherencia con los valores republicanos.

- Y sobre todo, como punto irrenunciable, situar la lucha por la Tercera República aquí y ahora, y en ningún caso a medio o largo plazo.

Caminamos hacia una República, la III, y lucharemos para que llegue cargada de Derechos Sociales, de Democracia y de Libertades, de Igualdad y de Prosperidad.

Felicito al nuevo secretario general del PCE Jose Luis Centella por proponer esta 1ª Conferencia Republicana porque ya era hora que desde la izquierda transformadora se

abordaran estos temas

------------------------.

(*) Antonio Romero (Humilladero, Málaga, 1955) es miembro de la dirección de IU, presidente de honor del PCA y coordinador de la Red de Municipios y Cargos Públicos por la III República. Ha sido parlamentario andaluz, diputado al Congreso y senador por IU.

Ha publicado varios libros; el último, Un jornalero en los secretos de estado. Memorias de Antonio Romero (Almuzara, 2010).

El PCE quiere que se debata sobre la República "sin miedo y sin coacción"



Liderar un movimiento casi de la nada, sin una demanda social abrumadora, ha de vencer antes las inercias. Las cortapisas del establishment. El Partido Comunista de España sabe que ha de saltar primero ese muro para abrir el melón de la forma de gobierno y acabar con la Corona. Por eso, ayer sábado, el secretario general del PCE, José Luis Centella, hizo un llamamiento claro cuando estaba a punto de concluir la I Conferencia Republicana del partido: hay que debatir ya “con quien sea y donde sea” sobre Monarquía o República, con “normalidad”, destruyendo toda “coacción o miedo”. Hay que aplastar la creencia de que si no hay rey, España conocerá “el caos”, adujo.


El líder del PCE, que había comenzado su discurso recordando a José Maldonado –el último presidente de la II República (1970-1977)– condenó la “manipulación” de la historia, de la Transición, gracias a la que se ha hecho creer a la ciudadanía que el 23-F incluso confirió “legitimidad” a Juan Carlos I, cuando en realidad "ningún órgano democrático" le concedió ese carné. “Quien quiera defender la Monarquía, que lo haga, pero no desde el miedo o la coacción, sino desde la máxima transparencia y democracia”, gritó, amonestando implícitamente a los medios por haber protegido a la Corona.

Centella alabó el “paso importante” dado ayer por el PCE. Apenas la primera piedra en su compromiso de "dar la batalla” por la llegada del nuevo régimen, sin amarrarse a la "nostalgia" del quinquenio 1931-1936. Queda trenzar alianzas con los pequeños grupos y partidos republicanos y las asociaciones de la memoria histórica. “Aquí nos tenéis –dijo a la casi decena de movimientos que participaron en la conferencia como invitados, no como delegados–. No queremos ser protagonistas de primera fila. Eso sí, queremos mantener un perfil propio”. La precisión venía a cuento, porque los cuadros comunistas no quieren ver diluida su identidad en ningún caso, ni tan siquiera cuando se está hablando de Izquierda Unida.

El partido eligió como presidenta de honor de su Conferencia a una veterana militante, Concha Carretero, de 92 años, encarcelada en Madrid durante el franquismo en los mismos días que las Trece Rosas. El acto, que reunió a unas 250 personas en el Centro Cultural Moncloa de Madrid, debía aprobar una difusa hoja de ruta de construcción de la III República. Así pasó: un 90,22% refrendó la puesta en marcha de un “proceso constituyente” que articule una “alternativa global al sistema”. En él debe implicarse “toda la sociedad”, especialmente “el movimiento obrero” y “otros partidos” de tradición republicana pero hoy en las filas juancarlistas (en alusión al PSOE). Ese proceso, recordó Centella, liga recuperación económica y cambio de régimen, pues “la salida progresista de la crisis depende del avance de las fuerzas republicanas”.

Apuntalaron esa tesis los portavoces de los colectivos invitados que intervinieron en la Conferencia: Pedro Bilbao, de la Plataforma Ciudadanos por la República; Miguel Pastrana, de la Unidad Cívica por la República, o Pedro Casas, del Ateneo Republicano de Carabanchel; o Antonio Romero, de la Red de Municipios por la República, o Hugo Gutiérrez, del Partido Comunista de Chile. También estuvieron presentes, aunque no se subieron a la tribuna, la Federación Estatal de Foros por la Memoria e Izquierda Republicana.

El “paraíso fiscal” del rey
Aunque el PCE entiende que República es algo más que derrocar al rey –así lo declaró también el principal redactor de la ponencia, Julio Anguita–, no ahorra invectivas contra él. La Monarquía, afirmó el líder, “ha tomado partido por el actual sistema, es parte de esa salida conservadora de la crisis”. Lo prueba que Juan Carlos se reuniera el pasado jueves con la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, o que en su discurso de Navidad de 2009 abogara por el “consenso” entre PSOE y PP. La Casa Real, abundó, es “un paraíso fiscal, una habitación oscura”, ya que no detalla cómo gasta los más de ocho millones que recibe del Estado al año (para 2011, serán 8,43 millones, frente a los 8,90 de 2010, un 5,2% menos). “El pueblo español sólo será dueño de su destino cuando elija desde el presidente de su escalera, de su comunidad de propietarios, hasta el jefe del Estado”, proclamó.

“Antes o después volverá a ondear la bandera tricolor en la Puerta del Sol”, confió Gloria Aguilar, secretaria de Movimiento Republicano y Memoria Histórica. “Para disgusto de los que creían que todo estaba atado y bien atado, abrimos el lazo de la III República”, agregó Centella. Era la frase épica de cierre de un acto que se despidió con La Internacional, una vieja y rasgada grabación del himno de Riego y el clásico grito de "¡España, mañana, será republicana!".
Público
http://www.publico.es/espana/348920/el-pce-quiere-que-se-debata-sobre-la-republica-sin-miedo-y-sin-coaccion

Anguita: "No puedo apoyar la huelga pero luego apoyar al PSOE en mi Ayuntamiento. Los sindicatos se pusieron el dogal"






Julio Anguita (entrevista) |

¿Se siente cómodo con la actual dirección de IU y con la del PCE, dirigidos hoy por Cayo Lara y José Luis Centella, respectivamente?

Me siento cómodo en la situación en la que estoy. Estoy en segunda línea, con mucho trabajo, pero sigo combatiendo. No tengo las tensiones inherentes a la presencia en primera línea, en la que no quiero estar. La mía es una militancia cómoda. Quizá sea la época de participación política en la que mejor me siento.

Se lo preguntaré de otro modo, ¿IU y el PCE lo están haciendo bien?

[Se lo piensa] IU hace lo que puede dada su situación actual. Soy de los que valoro el trabajo y la personalidad de Cayo Lara. Pero para mí IU adolece de no tener un sentido de colectivo estatal. No ve el horizonte en la inmediatez de un ayuntamiento
¿Pero por qué IU no crece más en las encuestas? El 'Publiscopio' de noviembre le atribuía un 6,5%, frente a un 3,77% de las generales de 2008.

Lo que estoy diciendo tiene mucho que ver. Ese discurso de Cayo, que yo comparto de la A a la Z, quisiera verlo repetido en la teoría y en la práctica, pero lo que no se puede hacer es pensar en apoyar una huelga general y después pensar en si en mi ayuntamiento voy a pactar con los socialistas. Es una incongruencia que no entiendo. Hay que acabar con eso.

De hecho, uno de los puntos más polémicos del informe del coordinador en el último Consejo Político Federal aludía a la necesidad de reflexionar sobre la reedición de los pactos de gobierno con el PSOE tras las elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo de 2011. ¿Deberían romperse esos acuerdos?

Ya respondí a esta cuestión en el último número de Mundo Obrero. Partimos de una falacia: crer que en España existe el reparto entre dos fuerzas al modo y uso de Europa. Es mentira. La derecha española no es la derecha europea. Sus postulados, sus maneras son totalmente retrógrados. Pero el PSOE ni es socialista ni es socialdemócrata. Pues bien, no se puede votar en un ayuntamiento a un PSOE que en el Estado despliega una política social, porque en ese municipio también se refleja la política general. Si no hay un acuerdo sobre un programa, vote al alcalde del PSOE y pase usted inmediatamente a la oposición, y una vez allí, negocie punto a punto cada tema. La historia de las pinzas [con el PP] se guarda ya en un arca porque es la idea más suicida y perversa que podemos tener. Y si se firma un acuerdo programático transido de línea política general –no olvidemos que somos una fuerza de carácter nacional, estatal–, necesitaría una comisión de seguimiento que se tiene que reunir cada cierto tiempo y tomar decisiones.

¿Se cree la refundación de IU, tal y como está marchando?
El primer documento de refundación fue el que yo hice, en 2008. Tal texto fue aprobado por el PCE en su Conferencia Política de junio de ese año. Los militantes del partido tenían que haberlo defendido en la IX Asamblea Federal de IU, en pura lógica.

Pero lo que se debatió y votó fue el documento de tesis, elaborado por la cúpula del partido.
Como lo ignoro, no lo digo. En mi texto yo decía que las direcciones debían ir cambiando, que había que hacer un debate de abajo arriba, poner a cero los censos... Esa primera parte parece que no se ha cumplido, que hay reticencias. Yo constato que el documento que escribí y el que aprobó el partido no se parece mucho a lo que hay.

¿De qué reticencias habla? ¿Dónde y cuándo se pondrá el punto final a la refundación?

Para mí IU ha sido y es la construcción de una alternativa de sociedad, de modelo de Estado y de gobierno, que tiene que trabajar desde abajo. Eso exige un tipo de organicidad como la elaboración colectiva, que se ha abandonado, y también un tipo de oposición como he señalado, otra forma de hacer política y de funcionar en las instituciones. Llegar a las instituciones no debe ser nuestra meta. Es un paso interesante, pero es un paso. Debemos recobrar el sentido de colectivo, de proyecto estatal, desde los Pirineos a Canarias.

Le insisto: ¿tiene confianza en la refundación?
Si, es como yo la pensé y aprobó el PCE... No sé, porque ahora primarán los temas electorales. Sobre la gente pesa mucho qué pasará en 2011, cómo llegaremos a los comicios. Pero las posiciones tacticistas han muerto, hay que rediseñar la estrategia, reformular la utopía.

Pero IU ya corre peligro. Su representación hoy en el Congreso es mínima: dos diputados, uno de ICV.

Hay dos maneras de perder: yendo al asalto descabellado, desligado de la gente, y otra, consumirse como un brasero.

¿Qué papel debe tener el PCE?

El PCE, tal y como lo concibo y lo expresé también en 2008, esuna entidad pensante y combatiente (teoría y acción), pero su mensaje, sus convicciones, expresadas directamente a la ciudadanía, no se entienden. Debe haber un aparato mediador con el que se está de acuerdo en torno a la práctica, en la elaboración de un programa. Así se concibió IU. Eso significa que el PCE tiene dos obligaciones: su funcionamiento regular y también su implicación en entidades colegiadas o colectivos, sea IU u otra cosa. No entiendo la reduplicación de estructuras. No estoy pidiendo un partido de académicos, de gente con título. Pablo Iglesias [el fundador del PSOE] era intelectual, y he conocido jornaleros de mi partido que eran intelectuales.

¿Sigue defendiendo la 'teoría de las dos orillas'? ¿IU ha retomado su legado?

Nunca me he enfadado con lo que de nosotros hayan podido decir los otros, pero siempre me sacaba de quicio que el discurso aprobado por los órganos de IU fuera contestado por los mismos que lo aprobaron. Eso es una práctica deshonesta. Yo nunca dije que PSOE y PP eran lo mismo. El castellano diferencia entre el verbo ser y estar. Lo expreso con otro ejemplo: un alfil blanco y otro negro se diferencian por el color, pero en el tablero... son lo mismo. La política económica, social, internacional, cultura... de PSOE y PP son una manifestación de un pensamiento conservador. Yo no fui el dogmático que no quise saber nada del PSOE. Le ofrecí pactos a Felipe González y no firmé la moción de censura contra él, como quería José María Aznar. Por tanto, ¿con el PSOE a toda costa? Nunca. Tendría que reproducirse una situación extrema, que pudiera recordar al Frente Popular [de 1936]. ¿Que viene la derecha? Sí, pero la política de derechas también la hace [José Luis Rodríguez] Zapatero.

¿IU entonces tiene más perfil que en la etapa de Gaspar Llamazares, de 2000 a 2008?

Veo a mi coordinador bien, aunque las cosas no son iguales en todos sitios. Sentarnos en un sillón para poner nuestras posaderas, sin saber bien qué podemos hacer, no merece la pena.

¿Por qué hay dirigentes y militantes que se van de IU? Porque se sigue yendo gente...

Ha habido un goteo constante, sí, y todos tienen su historia...

¿El proyecto de IU puede resultar excluyente?

Voy por partes. Tenemos varias salidas en la época de Santiago Carrillo . Unos pensaban que el partido debía democratizarse... Ha habido un problema en IU que nunca resolvimos: las alianzas. En Francia, los dirigentes han vivido la unión de comunistas y socialistas. Pero aquí, en el franquismo, al no existir el PSOE, el concepto de alianza era otra cosa: capas sociales, movimiento, programa. Yo siempre abogué por la unidad, pero sobre un programa. Nunca se me dijo. Y ahí tienen ustedes a Nueva Izquierda, en el PSOE, aguantando unas disciplinas que en IU no fueron ni la décima parte. Por no hablar de ilustres secretarios de Estado [Diego López Garrido]. Luego IU no despega y la gente quiere tener su puesto al sol.

Al estar todo el día moviéndonos en el vaivén, llega un momento de fijar posiciones. Discutamos sobre alianzas sin subterfugios. Al final, se impone por la vía de la práctica ser el báculo del PSOE. Yo creo que con el PSOE hay que llegar a acuerdos programáticos, pero los justos, los cabales, sin engañarnos y sin engañarnos nosotros mismos.
¿Pero la casa de IU es hoy acogedora? Hay gente que se sigue yendo, en pleno proceso de refundación.

Todavía en IU existe gente que es inquieta. No tenemos acciones de poder. Lo que pasa es que no hemos sabido canalizar esa rebeldía.

Un ejemplo que le han mencionado mucho es el de la actual ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, persona de su confianza y que usted consideraba amiga.

No quisiera hacer de esto una revista rosa. Mis hombres de confianza total y absoluta en IU eran Víctor Ríos, Paco Frutos o Salvador Jové. Rosa fue de mi confianza exclusivamente parlamentaria. Fue así, y no de otra manera. Otra cosa es que yo la conociera de Córdoba desde hacía mucho tiempo y que yo apoyara su candidatura como alcaldesa cuando fue designada por los compañeros de Córdoba yendo el último de la lista. Pasó el tiempo y no coincidimos, y nadie me oyó decir ni pío hasta abril de 2009 [cuando el presidente andaluz, José Antonio Griñán, la aupó a la Consejería de Obras Públicas]. Ahí dije que era un acto de transfuguismo. Ya está. No quiero hablar de esto mucho.

¿Por qué IU no ha promocionado a una generación de líderes jóvenes? A parte del electorado le puede resultar una fuerza con una clase dirigente poco renovada.
Ser joven no significa en absoluto que se sea mejor, o más de izquierdas. La dirección es cuestión de inteligencia y de juventud de pensamiento. El mito de la juventud me la trae al fresco. Lo que hace falta es remover las direcciones, como yo propuse. Pero yo no hablaba de que entrase gente con pocos años.

¿Qué ocurre para que en España y en Europa triunfen los partidos de derecha? ¿Qué culpa tienen la izquierda y los sindicatos?

La izquierda ha sido una aplicación herética de la derecha, ha participado del mismo modelo que ella. Cuando cayó el Muro de Berlín, la socialdemocracia se alzó como portavoz de la izquierda, y no dio la talla. Los sindicatos apoyaron el crecimiento sostenido, apoyaron el Tratado de Maastricht [de 1992] claro que tuvieron su responsabilidad en toda Europa. Se pusieron el dogal. Claro, se podía decir que entonces era muy difícil sustraerse a lo que decían los medios, a lo moderno. ¡Hicieron de la palabra modernidad la trampa para derechizarse! Bajo esta palabra la izquierda ha hecho sus peores disparates.

Ahora la izquierda está sin política, sin proyecto y sin ideas, cuando su modelo pasa por la contestación del mercado, la competitividad y el crecimiento sostenido, la trinidad del capitalismo. A esa situación se ha conducido ella solita. ¿Qué veremos en las próximas elecciones? La pelea de dos marcas distintas y de una sola política, con diferencias adjetivas, accesorias, pero no fundamentales, no estructurales.

¿Pero por qué los ciudadanos no confían en la izquierda alternativa?
Los ciudadanos también tienen su parte de responsabilidad, aunque están mediatizados, porque la prensa media desde sus intereses económicos y editoriales. Luego hace falta una imagen, pero no la que crean los laboratorios. Hace falta crearse la estirpe de dirigentes, no el flan y la compota de los líderes de hoy.

Pero la izquierda debe hablar de derechos y de deberes, al mismo nivel. Hace años, vi un cartel de Largo Caballero en la sede de UGT de Cartagena que decía: "A los trabajadores, hay que decirles la verdad, aunque no les guste". Es la verdad. Siempre me negué a decir que el partido defendía a los trabajadores. El PCE lucha con los trabajadores que quieren pelear, y si no que aguanten con lo que hay. El partido está contigo, en la vanguardia, pero no es tu redentor, tu abogado defensor. Si no, se hace un discurso aparentemente de izquierdas, pero muy reaccionario en el fondo: a la gente no la haces participar, la representas. Y eso va contra los principios de la izquierda.

Fuente: Público

26 de noviembre de 2010

El auge del fascismo en la Europa de la crisis





Pau Alarcón y Jordi Aizcorbe


La ultraderecha ha escondido los bates para presentarse con corbata ante los medios, persiguiendo una imagen de respetabilidad democrática. Sin embargo, tras esta apariencia inofensiva, operan en las calles movimientos neofascistas xenófobos, ultranacionalistas y violentos, íntimamente relacionados con aquellos líderes. En todos los casos, más allá de formaciones neo-fascistas, se desarrollan movimientos ultraderechistas mucho más amplios, con núcleos activos de jóvenes violentos, publicaciones, grupos de música, páginas web, organizaciones satélites, etc.

En cuanto a las causas del crecimiento de la ultraderecha europea, podemos identificar tres elementos centrales: la crisis económica y social, con el descenso del poder adquisitivo, aumento del paro y la pobreza…; la crisis de una clase política tradicional desprestigiada, marcada por una corrupción institucionalizada y una nefasta política neoliberal; y el racismo y nacionalismo institucional, que ha legitimado el discurso xenófobo de la ultraderecha.

Muchas formaciones han experimentado un rápido e inesperado crecimiento, tanto electoral como social. A menudo su éxito ha partido de pequeñas victorias locales, que han servido para impulsarles a las arenas estatales. En consecuencia, hay que arrancarle la corbata al neofascismo cuanto antes, por muy insignificante que pueda parecer cada aparición.

El neofascismo europeo: auge y consolidación

El progreso del fascismo se ha plasmado en el crecimiento electoral de estos partidos. En el Parlamento europeo, cuyo sistema electoral por circunscripciones grandes favorece su representación, han pasado de ocupar 19 a 35 escaños tras las elecciones de 2009.

En Europa del Este, el caso más alarmante lo constituye el ultraderechista Jobbik húngaro, actual tercera fuerza política del país, a dos puntos del partido socialdemócrata. Se mantuvo en torno al 2% de apoyo electoral hasta hace dos años, cuando experimentó un gran ascenso, primero en las elecciones europeas y después en las legislativas, consiguiendo hasta un 17% del voto.

En Europa del Este la extrema derecha culpabiliza a las minorías en un contexto de aumento del paro, grave pobreza y enorme exclusión social. Fue bastante sonado el impacto del neofascismo en Hungría o el establecimiento en Polonia del gobierno ultraconservador e integrista Ley y Justicia de los gemelos Kaczynski (uno de ellos muerto en un accidente de avión), pero se están desarrollando otros procesos similares en países como Croacia, Chequia, Eslovaquia, Bulgaria y Serbia.

En Eslovenia, el Partido Nacional Eslovaco se encuentra en el gobierno, en una sorprendente coalición con los socialdemócratas. Su discurso xenófobo se ceba contra la minoría húngara, que roza el medio millón. Su líder, Ján Slota, les considera “un cáncer en el cuerpo de la nación eslovaca”.

Hacia el centro de Europa, Austria representa un caso paradigmático del avance del fascismo del siglo XXI. En las elecciones de 2008, dos formaciones ultraderechistas acapararon cerca del 30% del voto: el Partido Liberal de Austria (FPÖ) obtuvo el 18% y la Alianza Futuro Austria (BZÖ), una escisión del anterior, el 11% (ambos experimentaron una subida de siete puntos respecto a las elecciones de 2006). Esta escisión estaba liderada por Jörg Haider, quien alcanzó en 1999 el segundo lugar a nivel nacional e integró una coalición con los democratacristianos. Murió en un accidente de tráfico en 2008.

En las europeas de 2009 el FPÖ obtuvo el 12’78% del voto, doblando el porcentaje de 2004, con una campaña anti-turca con el lema “Europa tiene que seguir siendo cristiana”.

La islamofobia recorre Europa

La islamofobia y la intolerancia racista está generando un importante rédito político a la extrema derecha en los países más ricos como Suiza, Bélgica, Holanda, Noruega, Suecia, Dinamarca o Finlandia (donde el partido Verdaderos Finlandeses obtuvo un escaño en Europa con un 9’8% del voto).

El de Holanda es un caso grave. El Partido de la Libertad se convirtió en las europeas de 2009 en la segunda fuerza política, con un 17% del voto y cuatro escaños. A nivel local ha conseguido importantes resultados. Su líder, Geert Wilders, defiende la prohibición de la construcción de mezquitas y el freno de la inmigración musulmana, pues “el Corán incita al odio y al asesinato”.

En Suiza, el racismo en general y la islamofobia en particular gozan de un gran respaldo social. En 2006 se apoyaron con un 67’8% y un 68% dos leyes que atacaban los derechos de la población inmigrante, y en 2009 un 57’7% del voto aprobó incluir en la Constitución la prohibición de construir alminares en las mezquitas, donde el muecín llama a la oración. Este racismo social ha reforzado a la extrema derecha, bien situada en el gobierno federal suizo.

El principal referente ultraderechista es la Unión Democrática de Centro, que utilizó carteles publicitarios con ovejas blancas expulsando a una oveja negra (idea que copió Democracia Nacional en el Estado español). En las elecciones de 1995 alcanzó el 14’9% del voto, resultado que amplió con creces en 2007 con un 29%, siendo el partido más votado (algo que ya logró en las regionales de 2003). En 2008, su líder fue nombrado Ministro de Defensa.

El neofascismo alemán es quizá el que más recuerda a la mayoría de grupúsculos ultraderechistas españoles, vinculados a la parafernalia neonazi, ultraviolentos, marginales y nostálgicos del fascismo clásico. La organización más grande es el Partido Nacionaldemocrático Alemán, que en 2008 tenía más de 7.000 afiliados, contando con grupos de choque de neonazis y skinheads muy violentos. En varias elecciones regionales ha obtenido resultados cercanos o superiores al 10%.

En Italia encontramos otros casos paradigmáticos. Alianza Nacional (AN) surgió a partir del Movimiento Social Italiano, vinculado al fascismo de Mussolini, que inició un proceso de reconversión a inicios de los ‘90 bajo el liderazgo de Gianfranco Fini. Obtuvo unos resultados sorprendentes en varias elecciones municipales: por ejemplo, en 1993 Fini obtuvo un 46’9% en Roma y Alessandra Mussolini, la nieta del dictador, un 44’4% en Nápoles.

En 1994, Berlusconi encabezó un gobierno de coalición con AN y la Liga Norte. De este modo, un partido surgido de los restos del fascismo obtuvo la respetabilidad tan anhelada. La fusión de AN con Forza Italia de Berlusconi en el partido Pueblo de la Libertad supuso un punto de inflexión en la normalización de los neofascistas y su discurso, incorporados al gobierno italiano. Tras diversos desencuentros, esta fusión se ha truncado con la salida de Fini y sus seguidores.

La ultraderecha italiana de la Liga Norte, que también persigue la respetabilidad democrática, preocupa especialmente. Haber participado en diversos gobiernos en coalición le ha ayudado mucho. Uno de sus miembros, Roberto Maroni, se ha alzado con el Ministerio del Interior. Su crecimiento electoral se ha evidenciado en las regionales de 2010, con un 12’7% del voto nacional que casi triplica los resultados de 2005, obteniendo un 40% en muchas ciudades.

La medida que más evidencia la realidad del neofascismo, propuesta por la Liga Norte, es la legalización de patrullas callejeras para supuestamente garantizar la seguridad. Los voluntarios de la “Guardia Nacional Italiana” visten un uniforme caqui que incluye una corbata y una gorra con un águila imperial romana. En este caso, la combinación de la corbata y el bate es evidente. Según los promotores, ya hay más de 2.000 integrantes activos por toda Italia.

La llegada de la extrema derecha al poder en Italia ha potenciado el racismo institucional, como evidencian las expulsiones masivas y otras vulneraciones de derechos básicos.
También resulta paradigmático el caso del Frente Nacional (FN) francés. Está liderado por Le Pen, un histórico del fascismo francés, que impulsó desde los años 70 una redefinición estratégica de la extrema derecha basada en la proclamación de lealtad a las reglas del sistema democrático.

Tras un comienzo tumultuoso de escasos resultados, esta estrategia fue exitosa. El FN entró en el escenario político a partir de pequeños éxitos electorales municipales. Su campaña vinculaba el aumento de la inmigración con la inseguridad. Al pactar con los democratacristianos en varios municipios, proyectó su imagen de respetabilidad.

El gran salto lo dio en las elecciones europeas de 1984, donde obtuvo 2.700.000 votos, el 10’95%, Desde ese momento, ha superado los dos millones de votos, con algún pico destacado como en las presidenciales de 1988, donde obtuvo 4.375.894 votos (el 14’38%), o en las presidenciales de 1995, donde alcanzó el 15% con 4.571.138 votos. En 2002 Le Pen pasó a la segunda vuelta como candidato a la Presidencia frente al democratacristiano Jaques Chirac, que venció holgadamente. Hasta la actualidad, el FN ha seguido obteniendo resultados electorales notables tanto a nivel regional como estatal.

En general, todos estos partidos se apoyan fundamentalmente en las clases medias, integradas por pequeños comerciantes y propietarios industriales, trabajadores autónomos, pequeños empresarios, cuadros superiores, profesionales liberales, consultores y artesanos. Ante el desplome de los democratacristianos, el discurso de la nueva ultraderecha llega directo a sus corazones y carteras. Sin embargo, con su creciente éxito político, han ampliado su electorado hacia barrios obreros, con fórmulas como la defensa de las personas nacionales frente a las extranjeras.

Entre sus votantes, solamente una minoría es defensora declarada de un régimen fascista. Tampoco cuentan con una mayoría de militantes de tendencia neofascista, lo que no sucede entre sus cuadros dirigentes. Eso no significa que estos partidos hayan dejado de ser fascistas, sino que han triunfado en su estrategia de captación electoral y social.

El neofascismo llama a nuestras puertas

En el Estado español no estamos al margen de estas dinámicas. La violencia xenófoba y fascista está muy presente, con 81 asesinatos desde 1991 y unas 4.000 agresiones cada año. Aunque el franquismo y su legado aislaron a la ultraderecha de los movimientos renovadores europeos y el PP absorbió a muchos sectores de la extrema derecha, en los últimos años el neofascismo intenta levantar cabeza.

Más allá de las organizaciones más nostálgicas del franquismo (como las Falanges, Alternativa Española o Manos Limpias) o los grupúsculos neonazis más violentos (como Nación y Revolución o el Movimiento Social Republicano), la amenaza más seria la representan los neofascistas que intentan parecer demócratas respetables (algunos con más éxito, como Plataforma per Catalunya, y otros con menos, como Democracia Nacional o España 2000). Por supuesto, hay que combatir a la extrema derecha en cualquiera de sus expresiones, con todos los medios necesarios. Pero las experiencias europeas nos señalan hacia dónde debemos prestar especial atención.

Como ha sucedido en muchos casos europeos, el neofascismo pretende dar el salto a partir de éxitos locales. Plataforma per Catalunya (PxC) encarna la mayor amenaza actual. Con el racismo y sobre todo la islamofobia como enganche, esta formación pasó de obtener 5.000 votos y 6 concejales en 2003 a 12.400 votos, 17 concejales y 3 consejeros comarcales en 2007. Para las próximas elecciones municipales en 2011 ya tienen previsto presentarse en el 20% de los municipios catalanes (177).

PxC encaja con el perfil del neofascismo europeo. De hecho, son bien conocidos sus vínculos con el Frente Nacional de Le Pen, el FPÖ austríaco y otras formaciones y personajes de quienes recibe apoyo y financiación. Sus militantes y votantes trascienden el ámbito de la extrema derecha. Si bien sus principales impulsores provienen del fascismo (como su líder, Josep Anglada, que fue la mano derecha de Blas Piñar en Fuerza Nueva) y cuenta con numerosos ultras entre sus filas, también hay militantes provenientes del PP, CiU, PSC-PSOE, ERC e incluso CCOO y UGT. El caldo de cultivo de este viraje a la derecha han sido décadas de racismo institucionalizado a nivel político, mediático, policial, etc.
Antes de que crezcan, resulta vital pararles los pies a estos fascistas con corbatas. Nuestra mejor arma es la unidad y la movilización contundente. En Catalunya se está consolidando la plataforma Unitat Contra el Feixisme i el racisme (Unidad Contra el Fascismo y el racismo, UCF), que aglutina contra PxC a numerosas organizaciones de inmigrantes, políticas, sindicales, vecinales, culturales, etc. Está dificultando bastante los intentos de PxC de lavar su imagen de cara a las autonómicas del 28 de noviembre. Ése es el camino a seguir.

Pau Alarcón es activista de En lucha y coautor del libro "No pasarán... aunque lleven trajes. La lucha contra la extrema derecha hoy" (Editorial la Tempestad).





--------------------------------------------------------------------------------
Unidos y unidas contra el fascismo

Existe un nuevo marco de lucha en Catalunya, un movimiento unitario para intentar frenar la expansión de las ideas racistas y xenófobas. PxC se ha convertido en el portavoz de la islamofobia en este país. Mientras los fascistas se inspiran en el auge electoral de sus colegas europeos, el Partido Popular y otros individuos de los partidos mayoritarios se suman a la despreciable tarea de ganar los votos del miedo, el racismo y la desesperación.

Ahora bien, hemos decidido no dejarlos avanzar. Un grupo de activistas procedentes de la Plataforma Aturem la Guerra impulsaron, ahora ya hace unos meses, una iniciativa unitaria para parar el fascismo. Se decidió que ésta debía ser lo más amplia posible, pues el fascismo y sus ideas se tienen que combatir con la fuerza del número y la unidad. El pasado 15 de octubre celebramos el acto de presentación de UCF en el local de las organizaciones juveniles de Barcelona. En el acto se pudo comprobar la diversidad de la nueva iniciativa. Tomaron la palabra activistas antifascistas de Vic, Villanova i la Geltrú y El Vendrell, así como el presidente de la Confederación de Asociaciones Vecinales de Catalunya, un representante de la Federación de Asociaciones de Gitanos de Catalunya, un concejal de las Candidatures d’Unitat Popular (CUP), una dirigente de SOS Racismo, un miembro del Frente de Liberación Gay de Catalunya y una representante del sindicato mayoritario de maestros (USTEC-STES), entre otros. Si bien es cierto que existen debates abiertos dentro de este nuevo marco, hay un gran consenso entorno a la necesidad de movilizar a la sociedad de forma masiva y unitaria para hacer frente a la amenaza fascista.

Ya se han realizado los primeros debates y también las primeras acciones. En Rubí, el fascista Anglada tuvo de suspender su acto gracias a la movilización ciudadana. En L’Hospitalet la falta de tiempo impidió realizar un acto masivo de protesta, pero aún así nos manifestamos de forma unitaria por el centro de la localidad, gritando eslóganes contra el fascismo y repartiendo tres mil octavillas a los vecinos. Con esta acción se está vertebrando en la ciudad un movimiento unitario contra el fascismo en el que participan, entre otros, la izquierda independentista, CCOO, En lluita, PSUC-viu, Iniciativa per Catalunya, EUiA y las asociaciones vecinales.

Ésta es una tarea muy importante si no queremos que el racismo se normalice; que la islamofobia, que tan exitosamente combatimos con el movimiento antiguerra, no reaparezca con fuerza; y, finalmente, si no queremos que los fascistas ganen respetabilidad e influencia política. Es de vital importancia evitar que crezcan.

El primer paso se ha dado, ahora toca que todos y todas nos sumemos a esta lucha unitaria. Para empezar podemos extender y difundir la existencia de UCF y convocar al máximo de gente para la gran movilización del próximo 20 de noviembre, a las 17h., en el centro de Barcelona. El día en que celebraremos la muerte del dictador debemos demostrar que estamos decididos a arrancar de raíz la amenaza fascista. Por otro lado, será importante ir construyendo nuevos marcos unitarios en el máximo de pueblos, ciudades y barrios que puedan frenar, día a día, la expansión de los fascistas.

Jordi Aizcorbe, militante de En lluita y UCF.

El PCE prepara un plan de acción para que republicanismo deje de ser testimonial




El Partido Comunista de España (PCE) dará el sábado un paso para avanzar hacia la III República con la celebración de una Conferencia en Madrid en la que pretende definir un plan de acción unitario para que el republicanismo supere su actual fase "testimonial" y se concrete en iniciativas ciudadanas.


Una Conferencia Republicana que se celebrará a lo largo de todo el sábado en el Centro Cultural de Moncloa (Madrid) y a la que asistirán más de 300 delegados del PCE y unos 100 invitados.

El eje sobre el que se centrará la conferencia es un documento elaborado, entre otros, por el secretario general del PCE, José Luis Centella, el ex coordinador general de IU Julio Anguita y otros dirigentes del partido.





Con esta iniciativa el PCE pretende consolidar un movimiento republicano "sólido" con una organización más concreta y mayor amplitud de objetivos, en palabras de Centella.


Para lograrlo, es imprescindible trazar un plan de acción "unitario" y de "amplia participación" de todo el movimiento republicano, lo que permitirá impulsar iniciativas ciudadanas que "hagan visible la lucha por la III República", como, por ejemplo, celebrar referendos simbólicos donde se pida optar entre Monarquía y República.


La propuesta republicana por la que apuesta el PCE está vinculada con la defensa de los derechos y deberes de los ciudadanos y con el ideario de izquierdas, valores que, según el partido, cobran especial relevancia en una situación de crisis como la actual, que "no tendrá solución total en el marco actual del capitalismo".


De hecho, el partido se propone implicar al movimiento obrero en las acciones para avanzar hacia el republicanismo.
Además, el PCE quiere integrar la lucha por la III República con la lucha contra la impunidad de los crímenes de la dictadura franquista y "enmarcar el significado de la dinastía borbónica con su implicación en la política española, siempre del lado de los poderosos".


El documento sobre el que pivotará la conferencia, elaborado, entre otros, por Julio Anguita, justifica la propuesta de avanzar hacia la III República alegando el "agotamiento de la Transición" y la crisis no sólo económica, sino de valores, en la que está inmersa España.

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

Conferencia Republicana del PCE en Madrid: Más de 300 delegados/as y 100 invitados/as pondrán los cimientos de la III República




Este sábado se celebrará la Conferencia Republicana del PCE, en torno a un documento elaborado por una comisión de la que forman parte, entre otros, Julio Anguita, Teodulfo Lagunero, Antonio Romero, José Luis Centella, José Antonio Barroso, José María Coronas, Víctor Díaz Cardiel, Armando López Salinas, Gloria Aguilar y Ginés Fernández. Documento que fue aprobado por el Comité Federal del PCE.



La Conferencia, que se celebrará este sábado en Madrid, en el auditorio del Centro Cultural de Moncloa y contará con la participación de 300 delegados y delegadas de todas las federaciones del PCE y la presencia de más de 100 invitados de prestigio de todo el Movimiento Republicano. Comenzará a las 10.30 con la presentación de documentos y la clausura está prevista para las 19 horas.

El Secretario General del PCE, José Luis Centella señala que el propósito de esta Conferencia es avanzar hacia la consolidación de un movimiento republicano sólido y hacia una mayor concreción organizativa, y de amplitud de objetivos”, para Centella estamos en el momento de empezar a caminar hacia la consecución de la III República desde un proceso constituyente de amplia participación, por lo que los comunistas plantearán la necesidad de concretar un plan de acción unitario de todo el movimiento republicano para lo inmediato, a la vez que se impulsarán iniciativas ciudadanas que hagan visible la lucha por la III República.

Otros objetivos de la Conferencia son los siguientes:

- Identificar la propuesta republicana con la situación de crisis sistémica que se sufre y que no tendrá solución total en el marco actual del capitalismo

- Definir una propuesta republicana del PCE para aportar al debate con voluntad de generar hegemonía en el movimiento republicano para generar un proceso de convergencia.

- Desarrollar una propuesta que parta de la idea de que la lucha por la República es un compromiso ciudadano en torno al desarrollo de Derechos y Deberes en lo que podemos llamar creación de conciencia cívica.

- Avanzar hacia la consolidación de un movimiento republicano sólido que supere la fase testimonial, el movimiento republicano debe dejar de estar sustentado en un sentimiento para avanzar hacia una mayor concreción organizativa, debemos tener en cuenta que sólo con la movilización social se alcanzan cambios.

- Empezar a caminar hacia la consecución de la III República desde un proceso constituyente de amplia participación

- Necesidad de concretar más en el documento un plan de acción para lo inmediato, identificando los elementos de la coyuntura que facilita el trabajo de ampliar la base social republicana, a la vez que se impulsar iniciativas republicanas, como por ejemplo la celebración de referéndum simbólicos entre monarquía o república

- Integrar la lucha por la III República con la lucha contra la impunidad de los crímenes de la dictadura franquista

- Enmarcar el significado de la dinastía borbónica con su implicación en la política española, siempre del lado de los poderosos.

- Implicar al movimiento obrero en el movimiento republicano

25 de noviembre de 2010

DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO





DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO
PLAZA DEL CASTILLO DE PAMPLONA, 20:OO HORAS
ORGANIZA
PLATAFORMA DE MUJERES CONTRA LA VIOLENCIA SEXISTA

Afrontamos este 25 de noviembre de 2010 inmersas en una crisis económica que está suponiendo negativas consecuencias para la vida de las mujeres. Estamos siendo de nuevo relegadas a la reproducción de los roles que creíamos superados el hogar, la crianza, los cuidados y los trabajos peor pagados,.

El patriarcado y el capital, aprovechan todos los momentos para intentar relegarnos al ámbito de lo doméstico, apartarnos del trabajo asalariado. La feminización de la pobreza, no es una entelequia, es un dato objetivo, es una realidad constatable a través de las tasas de desempleo femenino, de las de actividad y del reparto de la riqueza.

La precariedad, la inestabilidad, los contratos a tiempo parcial y abaratados, es la oferta laboral para las mujeres. Además, la reforma de las pensiones va a significar un empeoramiento en la vida de las mujeres, el retraso de la edad de jubilación y la pretendida anulación de algunos tipos de pensiones no contributivas, van a favorecer un mayor empobrecimiento femenino.





Hemos podido comprobar también en los últimos meses, la creciente reafirmación del integrismo religioso contra las mujeres. Las mujeres están siendo asesinadas por supuestas infidelidades, quemados sus rostros por asistir a las escuelas; envenenadas por salir a la calle sin la compañía de varones.

Desde África hemos recibido los informes de cómo los soldados han explotado, violado y abusado sexualmente de niñas y de mujeres de todas las edades, aprovechándose de su pobreza y debilidad.

Observamos como en nuestro entorno cultural, el debate del burka se enfoca como una cuestión de seguridad ciudadana, en lugar de cómo una forma de discriminación directa contra las mujeres. Como la prohibición del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo es la moneda de cambio en Brasil. Como Naciones Unidas enfoca la trata de mujeres con fines de explotación sexual como un problema migratorio.

En España, el Gobierno del PSOE no avanza en la reforma de la Ley Integral contra la violencia, empecinado en que la única que existe es la que se da entre parejas o ex parejas, obstinado en no reconocer que la violencia de género es una cuestión estructural que hay que erradicar desde todos los ámbitos. Ya se han cumplido cuatro años desde la entrada en vigor de la ley y nos hemos ratificado desgraciadamente en que la ley por sí sola no es la solución y en modo alguno ha devenido disuasoria para los maltratadores.

Es necesario modificar la Ley Integral para redoblar esfuerzos y exigir por parte de todas las instituciones el desarrollo de medidas que sean auténticamente integrales y transversales, y que impliquen a todos los estamentos sociales y políticos, abordando en su integridad la violencia género, sin que se limiten a la llamada violencia doméstica, y que estén dotadas de recursos materiales humanos y económicos suficientes.

Síntoma de la desconsideración institucional hacia las mujeres ha sido la eliminación del Ministerio de Igualdad, que aunque sin competencias exclusivas en igualdad de género y sin un presupuesto significativo, representaba simbólicamente la aspiración del movimiento de mujeres y el feminista.

Hoy más que nunca es necesario que el movimiento feminista y las organizaciones de izquierda real, nos agrupemos y nos organicemos en torno a la toma de acuerdos para defender una estado español sin violencia de género.

Porque solo construyendo igualdad, es posible un mundo sin violencia, es urgente que consigamos la fuerza para transformar una realidad que ya no podemos soportar por más tiempo. Tenemos que influir decididamente en la creación de una verdadera coordinación política y administrativa entre las Administraciones Públicas, para atajar esta la lacra social. Es necesario, la implicación de todos los poderes públicos en dar las respuestas que la sociedad está reclamando y conseguir un mundo sin Violencia de Género.

La monarquía tendrá su museo





Sito bajo el patio del Palacio Real, se llevan invertidos hasta ahora en la obra cuarenta millones de euros, que serán ochenta o unos cuantos más cuando se dé fin a la misma. Yo no sé qué interés específico puede tener un Museo de la Monarquía ubicado en el mismo escenario del Palacio Real, uno de los edificios más visitados por los turistas.

Ayer pudimos ver en varias ediciones de los telediarios que los 35 años de la monarquía española de 1975 fueron conmemorados con un reportaje que más parecía propio del balance final de un periodo histórico. ¿A qué viene dispensar tanta cobertura documental a esos siete lustros? ¿Es que acaso el rey piensa abdicar y lo de ayer fue sólo un ensayo de lo que nos espera si tomara esa decisión?



Es más, esta mañana, leyendo algunos periódicos electrónicos, se insiste en la materia y hasta se echa de menos que la Casa Real no ofreciera fotos de familia y demás actos y comparecencias que celebrasen tan señalada efeméride, como si sus miembros estuvieran obligados a ello sólo por el hecho de que la fecha ha sido motivo noticioso de documentación en los telediarios.

Gracias a Cuarto Poder me entero hoy de que esos 35 años de reinado de Juan Carlos I formarán parte del Museo de la Monarquía que tendrá España en 2013. Sito bajo el patio del Palacio Real, se llevan invertidos hasta ahora en la obra cuarenta millones de euros, que serán ochenta o unos cuantos más cuando se dé fin a la misma.

Yo no sé qué interés específico puede tener un Museo de la Monarquía ubicado en el mismo escenario del Palacio Real, uno de los edificios más visitados por los turistas que llegan a Madrid y que ya de por sí ofrece o podría ofrecer una exhibición bien fehaciente de lo que ese tipo de régimen representó en España desde el siglo XVI.


En unos tiempos de crisis económica como los corrientes, y teniendo en cuenta que el patrimonio cultural y arquitectónico a disposición de la monarquía nos va a costar 120 millones de euros en 2011, me parece un dispendio incrementar la cuenta con un museo como el aludido que supondrá algo más de quince millones de euros por año hasta 2013.

Claro que puestos a ver las cosas con una perspectiva mucho más reconfortante, también se podría interpretar el proyecto de acoger la monarquía a las salas de un museo como la posibilidad de que en un trienio este país pueda tener el derecho a elegir e instaurar la República como modelo de Estado. En ese caso se habría acertado plenamente con alojar el régimen de las coronas al lugar escénico e histórico que le corresponde.

Félix Población - Escritor y periodista


23 de noviembre de 2010

35 años de Monarquía Borbónica. El Borbón agradece a los medios de comunicación su pleitesía 35 años despues de jurar los "Principios del Movimiento






"Juro por Dios y sobre los Santos Evangelios, cumplir y hacer cumplir las leyes fundamentales del Reino y guardar lealtad a los Principios del Movimiento Nacional".

Así fue hace 35 años en la que, durante una semana, Juan Carlos Borbón, el delfín de Franco, solo vistió uniforme militar. Dos días después, el día 22, a las 12.35 del mediodía, el príncipe de España prestó juramento como Rey sobre los Santos Evangelios ante una corona de latón dorado, un cetro y un crucifijo. Lo hizo con las siguientes palabras: «Juro por Dios y sobre los Santos Evangelios, cumplir y hacer cumplir las leyes fundamentales del Reino y guardar lealtad a los Principios del Movimiento Nacional».

Alejandro Rodríguez de Valcárcel quien, como presidente de las Cortes y del Consejo de Regencia le había tomado juramento, le contestó: «Si así lo hiciereis, que Dios y la Patria os lo premien y, si no, os lo demande». Y con voz engolada y solemne se volvió hacia el hemiciclo gritando: «¡Queda proclamado Rey de España Don Juan Carlos de Borbón y Borbón que reinará con el nombre de Juan Carlos I», añadiendo: «¡Desde la emoción del recuerdo a Franco ¡Viva el Rey! ¡Viva España!». Era el primer español, desde que echaron a Alfonso XIII el 14 de abril de 1931, que gritaba tal cosa. No todas las 1.500 personas que llenaban el hemiciclo, entre procuradores, gobierno, Consejo del Reino e invitados , respondieron a ese grito.

Ayer, 35 años después de tomar posesión como sucesor del sanguinario dictador, Juan Carlos Borbón agradeció "el trato amable que ha recibido de los medios de comunicación" en todos estos años, pleitesía sin la cual habría sido inviable tanto su reinado durante tantos años.

Cuando está a punto de cumplir como Jefe de Estado los mismos años que estuvo Franco con el mismo cargo, el Borbón ya se prepara para una nueva sucesión, esta vez para su hijo, que si la democracia no lo remedia, estará al frente del estado durante otras cuatro décadas.


Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas