29 de octubre de 2010

COMUNICADO DEL PCE ANTE EL FALLECIMIENTO DE NUESTRO CAMARADA MARCELINO CAMACHO


Con profundo dolor y consternación acabamos de recibir la noticia del fallecimiento de nuestro querido camarada Marcelino Camacho.

Militante del PCE desde 1935, Marcelino, revolucionario, sindicalista, luchador antifranquista, internacionalista, dirigente del PCE, Secretario General y Presidente de CC.OO. dedicó su vida a la lucha por la mejora de las condiciones de vida de los oprimidos y oprimidas, por la libertad, el socialismo y el comunismo hasta el último minuto de su vida con una coherencia que hacen de él un ser excepcional.

El PCE manifiesta su cariño y solidaridad con Josefina, su inseparable compañera sin la que su obra no hubiera sido posible, con Yenia y Marcel sus hijos, con Vicenta su hermana, con sus nietos y demás familia a los que tiene muy presentes en estos momentos de dolor y tristeza.

El PCE llama a toda su militancia, a sus amigos y amigas y a los trabajadores y trabajadoras a expresar sus condolencias por tan irreparable pérdida visitando la capilla ardiente que se instalará en el auditorio Marcelino Camacho, junto al local de la USMR de CC.OO. y participando en la despedida pública que se realizará en la Puerta de Alcalá y sobre cuyos detalles informaremos desde la página web del PCE

28 de octubre de 2010

RECITAL POÉTICO EN HOMENAJE A MIGUEL HERNÁNDEZ POR SU CENTENARIO


Estimado/estimada amigo/amiga:

como probablemente sabrás, el próximo 30 de octubre se cumplen 100 años del nacimiento de Miguel Hernández, el ilustre poeta, luchador infatigable por la causa republicana y amante de la Justicia, de la Igualdad y de la Libertad, y de cuyo nombre esta Asociación se siente tan extremadamente orgullosa.

Como también probablemente sabrás, el Ayuntamiento de Barañáin se ha empecinado en privarnos de la posibilidad de celebrar el Centenario de Miguel Hernández de la manera en que la habíamos planeado con toda clase de artimañas de dudosa legalidad y nula ética.

Aún así, y aunque nos hemos visto forzados a trasladar el homenaje fuera de la localidad de Barañáin (de momento), nosotros y nosotras tampoco hemos desistido en el empeño, y por eso nos dirigimos a ti, para informarte de que el este próximo viernes, día 29 de octubre, a las 19:30 horas, en la Casa de Cultura de Burlada, hemos organizado un Recital Poético para honrar la memoria, la vida y la obra de Miguel Hernández, y en el que participarán Luis López Morquecho (poeta), y Jorge Sánchez (cantautor cubano).

Esperamos fervientemente tu asistencia, y deseamos también agradecer de todo corazón a través de estas líneas los muchos mensajes de solidaridad que hemos recibido estos últimos días.

Un saludo muy afectuoso,

Junta de la Asociación Cultural “Poeta Miguel Hernández”

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

Escuela y símbolos religiosos. Entrevista a Letizia Mancini, Experta internacional del uso de símbolos religiosos en el espacio público


Escrito por Paco Cerdá /Levante
Jueves, 28 de Octubre de 2010 06:12
Letizia Mancini (Bolonia, 1965), jurista y profesora de Sociología del Derecho en la Universidad Estatal de Milán, es experta internacional del uso de símbolos religiosos en el espacio público, abrió ayer un seminario de la Universitat de València sobre multiculturalismo.

Primero, y para evitar confusiones, ¿qué es un símbolo religioso?

Podemos definirlo a partir de su raíz griega, sumbalein, como "algo que une, que comparte la gente". Pero, al mismo tiempo, es algo que en las sociedades multiculturales divide, es decir, diabalein, a comunidades y confesiones que se reconocen en símbolos religiosos diferentes. Son las dos caras de un símbolo religioso en el nuevo contexto multicultural.

En las sociedades actuales, los símbolos religiosos desunen más que unen?

Sí, es verdad. Hoy los símbolos religiosos dividen a las sociedades y ahí el Derecho puede jugar un papel muy importante. Los derechos fundamentales de igualdad, libertad, seguridad y, sobre todo, laicidad, interpretada de forma inclusiva, son los principios que pueden ayudarnos a unir y a no imponer nuestros valores.

¿Considera que el Derecho ha de regular la presencia de los símbolos en el espacio público?
Hay símbolos religiosos que no necesitan una regulación porque son la expresión de una libertad religiosa que nuestro ordenamiento jurídico reconoce. Es decir: hay símbolos religiosos que no crean ningún conflicto y símbolos que sí lo crean.


Razóneme por qué sí o por qué no deben permitirse estos símbolos religiosos en el espacio público. Empecemos por el "burka".

El burka no puede ser usado. Pero cuidado: no se necesita una ley específica que lo condene, como estamos viendo en muchos lugares, porque el burka ya encuentra muchas normas que lo prohíben, como el principio de seguridad pública [por no reconocer a la persona que lo lleva] o la discriminación que confiere a las mujeres que visten esta prenda. Tampoco se puede llevar a la escuela una kirpan [la espada ceremonial usada por los musulmanes sij] porque atenta contra la seguridad.

¿Y el velo islámico o "hijab"?

El hijab, que mantiene reconocible la cara de la persona, es la manifestación de una libertad religiosa que no origina problema.

¿Y los hábitos que visten sacerdotes y monjas por la calle?

Tampoco son un problema, porque las monjas y los sacerdotes no representan el espacio público ni el Estado laico. Representan una confesión, una religión.

¿Y los crucifijos en las aulas?

Deberían ser quitados de las escuelas públicas por el mismo principio: es una expresión del Estado. Y si el Estado debe someterse al principio de laicidad, las paredes deben estar blancas. Las otras propuestas, que por ejemplo piden que estén todos los símbolos religiosos que pidan los alumnos, no me convencen. Creo que no asegura la libertad de las minorías.

¿Y los crucifijos o las vírgenes que muchas personas llevan colgando de una cadena o collar?
Eso no supone ningún problema, porque son personas individuales que quieren expresar su religiosidad de ese modo y que no van a hacer daño a nadie ni a limitar las libertades religiosas de los demás. Aquí lo importante es que el Estado tiene que garantizar igual espacio para todas las religiones y, además, para quien no se reconoce en ninguna religión.

¿El principio de laicidad ha de imperar sobre los demás?

La laicidad debe ser interpretada junto a otros principios fundamentales como la igualdad o la libertad. Pero el principio de laicidad puede ser un instrumento muy útil para garantizar el pluralismo cultural y religioso que caracteriza a nuestras sociedades.

¿Y cómo ha de actuar la justicia?

Los conflictos con los símbolos religiosos serán tratados de forma jurisprudencial más que legislativa. Es decir, caso por caso, y no de forma rígida. Y un papel importante lo ha de jugar la Unión Europea para regular y dar unos principios básicos y comunes a los países europeos.

En el fondo, ¿el problema es el símbolo religioso o que sea de una religión diferente a la que predominaba hasta ahora?

El símbolo religioso no es un problema en sí mismo, sino que esconde problemas más complejos. En el fondo, aluden al miedo que las sociedades europeas todavía tienen al hecho de que gente de otras culturas venga a nuestra sociedad para quedarse a vivir en ella. Por eso vemos que en paralelo a la prohibición del burka se quieren delimitar espacios para el crucifijo como símbolo cultural e identitario antes que religioso. Pero la dimensión social y cultural no es la dimensión jurídica. El Derecho no puede englobar en sus instrumentos y principios un discurso como el que implica asegurar que el crucifijo es un símbolo cultural. Eso es bastante peligroso.

Por tanto, pide la ausencia de símbolos religiosos en los sitios que dependan del poder público.

En mi concepción, el poder público no puede poner símbolos religiosos en los espacios públicos. Pero ello no significa que los alumnos no puedan acudir a las aulas vestidos con prendas religiosas, porque ellos no representan al poder público. Mientras estos símbolos no sean contrarios a algunos principios fundamentales del ordenamiento, los alumnos pueden entrar en las escuelas con sus símbolos religiosos. Con cruces al cuello o con un hijab que le mantenga descubierta la cara. Pero el aula de la escuela o el tribunal no debe tener símbolos religiosos.

¿Porque discriminaría a los ateos o a los grupos de otras religiones que se incorporan a la sociedad?


Exacto. Ése es un primer paso hacia una manera diferente de ver las sociedades multiculturales y los conflictos entre religiones.


Cuba como ejemplo. La sumisión de la Unión Europea que critica a Cuba mientras pacta con Marruecos


Escrito por Arturo del Villar
Jueves, 28 de Octubre de 2010 04:46

La Unión Europea debe llamarse mejor Sumisión Europea. Al Imperio gringo, naturalmente. No modifica su actitud contra Cuba, acordada en la llamada “posición común” propuesta en 1996 por el presidente del Gobierno español José María Aznar, también presidente del partido al que sus afiliados denominan exageradamente Popular. Este partido fue fundado por Manuel Fraga, ministro y hombre fuerte de la dictadura fascista, por lo que debe ser acusado de genocidio contra el pueblo español. En cuanto a Aznar, fue cómplice del emperador Bush II en la invasión de Irak, por lo que debe ser acusado de genocidio contra el pueblo iraquí. Pero, ¿quién va a hacerlo?

El Imperio no puede perdonar a la Revolución Cubana que librara al pueblo de una dictadura militar al servicio de sus intereses coloniales, hace 51 años. Ha tratado por todos los medios de aplastarla, incluso militarmente, como cuando armó a un ejército para que desembarcase en Playa Girón, en donde sufrió una derrota total, porque el pueblo cubano está dispuesto a defender sus libertades contra los colonialistas.


Al mismo tiempo, la asamblea general de la ONU condenaba una vez más el ilegal embargo comercial impuesto por el Imperio a la isla de Cuba. Es la otra manera que utilizan los imperialistas gringos para atacar al pueblo cubano. El emperador Obama I se burla de las decisiones de las Naciones Unidas, por lo que mantiene el embargo y el campo de exterminio de Guantánamo. ¿Quién va a censurar sus decisiones, si es el amo del mundo, el señor de la guerra, con potestad para invadir cualquier país?

Y la Sumisión Europea le apoya con gusto, porque acepta su liderazgo. Si el Imperio quiere estrangular a la Revolución Cubana, por las armas o por el embargo comercial, sus colonias europeas colaborarán diligentemente en el proyecto.

Cuba es un Estado libre e independiente, desde que se emancipó del colonialismo gringo. Tiene derecho a darse el régimen político preferido, y ningún país debe injerirse en sus asuntos internos. Le ha costado mucha sangre alcanzar la libertad.

Dicen los imperialistas y sus secuaces que la Revolución Cubana no cumple unos parámetros impuestos por ellos, lo que les permite intentar desestabilizarla. Fracasan en sus intentos, como fracasaron en la invasión armada de Playa Girón, porque el pueblo cubano impedirá por la fuerza que el colonialismo vuelva a adueñarse de la isla. Desea continuar viviendo en paz y libertad, ahora que la tiene después de tantos años de colonialismo, primero español y después gringo.

Han coincidido estas votaciones sobre Cuba con la revelación, gracias a Wikileaks, de las torturas cometidas en Irak por las tropas coloniales gringas. El entonces emperador Bush II, con la complicidad de José María Aznar, invadió a Irak porque convenía a los intereses de las multinacionales gringas. A España no le concernía el asunto, pero al tratarse de una colonia obediente envió a sus soldados a matar y morir junto a los pozos petrolíferos ansiados por las multinacionales.

Siempre se supo que los soldados gringos mataban y torturaban impunemente en los países invadidos, como Vietnam o Irak o Afganistán ahora, o tantos otros antes. Por eso los pueblos invadidos los odian y se organizan contra ellos. Tuvieron que huir a toda prisa de Vietnam, empiezan a hacerlo de Irak, y no tardarán en salir de Afganistán. Pero ni las Naciones Unidas ni la Sumisión Europea, ni tampoco el Tribunal Internacional de Justicia, osan criticar esas actuaciones contrarias al Derecho Internacional y a la Declaración de los Derechos Humanos.

Este Imperio criminal, por la misma causa, tiene el atrevimiento de censurar a la Revolución Cubana, y de intentar exigirle que modifique sus instituciones. Resulta que Cuba es una isla pequeña, que se levantó en armas contra el dictador militar apoyado por el imperialismo, y su ejemplo ha animado a otros estados latinoamericanos a enfrentarse al colonialismo. Eso no pueden tolerarlo las multinacionales, en otro tiempo explotadoras de las riquezas minerales y agrícolas de esos países. La CIA sigue pretendiendo derrocar a los presidentes independentistas, como acaba de intentar en Ecuador, y no cesa de interferirse en Venezuela. Pierde el tiempo: los pueblos que han alcanzando la independencia no van a consentir que se la vuelvan a robar: el continente ha despertado, gracias al ejemplo de Cuba.

En este sentido, hay que aplaudir las declaraciones del canciller cubano Bruno Rodríguez, contra la injerencia intolerable de la Sumisión Europea en los asuntos internos de la isla. Era necesaria, después de los acuerdos con la Iglesia catolicorromana, que también son una injerencia inadmisible: haberlos aceptado constituye un grave error, porque la Iglesia es una carcoma que destruye desde dentro, como bien sabemos los republicanos españoles. Esa política tolerante facilita decisiones como la tomada por la Sumisión Europea. La Revolución debe demostrar firmeza ante sus agresores al servicio del Imperio gringo, porque las señas de debilidad son aprovechadas para incrementar la intrusión en los asuntos internos de la isla, e incluso pueden servir para organizar otra invasión armada.

Mientras se suceden estas deliberaciones internacionales, el dictador absoluto de Marruecos se burla de las decisiones del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, y mantiene su dominio sobre el Sahara desde que invadió el territorio en 1975. Una vez más ha viajado a Marruecos un enviado de la organización internacional, para buscar una solución al problema. La respuesta marroquí ha consistido en matar a un muchacho saharaui de catorce años, al que acusa de ser un terrible terrorista poseedor de un arsenal tremendo.

Ni las Naciones Unidas ni la Sumisión Europea condenan al reino teocrático y dictatorial de Marruecos, culpable de la violación sistemática de los derechos humanos en la antigua colonia abandonada a su suerte por España, e ilegalmente anexionada al reino marroquí. El motivo reside en que ese reino es aliado del Impero gringo, y por lo tanto posee licencia para que sus soldados imiten a los imperiales en los territorios invadidos. Nadie se atreve a decirle al tirano teocrático que debe modificar su actitud criminal contra el territorio ocupado, y contra el mismo pueblo marroquí, carente de todas las libertades y de los derechos tenidos por inalienables.

Es que Marruecos posee grandes riquezas minerales, todas ellas propiedad del rey dictador, que es el amo absoluto del territorio y de sus habitantes. Las compañías multinacionales gringas no sienten interés por los derechos humanos, sino por los negocios económicos. Un dictador en África es tan útil como lo fueron los dictadores de la América Latina hasta que los pueblos se rebelaron. Es conveniente para el beneficio del Imperio sostener la tiranía, y por lo tanto la Sumisión Europea firma acuerdos comerciales preferenciales con Marruecos, sin enterarse de lo que sucede en el reino teocrático, y del trato recibido por los pocos opositores al régimen. Eso carece de importancia para la ética europea. Nos avergonzamos de ser europeos así.

------------------------

Arturo del Villar es Presidente del Colectivo Republicano Tercer Milenio


27 de octubre de 2010

ACTO HOMENAJE CENTENARIO MIGUEL HERNÁNDEZ


Estimado/estimada amigo/amiga:

como probablemente sabrás, el próximo 30 de octubre se cumplen 100 años del nacimiento de Miguel Hernández, el ilustre poeta, luchador infatigable por la causa republicana y amante de la Justicia, de la Igualdad y de la Libertad, y de cuyo nombre esta Asociación se siente tan extremadamente orgullosa.

Como también probablemente sabrás, el Ayuntamiento de Barañáin se ha empecinado en privarnos de la posibilidad de celebrar el Centenario de Miguel Hernández de la manera en que la habíamos planeado con toda clase de artimañas de dudosa legalidad y nula ética.

Aún así, y aunque nos hemos visto forzados a trasladar el homenaje fuera de la localidad de Barañáin (de momento), nosotros y nosotras tampoco hemos desistido en el empeño, y por eso nos dirigimos a ti, para informarte de que el este próximo viernes, día 29 de octubre, a las 19:30 horas, en la Casa de Cultura de Burlada, hemos organizado un Recital Poético para honrar la memoria, la vida y la obra de Miguel Hernández, y en el que participarán Luis López Morquecho (poeta), y Jorge Sánchez (cantautor cubano).

Esperamos fervientemente tu asistencia, y deseamos también agradecer de todo corazón a través de estas líneas los muchos mensajes de solidaridad que hemos recibido estos últimos días.

Un saludo muy afectuoso,

Junta de la Asociación Cultural "Poeta Miguel Hernández"

La lucha anticapitalista. Las líneas generales de la lucha contra el capitalismo en el Estado español en el crítico momento histórico actual.


Escrito por José López / UCR
Martes, 26 de Octubre de 2010 04:12

Estamos viviendo una gran ofensiva del capital. Nadie mínimamente concienciado e informado puede tener dudas al respecto. El problema es que dicha ofensiva tiene lugar, y no por casualidad, en un contexto general muy desfavorable para la clase trabajadora. Actualmente la izquierda está prácticamente desaparecida en combate y la conciencia de la clase obrera está bajo mínimos, aunque hay signos esperanzadores de que está empezando a renacer. Los acontecimientos recientes en Grecia, Francia y España parecen confirmar el resurgimiento de la contestación popular en Europa. El objeto de este artículo es indicar sucintamente cuáles deben ser, a mi modo de ver, los objetivos a corto, medio y largo plazo de la lucha anticapitalista, así como las estrategias más adecuadas para intentar alcanzarlos teniendo en cuenta la realidad actual. Cuando hablo de corto, medio y largo plazo, no me refiero necesariamente a muchos meses o años, simplemente expreso la idea de que hay objetivos que deben cumplirse antes que otros

1) Objetivos

a) A corto plazo

Lo más inmediato, lo más urgente, es detener la actual ofensiva neoliberal. Hay que echar para atrás la contrarreforma laboral y hay que impedir la contrarreforma de las pensiones. El éxito de participación en la pasada huelga general del 29-S en España debe ser acompañado del éxito en su objetivo: la retirada de la reforma laboral aprobada en el parlamento. No valen excusas de tipo técnico, del estilo “ya está aprobada la reforma, ya ha pasado el trámite parlamentario”. Cuando hay voluntad política, los obstáculos técnicos son superados. Si fue posible presentar una contrarreforma laboral que atentaba contra lo que ya había, no hay ningún motivo para no poder revertir la situación. Las bases de los sindicatos deben presionar a las cúpulas para incrementar la presión popular con el objetivo de forzar al gobierno a rectificar. Hay que salir más a la calle, hay que tomar múltiples iniciativas, y sobre todo hay que ir preparando el terreno para una nueva huelga general, incluso para sucesivas huelgas generales. No parece que Zapatero tenga intención de dar marcha atrás. Sospechosamente, los distintos gobiernos europeos parecen coordinados en cuanto a las respuestas ante sus ciudadanías. Todo apunta, por tanto, a que habrá que intensificar la lucha obrera, en cada país, e incluso a nivel continental.

Hay que seguir los ejemplos de Grecia y de Francia. Bien es cierto que el pueblo español no es tan combativo en la actualidad como los pueblos de aquellos países, pero el éxito inesperado de participación en la primera huelga contra Zapatero no ha lugar a dudas: la clase trabajadora española está dispuesta a dar la cara. La conciencia de clase, aunque muy menguada, ha resurgido con fuerza inusitada en apenas unos pocos meses, lo cual demuestra que con suficiente trabajo y tesón es posible rescatarla para que los trabajadores luchen. A pesar de 40 años de feroz dictadura, de más de 30 años de democracia de muy baja intensidad, de la permanente desinformación de los grandes medios, de una campaña mediática como nunca se había visto contra las huelgas y el sindicalismo en general, los trabajadores han reaccionado positivamente cuando han comprendido la gravedad del ataque del gobierno contra sus derechos más elementales. La lucha de clases sigue viva. El capital lleva atacando desde hace cierto tiempo, su ataque se ha intensificado en los últimos lustros, especialmente en el momento presente, y la clase trabajadora, por fin, empieza a reaccionar. Hay que trabajar mucho más para que esa reacción sea más contundente y duradera. Como así explico en mi artículo “La razón de ser de las huelgas”.

b) A medio plazo

Una vez lograda la retirada de la reforma laboral e impedida la de las pensiones, lo siguiente es luchar por una salida distinta a la actual crisis. Para ello hay que hacer comprender a la ciudadanía que las medidas tomadas hasta ahora por el gobierno no son las únicas posibles. Hay que explicar a los ciudadanos, a los trabajadores, que otras políticas son posibles. Que las medidas tomadas hasta el momento, además de injustas, son ineficaces. Que no sólo no resuelven la crisis sino que ahondan en ella. Como, de hecho, ya estamos observando. Desde que se aprobó la contrarreforma laboral el paro sigue aumentando y el empleo se precariza todavía más. Tras cada reforma laboral, el empleo se ha precarizado siempre. Ya no puede haber dudas en cuanto a esto: la llamada flexibilidad es precarización.

En particular, frente a la política neoliberal del gobierno hay que reivindicar las siguientes medidas (podemos basarnos en las propuestas de diversos intelectuales y colectivos, como Attac, al final de este artículo el lector puede encontrar una serie de artículos y manifiestos, entre otros, que hablan sobre estas posibles medidas):

• Exigir responsabilidades a los actores que han provocado esta crisis: la banca, las multinacionales, las finanzas y sus instituciones internacionales, con la complicidad de gobiernos y partidos políticos que los han apoyado.

• Restituir el impuesto de patrimonio.

• Fiscalización de las SICAV (Sociedades de Inversión de Capital Variable), como así solicitan incluso una parte de los inspectores de Hacienda.

• Subir los impuestos a los más ricos y bajarlos a los más pobres (es decir, invertir la tendencia de lo que se ha hecho en los últimos años).

• Impuesto a la especulación financiera (tasa Tobin).

• Regulación del mercado financiero.

• Modificar la norma que impide al Banco Central Europeo dar directamente préstamos a los Gobiernos al 0% o al 1% de interés como se ha hecho y se sigue haciendo con los bancos privados.

• Que no se reconozca y pague la deuda soberana de ningún país de la eurozona sin que previamente se haga una auditoría de ésta depurándola del exceso de la especulación.

• Crear un bono de deuda pública pan-europea que reúna la deuda de todos los Estados miembros de la Unión Europea en un solo instrumento financiero.

• Luchar contra el fraude fiscal (probablemente sólo con esto ya bastaría para reducir sustancialmente el actual déficit del Estado, los técnicos de Hacienda hace tiempo que denuncian la falta de voluntad política para combatir el enorme fraude fiscal de las grandes fortunas, en España hay mucho dinero negro, esto es algo que todo el mundo sabe, es un secreto a voces).

• Abolición internacional de los paraísos fiscales (esto llevaría más tiempo pero podría empezarse por impedir la evasión de capitales desde cada país que decida enfrentarse a este mal).

• Creación de una banca pública. Con el dinero regalado a la banca para "rescatarla" ya se podía haber hecho, pero, por lo menos, para empezar, debería exigirse el control del dinero regalado a la banca y su devolución con intereses.

• Reducción drástica del presupuesto de defensa (España se gasta cada día unos 50 millones de euros en asuntos militares).

• Retirada de las tropas de Afganistán y de cualquier otro país extranjero.

• Reforma de la ley de financiación de los partidos políticos para que éstos gasten mucho menos y, de paso, y no menos importante, para que sean independientes del poder económico, es decir, para mejorar la separación de poderes y por tanto la democracia. Replantearse asimismo las subvenciones a los sindicatos y otros organismos.

• Reducción drástica de las aportaciones económicas, directas e indirectas, del Estado a la Iglesia católica con el objetivo de que ésta se autofinancie.

• Reducción drástica de costes superfluos e innecesarios de las administraciones públicas. Eliminación o estricto control de los gastos en publicidad, de cargos públicos designados a dedo, de coches oficiales, de celebraciones oficiales, de viajes oficiales, etc.

• Reducción drástica del presupuesto de la Casa Real, además de máxima transparencia.

• Estímulo del empleo público y aumento del gasto de las administraciones públicas para reactivar la economía.

• Subida de salarios generalizada. Establecimiento de un sueldo máximo y subida sustancial del sueldo mínimo.

• Disminución de la jornada laboral, inicialmente por lo menos a 35 horas semanales, a la vez que prohibición de las horas extraordinarias.
•…

Se admiten ideas. No parece, desde luego, que falten medidas alternativas a las tomadas hasta el momento por nuestro gobierno. ¿Por qué no se toman? ¿Por qué no están ni siquiera en la agenda de la mayor parte de los debates? ¿Por qué, “extrañamente”, las medidas propuestas, las decisiones adoptadas, casi siempre perjudican a los de abajo? ¿Qué democracia es ésta donde siempre se beneficia a los mismos, a los de arriba, y siempre se perjudica a los mismos, a los de abajo? ¿Para quiénes gobiernan los gobiernos? ¿Quién tiene realmente el poder? ¿Cómo puede tener el poder el pueblo y al mismo tiempo sentirse siempre impotente cuando los gobiernos elegidos, sean del signo que sean, atentan contra sus intereses, contra el interés general?

Obviamente, algunas de las medidas alternativas propuestas pueden llevarse a cabo de manera más inmediata e intensa que otras, pero en todo caso de lo que se trata, como mínimo, es de empezar a hablar seriamente de ellas, de abrir un debate profundo y plural en la sociedad en el que todas las opciones puedan ser igualmente conocidas.


c) A largo plazo

La lucha anticapitalista no sólo consiste en frenar la ofensiva actual del capital, sino que debe tener por meta final la superación del propio sistema capitalista, por lo menos su cuestionamiento masivo, global y profundo. Una vez alcanzadas las anteriores metas que hemos mencionado, hay que marcarse nuevos objetivos. Y entre éstos está la sustitución del modelo político y económico actual por otro más racional. El objetivo último es lograr una sociedad más libre y justa. Y para ello de lo que se trata, como ya he explicado en diversos escritos míos, es de desarrollar la democracia. El poder del pueblo debe sustituir al poder oligárquico. La oligocracia debe dar paso a la democracia. Sólo si logramos una auténtica democracia que se realimente a sí misma, que posibilite su continuo desarrollo, lograremos transformar la sociedad en su conjunto.

En España la lucha por la democracia equivale a la lucha por la Tercera República. El frente de izquierdas, del que hablaremos a continuación en el apartado de estrategias, debe tener como uno de sus objetivos políticos principales la instauración de la República en el Estado español. En mi libro “La causa republicana” indico los objetivos y la estrategia general que, en mi modesta opinión, deben considerarse.

Si nos marcamos una agenda, resumidamente podemos dividirla en dos etapas:

1) Celebración del referéndum para que el pueblo elija entre República y Monarquía.

2) Celebración del referéndum para elegir el tipo de república, la nueva constitución, en caso de que en el anterior referéndum la opción ganadora sea la republicana.

Ambos referendos deben ser precedidos por amplios debates públicos en los que todas las opciones sean igualmente conocidas por la ciudadanía. Cuanto más participe el pueblo en la construcción de la República, más probabilidad de que ésta merezca la pena, de que sirva para establecer un marco auténticamente democrático. No se trata sólo de abolir la monarquía, se trata sobre todo de regenerar la democracia. El pueblo debe ser el protagonista, no sólo en la democracia lograda, sino que también en su construcción, en la lucha por alcanzarla. De hecho, lo primero es poco probable sin lo segundo. Si el pueblo no protagoniza la lucha democrática, la construcción democrática, no protagonizará la democracia alcanzada. La democracia debe alcanzarse a su vez de la manera más democrática posible. Esta nueva transición no puede hacerse a espaldas de la ciudadanía.

Pero, al margen de la cuestión republicana, también podemos ir acorralando al sistema actual con reformas democráticas muy concretas. En particular, se trataría de reivindicar una nueva ley electoral en la que se cumpla el elemental principio “un hombre, un voto”, es decir, en la que todos los votos tengan el mismo valor (esta reivindicación ya se ha hecho, pero hasta ahora infructuosamente, habrá que seguir insistiendo), de reivindicar que todos los referendos sean vinculantes (que el gobierno esté obligado a acatar la voluntad popular expresada en las urnas, al mismo tiempo podría potenciarse el uso del referéndum para que el pueblo participe directamente en ciertas decisiones de cierto calado), de reivindicar el referéndum revocatorio (para que cualquier cargo público pueda ser destituido directamente por el pueblo sin esperar a las siguientes elecciones), de reivindicar el mandato imperativo (para que cualquier gobierno esté obligado a ejecutar la política comprometida con sus votantes en su programa). Esto sólo para empezar. Continuando por el imprescindible desarrollo de la separación de poderes. Remito a mi artículo “La separación de poderes”. Como en él explico, con estas pequeñas y concretas reformas, la democracia daría un importante salto hacia delante. Se quitaría, por lo menos, el freno de mano. Se desbloquearía la situación.

En todo caso, lo más importante es inaugurar una dinámica que permita ir desarrollando continuamente en el tiempo la democracia. De la involución democrática debemos pasar a la revolución democrática.

2) Estrategias

Lo primero que deben hacer todos los sindicatos de clase para alcanzar los objetivos a corto plazo de los que hablábamos al principio, es trabajar con ahínco la conciencia de la clase trabajadora, cada día, siempre que haya ocasión. Allá donde los sindicatos tengan capacidad de ser escuchados, especialmente en las empresas, pero también en Internet y en los grandes medios (presionando a éstos insistentemente para que les den voz). Hay que ir preparando el terreno para nuevas movilizaciones. Es necesario hacer ver a los trabajadores, de cualquier sector, vistan con traje o con mono, trabajen con las manos o con la mente, que todos ellos están condenados, como mínimo, a la precariedad, a la pérdida de poder adquisitivo, al riesgo de ser excluidos del mundo laboral. Hay que recurrir a la memoria histórica, hay que despertar el pensamiento libre y crítico, hay que hacer ver el fondo de las cuestiones para no perderse en la superficie o en las formas, hay que combatir el pensamiento único y la alienación de los ciudadanos, hay que contrarrestar la influencia de los medios de desinformación.

Todos los trabajadores deben comprender que su explotación tiene una explicación y que la única forma de combatirla es mediante la unidad de acción. Y esto hay que hacerlo teniendo en cuenta la situación actual. Hay que usar un lenguaje acorde con los tiempos. Hay que hacer comprender a los trabajadores que la división fundamental de la sociedad entre trabajadores y capitalistas, entre proletariado y burguesía, entre explotados y explotadores, sigue vigente, al margen de las palabras con que la describamos, a pesar de los cambios en las formas acontecidos en el último siglo. Hay que concienciar a todos los trabajadores de que la lucha de clases sigue existiendo, de que en verdad nunca ha acabado, de que el capital lleva atacando desde hace tiempo sin casi tener oposición. Hay que hacer ver a los trabajadores, a todos, que hay que defender las conquistas sociales, como mínimo, pero que además hay que aspirar a seguir conquistando terreno. Que si no atacamos, seremos atacados en determinado momento, como así ha ocurrido. El capital es insaciable y siempre que puede contraataca. La propia lógica del capitalismo casi le obliga a ello. Esta dinámica sólo puede ser frenada por la clase trabajadora. Pero no sólo eso, el proletariado debe aspirar a superar dicha endiablada lógica. Debe frenarla en el corto plazo y erradicarla en el largo plazo.

Los sindicatos minoritarios deben unirse para ganar en fuerza y presionar a los mayoritarios, especialmente a través de sus militantes de base. Los sindicatos minoritarios deben coaligarse, unirse en un frente común y forzar a los mayoritarios a ser escuchados para constituir un gran frente sindical donde todos los sindicatos trabajen al unísono por unos mismos objetivos a corto plazo. Como los acontecimientos acaban de demostrar, todo el sindicalismo está en peligro. Lo que ha ocurrido en la pasada huelga del 29-S demuestra que cuando todos nos unimos, por lo menos en lo esencial, es posible lograr resultados. A mí en particular me ha alegrado mucho ver cómo en la pasada huelga general los principales sindicatos de clase (si exceptuamos los sindicatos vascos, lamentable decisión la suya), mayoritarios y minoritarios, socialistas, comunistas, anarquistas, incluso la CNT, así como la inmensa mayoría de agrupaciones políticas de la auténtica izquierda, incluso ciertas facciones de la socialdemocracia, han apoyado sin dudas la huelga. Hubiese sido mejor que en todos los actos todos los sindicatos hubiesen ido juntos, pero por lo menos, aunque por separado, todos apoyaron activamente la huelga, a pesar de sus discrepancias. Todos supieron comprender la importancia del momento histórico actual, fueron capaces de dejar de lado las diferencias, por lo menos de aparcarlas temporalmente, todos se concienciaron de que se trataba de defender en conjunto a la clase trabajadora frente al mayor ataque de las últimas décadas. Esa unidad, aunque prematura, aunque todavía insuficiente, puede ser el principio de una unidad de mayor calado. Esa unidad precipitada ante la urgencia del devenir de los acontecimientos debe ser consolidada, construida de forma mucho más sólida.

La batalla va a ser larga y dura. Esta nueva fase de la lucha de clases sólo acaba de empezar. Probablemente, la lucha se va a recrudecer. El capital no va a ceder fácilmente y además va a seguir atacando. El enemigo está fortalecido, alentado por la pasividad de los últimos lustros de la clase trabajadora. Cuenta con que ésta se canse pronto o reaccione tímidamente. Cuenta con que las protestas se hagan con poca fe y más como producto de la desesperación que como producto de la convicción de que en verdad sirvan para algo. El capital contaba con ciertas protestas populares pero más bien como el acto final de una etapa de resistencia en extinción. El capital se siente fuerte y está empezando a recoger los frutos de la intensa alienación a que ha sometido al pueblo en las últimas décadas. Sabe que los trabajadores están, en general, desmoralizados, confusos, divididos, que están a punto de claudicar por largo tiempo, salvo un pequeño reducto que resiste. Aunque, tal vez, no tan pequeño. Por esto, ataca de forma cada vez más virulenta al sindicalismo. Los sindicatos son presentados ante la ciudadanía, ante los trabajadores, como unas mafias que se comportan de forma antidemocrática, que se creen con derecho a someter a los representantes de la “soberanía popular”, que coaccionan a los propios trabajadores, que conculcan el “derecho al trabajo”.

La campaña de criminalización del sindicalismo tiene como objeto el desmovilizar por completo a la clase trabajadora. Los sindicatos, ciertos trabajadores de ciertos sectores, como el industrial, son casi el último reducto de resistencia. El capital sabe perfectamente que la única posibilidad de resistencia y lucha de la clase trabajadora es mediante la unidad de acción. Sin sindicatos no hay posibilidad de que los trabajadores luchen. El desconcierto generalizado de la izquierda, dividida y contagiada también por la apatía de la ciudadanía, apatía sólo rota en momentos muy excepcionales como el pasado 29-S, da alas a la derecha, a la oficial, a la extraoficial, y sobre todo al poder económico, el verdadero poder en la sombra de estas “democracias”. La oligarquía tiene, por ahora, perfectamente controlada la “democracia” y no le da miedo dar voz al pueblo por las vías que ella monopoliza. No le dan miedo las elecciones, porque sabe que ante la falta de perspectivas, en el peor de los casos, la gente no votará o en todo caso la izquierda más combativa, o menos domesticada, sólo podrá hacer acto de presencia simbólica en las instituciones “democráticas”. Por esto, intenta convencer a la opinión pública de que las huelgas son un anacronismo (precisamente, cuando ahora son más necesarias que nunca para que la clase obrera se defienda ante el descomunal ataque que nos va retrotrayendo al siglo XIX), porque las huelgas son las únicas que pueden frenar al capital. Hará falta mucho más tiempo para que la democracia se desarrolle, para que la gente se conciencie de que esto no es más que una oligocracia. El control de los medios de comunicación le facilita a la oligarquía domesticar a la opinión pública para que siga realimentando al bipartidismo, garantía de que el poder oligárquico seguirá gobernando. El pensamiento único no podrá contrarrestarse en poco tiempo. No se puede deshacer el mal hecho en la ciudadanía en pocos meses. No se puede contrarrestar el trabajo hecho día a día, durante muchos años, de los medios de persuasión capitalistas. ¡Bastante trabajo hay ya para recuperar rápidamente la conciencia de la clase trabajadora para lograr los objetivos a corto plazo! ¡Vayamos por partes!

En este proceso de desmovilización del proletariado, la propia contrarreforma aprobada en el parlamento es un jaque en toda regla (no podemos decir que jaque-mate porque en la historia humana nada es definitivo, salvo la extinción), pues al convertir en papel mojado a los convenios colectivos, se desarma a los sindicatos. Uno de los objetivos esenciales de dicha mal llamada reforma laboral es finiquitar al sindicalismo, eliminando así las únicas posibilidades de defensa de la clase trabajadora. Por este motivo, fundamentalmente, los sindicatos mayoritarios se quitaron las telas de araña y recuperaron la actividad combativa, casi olvidada. La burocracia sindical percibió perfectamente el peligro. No tuvo más remedio que ponerse las pilas. Estamos ante un ataque frontal contra el mismo sindicalismo. De cualquier índole. Esta contrarreforma laboral pretende inaugurar la era de la extinción del sindicalismo en nuestro país. Si finalmente sale adelante entonces sí podremos casi asegurar que la lucha de clases será algo del pasado, la lucha de la clase trabajadora contra el capital, que no al revés, la del capital contra el proletariado sí está plenamente vigente, y más que podrá estarlo, una vez despejado el camino de obstáculos, una vez desarmados los sindicatos, una vez erradicado el sindicalismo, el ejército de la clase obrera. Si el capital se sale con la suya, sí podremos decir que las huelgas serán un mal recuerdo del pasado, mal recuerdo para el capital. En ese caso, si esta crucial batalla la gana el capital, sí deberemos darle la razón a quienes tanto se empeñan en enterrar la lucha obrera. Al menos por cierto tiempo. Quizás por demasiado tiempo.

El ataque del capital en nuestro país y a escala global es muy grave y puede tener importantes consecuencias en los próximos años. Estamos en un momento histórico crítico. Esto es algo que debemos tener muy claro los ciudadanos y los trabajadores. Si no resistimos ahora, si no luchamos ahora, probablemente, ya no tendremos opción, habrá que volver a empezar a hacer el trabajo que hicieron nuestros bisabuelos. El legado que les dejaremos a nuestros hijos y nietos será el de volver a reconquistar los derechos sociales que tantos sacrificios costaron en el pasado. ¡Urge defenderse! ¡Es cuestión de vida o muerte para el sindicalismo, para la izquierda verdadera, para la clase trabajadora, para el pueblo en general! Ante este momento tan crítico se requiere, más que nunca, la unidad, de los sindicatos y de los partidos de izquierdas, de todas las verdaderas izquierdas. El momento trascendental vivido requiere decisiones trascendentales. No ha lugar para excusas. No ha lugar para la apatía. No ha lugar para eludir las propias responsabilidades. Lo que ocurra en los próximos meses y años dependerá de nuestra actitud actual. Si no hacemos nada ahora, si no reaccionamos, si no insistimos, ¡luego no nos quejemos! ¡Menos llorar y más actuar! La izquierda, los sindicatos, los trabajadores, los ciudadanos, tendremos el futuro que nos hayamos merecido.

¡Tomemos ejemplo de los ciudadanos griegos o franceses! Ellos, que son más conscientes que nosotros de la necesidad de luchar, que tienen una larga tradición combativa, que tienen muy interiorizado el concepto de lo público, de la democracia, por lo menos mucho más que nosotros los españoles, luchan, y no por casualidad. El capital internacional sabe que ceder en un país es dar alas a lo que pueda ocurrir en otros países. Frente al ataque internacional del capital se requiere una contestación popular internacional. ¡Proletarios de Europa, uníos! ¡Proletarios del mundo, uníos! Debemos volver a aprender el ABC de la lucha proletaria. Pues que así sea. Si no hay más remedio, y no lo hay, volvamos al capítulo de introducción del manual de lucha obrera. Los sindicatos, los partidos políticos, deben volver a explicar lo que a estas alturas debería ser obvio para todo el mundo. ¡Pero así están las cosas en este principio de siglo XXI! ¡Menos lamentarnos de que debemos volver a explicarlo todo, de que debemos volver a colocar el primer ladrillo, y hagámoslo sin dilaciones! El tiempo apremia y debemos recuperar mucho terreno en el campo de la concienciación. El capital se ha estado currando intensamente la falsa conciencia y la inconciencia durante muchos años. La izquierda, los ciudadanos en general, nos hemos acomodado estos últimos lustros y ahora no tenemos más remedio que levantarnos del sillón y batallar. O esto o nos rendimos. ¡Pero si tiramos la toalla, luego no nos quejemos! Ya casi no podremos hacer nada. No se puede luchar contra el capital de forma individual. Sólo podemos resistir un poco los individuos, pero el resultado de la lucha de clases está cantado si uno de los dos ejércitos enfrentados ya no es un ejército, si sus soldados huyen cada uno por su lado, si se impone el “sálvese quien pueda”. Los sindicatos son los ejércitos de la clase trabajadora. Si pierden poder de negociación colectiva, se quedan casi sin armas con las que luchar. Todavía estamos a tiempo. Luego, quizás, probablemente, no se podrá luchar o costará muchísimo más.

Debe constituirse un gran frente de partidos de izquierdas para complementar la lucha sindical con la política. Lo lógico es que dicho frente se forme alrededor de aquellas formaciones más fuertes, en este caso Izquierda Unida. Pero, sin esperar a que IU tome la iniciativa o no, sin esperar a los resultados de su proceso de refundación, el resto de fuerzas deben iniciar urgentemente un proceso de comunicación, de toma de contacto. No vale escudarse en que eso sólo puede hacerlo IU. No vale con criticar a ésta, hay que dar ejemplo e iniciar un proceso de unión sin esperar a que las fuerzas institucionales lo logren o no. Actualmente tenemos varias fuerzas dispersas de la izquierda anticapitalista que se limitan a publicar manifiestos en la prensa alternativa y a realizar algún que otro evento aislado. Pero esto es claramente insuficiente. Las distintas formaciones no tienen casi nada que hacer si van por separado. El enemigo es muy poderoso y no puede ser combatido desde la marginalidad y la desunión. La unión hace la fuerza. Esto es el ABC de la lucha proletaria. ¿A qué esperamos para empezar a practicarla? ¿A que ya no tengamos opciones? ¿A que sea demasiado tarde?

Las distintas formaciones actúan, cuando lo hacen, cada una por su cuenta. Todas ellas hablan de la necesaria unidad, pero nadie hace nada en concreto por ella, o muy poco. Nadie da el primer paso, o los pasos que se han dado son tímidos o limitados en el tiempo, mueren casi al nacer. Parece como si todos los colectivos de la izquierda transformadora estuvieran esperando a que otros lleven la iniciativa, a que otros llamen a sus puertas. Todo el mundo parece estar a la expectativa. Pero nadie se mueve seriamente. Yo me pregunto de qué sirve fundar un partido político si luego no se hace política. Hacer política consiste, en primer lugar, en organizarse. Hacer política no sólo consiste en hablar o en manifestarse de vez en cuando, en agitar banderas o en cantar la Internacional, consiste sobre todo en trabajar para lograr objetivos concretos, en establecer estrategias para alcanzarlos, en pasar a la acción, en aprender de los errores, en seguir avanzando cuando lo alcanzado es insuficiente, en reorientar las tácticas cuando no dan los frutos esperados. Hay que dejar de lado orgullos, comodidades y demás tonterías, y de una vez por todas las distintas formaciones tienen que reunirse para plantear seriamente la unidad de acción. Mientras esto no se haga, todos los discursos, todos los actos simbólicos y anecdóticos serán muy bonitos, pero totalmente ineficaces. Mientras no trabajemos seriamente por la unidad de la izquierda auténtica, la derecha no tendrá nada que temer. Ella, por el contrario, trabaja mucho más. No sólo tiene todos los medios a su favor sino que es más activa. La izquierda que, por definición debe ser siempre combativa, pues cambiar el mundo es ir contra lo establecido, es nadar contracorriente, por el contrario, en la práctica se duerme en los laureles. ¿Alguien se extraña de que el capital se sienta crecido?

Comunistas, marxistas, anarquistas, socialistas, ecologistas, incluso socialdemócratas auténticos (que también los hay, no hay más que ver cómo apoyaron la pasada huelga general del 29-S), anticapitalistas y antineoliberales, republicanos, demócratas sinceros, todos ellos, sin excepción, por lo menos inicialmente la mayor parte de ellos, deben formar un frente común. Como mínimo para lograr los objetivos a corto y medio plazo. Aunque no estén todos ellos de acuerdo con las medidas alternativas descritas, con la política a aplicar para salir de la crisis, por lo menos sí estarán de acuerdo en combatir el pensamiento único, en luchar para que todas las ideas puedan ser conocidas por la opinión pública, en reivindicar un debate público libre y plural. No creo, además, que ninguna de las facciones de la verdadera izquierda (la gran mayoría de ellas al menos), esté en contra de los objetivos a largo plazo, por lo menos del desarrollo de la democracia. Una vez alcanzada la verdadera democracia, por lo menos en grado suficiente, entonces los antiguos aliados podrán enfrentarse los unos a los otros para intentar lograr el apoyo de los electores. Pero antes de alcanzar la democracia con mayúsculas, hay que tener en cuenta que TODA la izquierda está en peligro de extinción en estas oligocracias disfrazadas de democracias, en estas “democracias” hechas a la medida de la derecha, del capital. La cuestión, por tanto, no radica ahora en discutir sobre si la alternativa al capitalismo agresivo actual, llamado neoliberalismo, es el socialismo o el comunismo o la anarquía o un capitalismo menos salvaje (el keynesianismo). No se trata de discutir sobre si son galgos o podencos cuando están a punto de exterminarnos. Ahora la cuestión esencial consiste en salvar la democracia e impulsarla, para que mediante el libre debate, mediante la participación popular, podamos dar con aquel sistema que de verdad solucione los grandes males del actual. La democracia es cuestión de vida o muerte para toda la izquierda, para la clase trabajadora, para el pueblo. Esta lucha es vital y requiere de una gran amplitud de miras y de un proceso a la altura de las circunstancias históricas.

Evidentemente, el problema fundamental de quienes reivindicamos más y mejor democracia es la poca o nula posibilidad de llegar al gran público. El control absoluto de los grandes medios de comunicación por parte de la derecha lo impide. En este sentido, la izquierda debe exigir a los distintos organismos nacionales e internacionales que correspondan el cumplimiento de la libertad de expresión. Los partidos, los sindicatos, las organizaciones sociales deben pasar a la ofensiva para intentar que todas las ideas lleguen a los grandes medios. Y para ello hay que recurrir al activismo en todos los frentes, en todas las escalas, a todos los niveles. Hay que denunciar ante los tribunales nacionales e internacionales las censuras, las manipulaciones, las coacciones, las criminalizaciones, las represiones de todo tipo. Hay que exigir que se cumplan los derechos constitucionales. Hay que acorralar al “Estado de Derecho”. Hay que iniciar campañas insistentes para reivindicar que todas las ideas puedan ser difundidas en igualdad de condiciones por la sociedad. Recurriendo a las octavillas en la calle, al envío masivo de correos electrónicos, a la participación activa en todos aquellos foros o redes sociales de Internet, a eventos y manifestaciones que procuren llamar la atención de manera original y pacífica, etc., etc., etc. Sin esta batalla por la libertad de expresión, reconocida por las actuales leyes, no hay casi nada que hacer. Todo lo que digamos y hagamos se quedará en agua de borrajas si no llega al conjunto de la ciudadanía.

Se requiere mucho activismo, es imperativo aprovechar todos los medios al alcance, por pocos que sean, explotar todas las posibilidades, por limitadas que sean. No hacerlo es rendirse de antemano. Criticamos a ciertas organizaciones sindicales o políticas porque no luchan, o porque no lo hacen suficientemente, pero luego nosotros, los partidos al margen de las instituciones, los sindicatos minoritarios, las organizaciones populares, los ciudadanos más conscientes, ¿hacemos todo lo que podemos?, ¿no hacemos prácticamente lo mismo que quienes tanto criticamos? Que nadie se ofenda, hay honrosas excepciones, pero sólo son eso: excepciones. Se necesita una lucha mucho más intensa, a mucha mayor escala, más generalizada y sostenida. La lucha por la aplicación efectiva de la libertad de expresión es esencial para la democracia. No sólo para impedir que ésta degenere, sino que también para desarrollarla.

¡Es hora de pasar a la acción! ¡Es hora de concretar! ¡Es hora de defenderse y contraatacar! Este momento histórico es crucial, puede que sea la última oportunidad hasta dentro de mucho tiempo. ¡No la desperdiciemos! El sistema no colapsará por sí mismo. Hay que luchar activamente contra él. De forma realista, por etapas. Sin unidad no hay lucha victoriosa posible. La prioridad es la unidad de la izquierda auténtica. La unidad sindical y la unidad política. La lucha sindical y política son ambas imprescindibles. Al igual que la lucha individual y colectiva. El individuo, como mínimo, también puede resistir frente al capitalismo, como explico en detalle en mi libro titulado “Manual de resistencia anticapitalista”, disponible en mi blog gratuitamente, como todos mis escritos. Pero esa resistencia es insuficiente. Los trabajadores sólo pueden enfrentarse colectivamente al capital. Esto nunca hay que olvidarlo. Habrá que reaprenderlo cuantas veces sea necesario. Habrá que repetirlo hasta la saciedad

Ha corrido la sangre en el "Campamento de la Justicia y la Dignidad".


Escrito por CEAS-SÁHARA
Miércoles, 27 de Octubre de 2010 04:24

En el pasado fin de semana hemos emitido un comunicado acerca de la pacífica actitud de protesta planteada por la población saharaui de los territorios ocupados del Sáhara Occidental con la puesta en marcha del campamento de Agaydam Izik, en las cercanías de El Aaiún informando a la población española y llamando a las distintas instancias políticas, tanto nacionales como internacionales, a reclamar de Marruecos una actitud responsable frente a sus más que justificadas reivindicaciones.

Allí, a pesar del asfixiante cerco policial y de la fuerte vigilancia llevada a cabo por unidades del ejército regular y de las unidades antidisturbios, se han reunido en pocos días cerca de veinte mil saharauis para protestar por su condición de ciudadanos de segunda categoría en su propio territorio y reclamando mejores condiciones de vida, acceso al derecho a trabajar y a la educación sin traba alguna y la garantía de que los recursos del Sáhara Occidental y los beneficios derivados de su explotación reviertan en el futuro en favor de la población autóctona a la que legítimamente le corresponde el disfrute de dichos bienes.

Reclámabamos una atención urgente para la paciente protesta de un pueblo humillado y vejado en su propio país y señalábamos los riesgos y peligros de una situación semejante que no hacía más que agravarse por la negativa por parte de las autoridades, puesta en práctica por las fuerzas que cercaban el asentamiento, a que se introdujesen en el mismo agua, alimentos y medicinas en un intento por acabar con la protesta por la falta de las mínimas condiciones de habitabilidad dentro del mismo.

Hoy, por desgracia, es un día de luto para todos nosotros, los solidarios con la causa del pueblo saharaui. Tenemos que lamentar a voz en grito la muerte de un joven saharaui de 14 años, Elgarbi Nayem Foidal Mohamed Sueid, bajo las balas de una patrulla de las mal llamadas fuerzas de seguridad... ¿Seguridad para quién, en beneficio de qué?... Él y sus compañeros, entre los que hay dos heridos gravemente por los disparos, quienes viajaban en un todoterreno con víveres y medicinas destinados al campamento, fueron tiroteados al tratar de eludir un control. Una acción desproporcionada, bárbara y cruel que se inscribe entre los gravísimos atentados contra la vida, la dignidad y los derechos de la población saharaui que Marruecos viene cometiendo impunemente desde su ocupación militar del territorio hace treinta y cinco años.

Instamos a la ONU, a la UE y al Estado español a que asuman sus responsabilidades en defensa de la legalidad internacional, por el respeto a los derechos humanos y civiles y en favor de la salvaguarda de las vidas humanas:

Naciones Unidas debe intervenir inmediatamente con respecto a la seguridad de la población saharaui. La Misión de Naciones Unidas para el Referendum en el Sáhara Occidental - MINURSO, presente en la ciudad de El Aaiún, debe ir urgentemente al campamento montado por la población saharaui y velar por su seguridad.

La Unión Europea debe paralizar inmediatamente el Estatuto Avanzado concedido a Marruecos, por no respetar los derechos fundamentales de la población saharaui. Los Fondos Europeos destinados a Marruecos deben ser bloqueados. El Acuerdo de Pesca no debe ser renovado.

El Gobierno español, siendo el estado español aún potencia administradora del territorio, debe denunciar radicalmente esta situación y demandar del gobierno marroquí que cese en su acoso y violencia contra la población saharaui. La nueva ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez (ya que no puede convocar al Embajador marroquí en España por no estar nombrado), debe requerir de su homólogo marroquí el cumplimiento de sus obligaciones internacionales con respecto a la población saharaui.

En este día, cansados de apelar en el desierto de la indiferencia y dolidos ante un sacrificio tan previsible como innecesario, pero para nada decaídos, desde CEAS-Sáhara hemos solicitado una entrevista urgente con la nueva Ministra de Asuntos Exteriores y nos ponemos a la tarea de organizar, con carácter de máxima urgencia, una comisión de representantes de los distintos partidos políticos del Parlamento español que visite El Aaiún y el Campamento de la Justicia y la Dignidad en busca de un diagnóstico, un análisis que contribuya a evitar el agravamiento de la crisis y permita que las reclamaciones del pueblo saharaui puedan efectuarse desde la paz y la libertad deseadas.


El cine rescata al ciudadano Negrín


Escrito por Rocío García
Miércoles, 27 de Octubre de 2010 04:38

Un niño y una niña juegan en la nieve, despreocupados y felices, regocijándose en ese paraíso blanco, bajo la atenta mirada y la cámara de su abuelo. "Cuando tomé estas imágenes ya me habían acusado de ser una marioneta de los comunistas". Era el año 1952 en la localidad suiza de Murren. Los niños son Juan y Carmen Negrín. El abuelo es Juan Negrín, el que fuera jefe de Gobierno de la Segunda República Española entre 1937 y 1945, un hombre incomprendido y olvidado, que vivió los últimos años de su exilio en el anonimato, ocupado en París de la tutela de sus dos nietos. Hoy su nieta Carmen tiene 63 años, unos ojos azules impactantes y una mirada franca y emocionada. "Ha sido una gran suerte. Él nos educó a mi hermano y a mí. Era muy estricto, severo y exigente, pero al mismo tiempo uno no tenía el sentimiento de alguien que se imponía. Su autoridad era natural. Nunca había conflictos pero sí muchas discusiones", recordaba ayer Carmen Negrín, hija de Rómulo, segundo hijo del estadista socialista, en Valladolid donde presentó en la sección Tiempo de Historia de la Seminci, la película documental Ciudadano Negrín, dirigida por Sigfrid Monleón, Carlos Álvarez e Imanol Uribe.


"Es un viaje de Negrín y no sobre Negrín", apunta Monleón sobre esta esclarecedora película que se adentra en el pasado familiar y político de un hombre nacido en una rica familia burguesa católica de Canarias , médico, científico políglota con una sólida formación académica, que dio sus mejores años al servicio de la Segunda República Española. y que, tras perder la guerra española siendo jefe de Gobierno -"a él no le gustaba hablar de guerra civil"- se exilia y sigue luchando por esos ideales socialistas que marcaron su trayectoria vital. Murió en su casa de París de un ataque al corazón, deprimido, desilusionado y abatido por la desunión del exilio republicano, el 12 de noviembre de 1956. Y su nieta, que todavía conserva en el recuerdo el día que la sacaron de la escuela para anunciarle su muerte, dice que sus restos nunca deberían volver a España. "Murió en el exilio y sería una manera de falsificar su historia".

Fue el hallazgo de unas películas domésticas, realizadas por el propio Negrín en el exilio, lo que ha permitido hacer realidad este trabajo y convocar, en palabras de Monleón, "al ciudadano Juan oculto tras la cámara y recrear su memoria para el espectador de nuestros días". También reivindicar al político Negrín, figura fundamental de la República y "chivo expiatorio de unos y de otros". "Hemos querido rescatar al personaje ensombrecido y olvidado, al estadista más importante de la política contemporánea española, y devolver la emoción del hombre que tuvo que asumir la responsabilidad de un Gobierno en el momento más trágico de nuestra historia reciente", añade el realizador. Ciudadano Negrín hace un exhaustivo y entretenido recorrido por la experiencia política de este hombre, sin olvidar al ser humano que latía detrás de ello y que, ya en el exilio, revivió una segunda paternidad con la tutoría de sus dos nietos. "Mi madre sufría una grave esclerosis múltiple, por lo que mi abuelo decidió sacarnos a mi hermano y a mí de México donde vivíamos para trasladarnos a París a vivir con él y con Feli, el gran amor de su vida, la compañera que llevó la serenidad a su vida y con la que encontró una sensibilidad tan cercana al pueblo", explica Carmen, a la que su abuelo la hizo viajar, ir a museos, al cine, al teatro."El día antes de su muerte nos llevó al circo. Siempre hacía cosas por nosotros, como si fuera lo último que iba a transmitir" .

Sus estudios en Alemania, su cátedra de Fisiología, su militancia en el Partido Socialista, la dirección de los trabajos para construir la Ciudad Universitaria de Madrid, el salto a la política, su paso por el Ministerio de Hacienda - "un Estado en guerra necesita para vencer tener su Hacienda tan fuerte como su ejército"-; su decisión de llevar el oro a la Unión Soviética," el país que demostró que no estaba en la órbita de la no intervención en la guerra, frente a los franceses e ingleses"; su discurso en la Sociedad de Naciones denunciando la ayuda de Alemania e Italia a las tropas rebeldes franquistas; la asunción de la cartera de Defensa en el momento más complicado de la guerra, tras la caída de Teruel, su tenacidad para "resistir, resistir y resistir". Todo está en el documental. También que fue Negrín quien consiguió que Francia abriera las puertas a los refugiados españoles y el que logró que México acogiera a los republicanos exiliados abandonados por las democracias occidentales. "Soy un hombre de orden y una persona tranquila", confiesa el doctor Negrín, con la voz del actor Juan Diego Botto. Fue valeroso y decidido, un político moderado convencido de que en España, en los años de la guerra, se estaba jugando la libertad del mundo entero, que tenía las ideas muy claras y era muy respetado en el exterior.

A Carmen Negrín, volcada hoy en la catalogación y escaneado de los más de 250.000 documentos que componen el archivo Negrín en las afueras de París, lo que más le costó fue dejar entrar en la intimidad de la familia y de él en particular a través de esas imágenes privadas y emotivas, en las que no solo aparece ella y su hermano, también su madre, enferma en silla de ruedas, su abuelo, en el jardín de la casa familiar de México, sentado frente a una máquina de escribir pocos mese antes de su muerte, y Feli, a la que Negrín conoció siendo ella una mujer de la limpieza en el laboratorio de Madrid y de la que nunca se separó. "Ha sido un proceso difícil pero me he dado cuenta de que es necesario para reivindicar su figura, para que la gente conozca a un hombre que legó el gusto por investigar y trabajar, por hacer uno mismo su propia carrera. Nos enseñó a que nada cae del cielo".

Fue expulsado del Partido Socialista en mayo de 1946 y no fue hasta 2009 cuando se le devolvió la militancia. En su tumba de París, por expreso deseo suyo, solo figuran sus iniciales J.N.C. "Jamás nada ni nadie me sacará del anonimato del ciudadano Juan, del que ójala nunca hubiera salido". La frase del doctor Negrín define bien su filosofía de vida

26 de octubre de 2010

Siguen las huelgas en Grecia, ahora los ferroviarios


Ansa Latina

Las huelgas en Grecia contra el plan de austeridad y reformas continúan y este lunes los ferroviarios comenzaron un paro de actividades por cuatro días, mientras se prepara la huelga general para el 15 de diciembre. Es alta la tensión social frente a esta dura situación. Se espera un alza de los datos del déficit de 2009 y se acercan las elecciones municipales del 7 de noviembre, consideradas un referéndum del gobierno del premier Yorgos Papandreu.

El primer ministro socialista aseguró que no habrá nuevos recortes a salarios y pensiones. El temor de los sindicatos es que, ante la anunciada revisión del déficit de 2009, que pasaría del 13,6 al 15 por ciento del producto interno bruto (PIB), lleve al gobierno a "nuevas medidas" respecto al presupuesto del Estado 2010 y 2011.

Sin embargo, Papandreu dijoque la repercusión de la revisión del déficit será modesta y los fondos necesarios provendrán de reducción de gastos estatales y la recuperación de la evasión, por lo que no pesarán sobre los ciudadanos.

Para el premier, aunque dificilísima, la situación muestra señales de mejoría, y anunció un bono de 100 a 300 euros en Navidad para los pensionados de ingresos más bajos, y un plan para combatir la desocupación, en especial la juvenil.

El líder socialista también confirmó que coincide con la oposición en que las elecciones del 7 de noviembre serán un referéndum sobre el plan de austeridad y las reformas aplicadas para sacar al país de la crisis. DFB

El Polisario asegura que Marruecos viola el alto el fuego y la ONU lo permite

J.Naranjo
Guin Guin Bali




El delegado del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyun, ha acusado a la ONU de permitir que Marruecos viole el alto el fuego firmado en el Sahara Occidental y añade que las muertes de dos jóvenes saharauis "van a radicalizar aún más la posición de la población saharaui".
"El alto el fuego impide claramente al Ejército marroquí usar armas contra la población civil. Esto no está contemplado en los acuerdos de alto el fuego y la ONU es responsable porque ha permitido que esto ocurra". Así de rotundo se ha expresado Bucharaya Beyun en declaraciones a GuinGuinBali. "Se lo advertimos a Naciones Unidas y al Consejo de Refugiados, les dijimos que iba a pasar lo peor, pero hace tiempo que el mundo no nos hace caso", añade.

"Marruecos les dijo que no iba a intervenir y todos se lo creyeron. Pero el régimen marroquí ha pasado de la intimidación al crimen", asegura Bucharaya, para quien "esto es responsabilidad directa de Naciones Unidas, cuyo papel es que se mantenga el alto el fuego en el territorio, que no se utilicen las armas. Sin embargo, ellos están ahí y no hacen nada. Marruecos ha empleado estos días helicópteros militares y ha mandado a miles de soldados a este campamento, como si aquello fuera una batalla. Alguien tendrá que pagar por lo sucedido".

Según Bucharaya, el Frente Polisario está valorando los hechos y adoptará alguna determinación en las próximas horas. Lo que sí tiene claro el responsable del Polisario en España es que "lo que pasó anoche va a dificultarlo todo, va a radicalizar aún más la posición de la población saharaui que está harta de vivir en esas condiciones".

Nueva semana de protestas en Francia

Fausto Triana
Prensa Latina




Siete de las 12 refinerías de Francia continúan paralizadas y varios depósitos de combustibles bloqueados, pruebas inequívocas de que el ambiente de protestas y manifestaciones en el país permanece intacto.

Si bien el punto principal de discordia, el proyecto de ley de retiro que eleva la edad de las jubilaciones de 60 a 62 años y el cobro de pensión completa de 65 a 67 parece en la recta final de las aprobaciones, la población gala sigue en pie de combate.

La legislación fue aprobada en primera lectura en el Senado y desde hoy la Comisión Mixta de las dos Cámaras (siete senadores y siete diputados de la Asamblea Nacional) buscará un texto unificado para volver a someterlo a votación.

Es un proceso casi expedito en el cual tiene un peso enorme la mayoría de parlamentarios de la gobernante UMP del presidente de la República, Nicolás Sarkozy, principal impulsor de la reforma de la ley de retiro. Sólo que la popularidad de Sarkozy está en el piso y por primera vez desde que ocupó el Palacio del Elíseo a mediados de 2007, el porcentaje de aceptación de su labor cayó por debajo del 30 por ciento.

Tiene que ver, según analistas consultados por Prensa Latina, no únicamente con la tozudez de llevar adelante una legislación tan mal vista por la población, sino además por su apoyo irrestricto a las clases poderosas.

El espaldarazo renovado del mandatario a su ministro de Trabajo Eric Woerth se interpreta como muestra de alineación absoluta con el capital. El titular tenía a su esposa trabajando en el emporio de cosméticos L'Oreal.

Aunque no hay evidencias definitivas de si Woerth, entonces ministro de Presupuestos, recibió dineros para la financiación de la campaña de Sarkozy, lo que resulta innegable es el conflicto de intereses al colocar a su esposa con una sociedad privada.

Hoy está prevista una manifestación de los estudiantes, hecho interesante para apreciar hasta dónde llegarán los jóvenes en su respaldo a los gremios en medio de un periodo vacacional de 10 días.

El jueves es la otra gran movilización y el líder de la poderosa Confederación General de Trabajadores (CGT), Bernard Thibault, anticipó acciones masivas y multitudinarias en todo el territorio nacional.

"Nadie puede predecir qué va a ocurrir en el futuro. Lo único que podemos decir es que el nivel de descontento no va a parar como si estuviésemos en el colegio, y con un silbato se dijese a los alumnos que molestan: se acabó, seguimos con la clase", declaró.

La movilización va a continuar mientras siga el descontento. Los parlamentarios no decretan el fin del debate sobre las pensiones, advirtió

25 de octubre de 2010

Los ecologistas califican a Rosa Aguilar como "una ex-Consejera contra el medio ambiente"


España | Gonzalo Sánchez - Tercera Información
Una de las mayores organizaciones de activistas ecologistas del país, Ecologistas en Acción, teme que "la presencia de Rosa Aguilar en Medio Ambiente no vaya a suponer ninguna mejora en la nefasta gestión desarrollada por Espinosa en ese Ministerio."

Rosa Aguilar, que antes de desempeñar el cargo en el Ministerio de Medio Ambiente era Consejera de Obras Públicas y Vivienda del gobierno autonómico andaluz dirigido por José Antonio Griñán (PSOE), "ha empeorado los problemas de ordenación del territorio y no ha hecho nada por la movilidad sostenible: No se ha invertido en transporte público en fomento de la bicicleta ni en ferrocarril convencional y de cercanías", según denuncian los ecologistas.


Ecologistas en Acción han hecho un balance de las políticas desarrolladas por Rosa Aguilar mientras desempeño el cargo de consejera. Ese balance expresa que Aguilar potenció "el sector de la construcción con megaproyectos que han ido colándose como "Areas de Oportunidad" en los llamados Planes de Ordenación del Territorio a nivel comarcal, que suponen una vulneración absoluta de las tímidas medidas que se habían tomado en normas como el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA) en relación con los límites al crecimiento de los suelos urbanizables y de las viviendas en los Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOU) de cada municipio.

Así mismo, ha basado la política de inversiones -es la consejería más inversora-, en más y más infraestructuras para el uso del vehículo privado y del AVE, manteniendo los planes megalómanos de construcción de autopistas y vías de AVE, que sólo han sido frenados por la crisis, pero con la promesa de que cuando pasen los malos tiempos se volverá al mismo nivel inversor en infraestructuras".

Además Ecologistas en Acción ha expresado que "durante su gestión se ha intentado superar los peores años de la especulación urbanística con planes desmesurados de crecimientos de los suelos urbanizables y de las viviendas y hoteles en vez de replantearse otro modelo económico superando la dependencia del ladrillo, mostrándose poco dialogante y especialmente beligerante ante propuestas de cambio de trazado de tramos de AVE que conllevan impactos ambientales muy graves".

Los ecologistas también recordaron su gestión como alcaldesa de Córdoba, durante la cual obtuvo el premio Atila, por el cual la organización verde destaca a quienes han efectuado los peores ataques contra el medio ambiente. En el caso de Rosa Aguilar, la justificación del premio fue "por el fomento de un urbanismo expansivo y la falta de control de las urbanizaciones ilegales".

Para Luis González, Coordinador Estatal de Ecologistas en Acción, las medidas que debería tomar Rosa Aguilar para porteger el medio ambiente son:

"Asumir una reducción del 40% de las emisiones domesticas responsables del cambio climático para 2020, a través de medidas concretas.

Desarrollo de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad y muy especialmente la puesta en marcha del Plan Estratégico de Biodiversidad.

Bloquear la implantación de cultivos transgénicos en España, potenciando medidas que fortalezcan la soberanía alimentaria basada en el respeto ambiental.

Aprovechar la actual Reforma de la Política Común de Pesca para revertir la tendencia actual, apoyando y priorizando la flota artesanal sostenible."


Masiva asistencia en el acto de homenaje a los combatientes republicanos de la Batalla del Ebro

Agencias/La República

Unas 3.000 personas, entre ellas muchos familiares de fallecidos, han asistido este domingo en Gandesa y La Fatarella (Tarragona) a un acto de dignificación y homenaje a los soldados que murieron defendiendo la II República en la Batalla del Ebro, la más larga y la más cruenta de la Guerra Civil española, iniciada en 1936 tras el levantamiento fascista del general Franco.

Este acto forma parte de las jornadas "Días de guerra, diálogos de paz. Fosas comunes: Un pasado no olvidado", organizadas por el Consorcio Memorial de los Espacios de la Batalla del Ebro (COMEBE) y el Memorial Democrático, que se iniciaron el pasado viernes.


La presencia en el acto del gobierno catalán supone el primer acto institucional de homenaje a las víctimas de la Batalla del Ebro. Joan Saura (ICV-EUiA) ha considerado "que se trataba de un acto de justicia" que debía hacerse a los soldados fallecidos y a sus familiares y ha abogado por "blindarnos" de cara al futuro para que hechos similares no se vuelvan a repetir. Por su parte, Josep Huguet (ERC) ha lamentado que la Ley de Amnistía de octubre de 1977 que amnistió todos los actos de intencionalidad política de antes del 15 de diciembre de 1976, se convirtiera en "amnesia".

También han intervenido en el acto, en nombre de los familiares, Núria Gallach, sobrina de un desaparecido en el Ebro y vicepresidenta de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Historica de Cataluña, y Joan Carles Vilalta, nieto de un desaparecido.

Gallach ha considerado que el acto de hoy demuestra que "tanto sufrimiento no ha sido en vano" y ha advertido que "nadie puede impedir ya a las familias el derecho a la justicia universal", mientras Vilalta se ha mostrado emocionado por haber podido leer, por primera vez, el nombre de su abuelo fallecido en una de las placas de homenaje, a la vez que ha pedido que "nadie vea ningún ánimo de venganza" en el homenaje.

Se calcula que en la Batalla del Ebro fallecieron más de 20.000 personas, mayoritariamente soldados de ambos bandos, y otras 60.000 resultaron heridas, durante los meses que duró el enfrentamiento, entre julio a noviembre de 1938.

Finalmente, un total de 29 placas con los nombres y apellidos de 1.145 soldados fallecidos, de los más de 20.000 que se calcula murieron en la Batalla del Ebro, han sido inauguradas en el remodelado Memorial de les Camposines, en el término de La Fatarella, que ha sido visitado por multitud de familiares.

El censo de personas desaparecidas de la Guerra Civil y el franquismo que elabora la Generalitat de Cataluña cuenta con una cifra total de 3.756 nombres inscritos, el 30 % (1.145) de las cuales son personas desaparecidas en el frente del Ebro, según datos del gobierno catalán.

Un 98% de estos casos corresponde a combatientes del Ejército de la República, entre los que se encuentran algunas decenas de brigadistas internacionales, mientras que sólo 23 son de soldados del Ejército franquista. La desproporción se explica por el hecho de que el Ejército de la República, en retirada, no pudo recoger a buena parte de los fallecidos.

Entre los 1.145 nombres que desde hoy se pueden leer en el Memorial de Les Camposines, un 60% son personas originarias de Cataluña y el 40% del resto de España. También se recuerdan a trece ciudadanos noruegos, tres italianos, dos británicos, un norteamericano y a un alemán.

El Frente de Izquierda crea fondos solidarios con los huelguistas

“Hay que ayudar a las familias en esta lucha dura y prolongada”, insiste Éric Corbeaux.

Durante todo el fin de semana en los espacios públicos (mercados, estaciones de metro, etc.) y el lunes a las puertas de las empresas, la dirección nacional del Frente de Izquierdas moviliza a sus militantes para organizar el apoyo económico a los trabajadores en huelga en defensa de las pensiones. La organización de los fondos solidarios con los trabajadores en lucha y sus familias es una tradición del movimiento obrero que mantiene plena vigencia en un conflicto duro como el que enfrenta al gobierno contra la mayoría de la población francesa, explica en síntesis Éric Corbeaux, responsable en las empresas y encargado de la campaña en defensa de las pensiones en el PCF. Así, se ha lanzado un llamamiento a todos los militantes, a los cargos públicos comunistas en las ciudades y pueblos para que tomen todas las iniciativas públicas necesarias.

“El 71% de los franceses apoya este movimiento, de modo que esta colecta dará la ocasión a toda la ciudadanía de concretar su compromiso, y a los jubilados de participar en esta lucha compartida”, aclara Éric Corbeaux. Muchos asalariados han perdido varios días de sueldo. El envite de la confrontación y la actitud de Nicolas Sarkozy, que ha apostado por mantener la tensión, crean las condiciones para una “relación de fuerzas difícil y prolongada”, según el responsable del PCF.

Esta iniciativa es también una forma de advertir al gobierno de que el mundo del trabajo no está dispuesto a darse por vencido. Y forma parte de la identidad del Partido Comunista estar en primera fila de la solidaridad obrera, explica Éric Corbeaux. Muchas organizaciones locales del PCF han empezado ya a recaudar fondos, como los comunistas de EDF o la Universidad de Lille donde se ha creado un fondo de apoyo. A nivel departamental, las federaciones comunistas se pondrán en contacto con las organizaciones sindicales para hacer llegar las ayudas a las familias afectadas.

24 de octubre de 2010

Mario Vargas Llosa, ¿defensor de los derechos humanos y de la libertad?

Viçenc Navarro
El Plural

Una característica de gran número de políticos, periodistas o escritores que dicen promover la defensa de los derechos humanos en Latinoamérica y otros continentes es su selectiva interpretación de lo que son los derechos humanos. Sus preocupaciones se centran exclusivamente en los derechos humanos de los disidentes en países con gobiernos con los que tales supuestos defensores de los derechos humanos están en desacuerdo. Con ello, están utilizando el noble concepto de derechos humanos para sus intereses políticos. Un ejemplo de ello es el recientemente galardonado Premio Nóbel de Literatura, Mario Vargas Llosa. Tal autor ha estado utilizando la causa de los derechos humanos para agredir verbalmente a los gobiernos venezolano, boliviano, ecuatoriano, cubano, argentino, brasileño, entre otros, todos ellos gobernados por partidos de izquierda o centro izquierda. Me parece muy bien, e incluso loable, que se critiquen comportamientos represores de los derechos civiles de los ciudadanos de aquellos países cuando ello ocurra. Pero lo que es denunciable es la enorme selectividad y sesgo en tales denuncias. Vargas Llosa raramente incluye entre sus críticas a gobiernos conservadores y neoliberales. El asesinato de más de 2.000 personas falsamente acusadas de terroristas por las fuerzas armadas del gobierno Uribe en Colombia, y la brutal represión que está existiendo en Honduras, nunca ha sido sujeto de crítica por parte de tal autor. La violencia que ocurre en Venezuela sí que ha sido criticada. La que tiene lugar en Colombia (el país del mundo donde se asesinan más sindicalistas) nunca ha sido criticada. Y así un largo etcétera. Su sensibilidad hacia los derechos humanos ha tenido siempre una coloración política, definitiva y clara. Ha estado siempre puesta a disposición de una sensibilidad política, reproduciendo la guerra fría. Este sesgo claramente político conlleva, pues, una interpretación muy reduccionista de lo que son derechos humanos.
La Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada por las Naciones Unidas en 1948, incluye como tales, no sólo los derechos políticos y civiles (los derechos derivados de la libertad de organización y de opinión), sino también los derechos económicos y sociales, tales como el derecho al trabajo, a un salario justo, a la salud y a la educación y a la seguridad social que, en gran manera condicionan la existencia, a su vez, de los derechos políticos y civiles. En realidad, es difícil hablar de los segundos independientemente de los primeros. Y un ejemplo de ello es EEUU, donde la enorme concentración de las rentas y de la propiedad dificulta enormemente la expresión democrática, pues tanto los medios de comunicación como los órganos representativos están claramente controlados (los medios) e influenciados (el Congreso Estadounidense) por los grupos económicos, enormemente poderosos, que limitan tales derechos. El Presidente Obama de EEUU ha alertado, con razón, de las enormes limitaciones que comporta para la democracia de aquel país la enorme influencia que los lobbies económicos y financieros tienen sobre las instituciones representativas estadounidenses y sus derechos políticos y sociales.


La evidencia existente y documentada en la literatura científica muestra claramente que la enorme concentración de la riqueza económica dificulta el desarrollo de la democracia pues, en cualquier país, poder económico se traduce en poder político. Esta traducción se hace a través (entre otros instrumentos) de los medios de información y persuasión que, controlados por tales grupos, configuran los parámetros dentro de los cuales tiene lugar el supuesto debate y competitividad política. No es, pues, de extrañar que todos los gobiernos de centro izquierda e izquierda en aquellos países latinoamericanos tengan enfrentamientos con los poderes mediáticos en sus intentos de diversificar las ofertas mediáticas muy limitadas y reducidas existentes en aquellos países. La supuesta “defensa de la libertad de expresión” es, en realidad, en muchos de aquellos países la defensa de monopolios mediáticos e informativos que dificultan enormemente la expresión y desarrollo democrático.

Presentarse, pues, como defensores de los derechos humanos, sin nunca referirse a los derechos económicos y sociales es un sesgo que refleja una enorme insensibilidad hacia el hecho evidente de que los derechos políticos están claramente determinados por los derechos económicos y sociales. Y los países de Latinoamérica son un claro ejemplo de esta realidad. Aquel continente se caracteriza por tener las desigualdades de riqueza más acentuadas del mundo, lo cual explica la escasez de sistemas democráticos en la historia de aquel continente y las enormes limitaciones de tales sistemas. Ni que decir tiene que en aquellos países donde hay democracia, existe competitividad política, pero tal competitividad está tan desequilibrada, con gran escasez de recursos para las opciones de izquierdas frente al gran apoyo de bloques económicos y mediáticos de las derechas, que tal competitividad toma lugar predominantemente entre partidos de derechas (conservadores versus liberales) con escaso espacio democrático para las izquierdas. Las últimas elecciones en Colombia son un reflejo de ello.

De ahí se deriva que la expresión libertad tiene significados muy distintos según el grupo y la clase social que la utiliza. Como bien dijo el Presidente Abraham Lincoln de EE.UU., “En teoría todos declaran su amor a la libertad. Pero la libertad de la clase de propietarios no es la misma que la libertad de los que trabajan para los propietarios. Y las instituciones del estado favorecen sistemáticamente el entendimiento que de la libertad tienen los primeros a costa de los segundos”. Esto ocurre no sólo en América Latina, sino en la mayoría de países incluyendo EEUU. Como dijo recientemente Richard Trumka, el Secretario General de los Sindicatos estadounidenses (AFL-CIO), “Si un trabajador al salir de una fábrica conduce su coche con imprudencia y atropella al dueño de la fábrica, es probable que pierda el carnet de conducir y vaya a la cárcel, además de pagar una elevada multa. Pero si el dueño de la fábrica daña la salud de sus 500 trabajadores por utilización imprudente de productos nocivos, casi nunca perderá su licencia de dirigir la empresa, y nunca le enviarán a la cárcel. Y es probable que, incluso, no reciba una multa”. Dentro de este marco, ¿de qué derechos humanos y de que libertad habla Mario Vargas Llosa? Es importante y necesario que se denuncien las violaciones de los derechos humanos y la reducción de la libertad donde ello ocurra. Pero esta denuncia pierde credibilidad cuando se expresa selectivamente en contra de ciertos estados y cuando se escogen unos derechos a costa de otros tan o más importantes que los que Mario Vargas Llosa escoge como motivo de su atención.

Comentarios sobre el artículo de Javier Cercas, laudatorio de Mario Vargas Llosa Una última observación. Escribí este artículo que el lector acaba de leer el pasado viernes. Siempre lo escribo el viernes para que mi columna aparezca el lunes. Pero al leer el artículo de Javier Cercas sobre Mario Vargas Llosa, escrito ayer, domingo día 17 de octubre, titulado “La Izquierda y Vargas Llosa”, me siento en la necesidad de comentarlo, pues su tono, predeciblemente halagador de Mario Vargas Llosa, va acompañado de una serie de observaciones, algunas insultantes, sobre las izquierdas, que merecen una respuesta.

Pero primero analicemos los halagos. Cercas repite el aplauso a Vargas Llosa por “nadar contra corriente”. Tal frase parece indicar que sus ideas han sido siempre contrarias a las estructuras de poder político y mediático en América Latina y en el mundo, lo cual es fácilmente demostrable que no ha sido el caso. Antes al contrario, Mario Vargas Llosa ha sido el portavoz del neoliberalismo que ha sido la ideología y el proyecto promovido por las estructuras del poder en América Latina y EEUU durante los últimos treinta años. Sólo hace unos pocos años que gobiernos de izquierda han roto con tal ideología. Las amplias cajas de resonancia que Mario Vargas Llosa tiene en aquellos continentes se deben a su continua hostilidad a estos gobiernos de izquierda, no a las fuerzas político-económico- intelectuales dominantes en ellos.

En el mismo tono laudatorio poco creíble, Cercas añade que Vargas en defensa de los derechos humanos nunca se ha servido de ellos. ¿Cómo explica Cercas, la selectividad en su defensa de los derechos humanos, que excluye a aquéllos próximos a él por su ideología? Igual de errónea es su aseveración de que Mario Vargas Llosa siempre separa –según Cercas- la crítica de las ideas de las críticas a las personas, añadiendo que “Vargas Llosa nunca considera que un hombre equivocado es un hombre inmoral”. Tengo que admitir que tuve que leer esta frase dos veces. Le aconsejo a Cercas que lea los artículos y escrito de Vargas Llosa sobre Chávez, sobre Evo Morales y sobre Fidel Castro. Inmoral es el término más amable que Vargas Llosa utiliza para definirlos. Uno puede estar en desacuerdo con las políticas e incluso con las personas a las que Mario Vargas Llosa critica, pero debiera haber límites en cuanto a la manera que esta crítica se expresa, límites que Vargas Llosa y otros pensadores neoliberales han traspasado con creces.

Por último, Cercas, no sólo alaba acríticamente a Vargas Llosa, sino que de una manera condescendiente aconseja a las izquierdas que aprendan de Vargas Llosa e incorporen en su ideario elementos de su filosofía. No sé a que izquierdas se está refiriendo Cercas, pues tanto en Latinoamérica como en Europa hay una gran diversidad de izquierdas. Pero si las izquierdas gobernantes en Europa están en profunda crisis, se debe precisamente a haber ignorado –como Vargas Llosa ha hecho siempre- que los determinantes de los derechos civiles y políticos son –tal como he indicado en este artículo- los derechos básicos económicos, laborales y sociales. Este olvido ha facilitado su transformación en partidos socioliberales que han causado su ruina electoral. Al revés que lo que sugiere Cercas, le aconsejo a las izquierdas que estén tan lejos como sea posible del neoliberalismo, eliminando sus valores dentro de sus proyectos políticos.

(Para una lectura más extensa de este artículo leer mi ensayo “The economic and political determinants of human (including health) rights” Routledge, Kegan Paul (US) y Tavistock Publishers (UK). 1986. Colgado en mi blog www.vnavarro.org , sección Inglés)

Vicenç Navarro es Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Policy Studies and Public Policy. The Johns Hopkins University.<


El 20.8% de la población española vive por debajo del umbral de la pobreza

El 36,7% de las familias dice no tener capacidad para afrontar gastos imprevistos, con un aumento de 2,7 puntos respecto al año 2009.


El 20,8% de la población residente en España está por debajo del umbral de pobreza relativa, lo que supone un avance ya que en 2009 este porcentaje se situó en el 19,5%

Así consta en la Encuesta de Condiciones de Vida del año 2010, cuyos resultados provisionales ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE). El ingreso monetario medio neto anual por hogar se situó en los 25.732 euros en el 2009, con una disminución del 2,9% respecto al año anterior.

Esta encuesta, que ofrece información sobre los ingresos medios de los hogares durante el año 2009, revela además que el 36,7% de las familias dice no tener capacidad para afrontar gastos imprevistos, con un aumento de 2,7 puntos respecto al año 2009. Por otra parte, tres de cada diez hogares manifiestan llegar a fin de mes con dificultad o mucha dificultad.

El organismo estadístico, no obstante, precisó que este leve descenso en las familias con problemas para llegar a fin de mes rompe con la tendencia creciente iniciada en 2007, y apuntó que el 13,4% de los hogares llega con mucha dificultad a fin de mes, frente al 13,7% del año anterior. Difícil llegar a fin de mes y abonar los pagos

Además, el INE apunta que el número de hogares que no se pudo permitir ir de vacaciones al menos una semana al año alcanzó el 39,7%, casi un punto más que en 2009, y el 7,7% tuvo retrasos en los pagos a la hora de abonar gastos relacionados con la vivienda principal en los 12 meses anteriores a la encuesta. Este porcentaje ha ido en aumento en los últimos seis años, pasando del 4,7% en 2005 al 7,7% en 2010.

Mató el ejército de EU a centenares de civiles en retenes en Irak: Wikileaks


Afp, The Independent Reuters, Dpa y Pl Periódico La Jornada




El ejército de Estados Unidos mató a centenares de civiles en retenes de Irak y cubrió la tortura de las fuerzas estatales iraquíes, según unos 400 mil archivos secretos divulgados por el sitio de Internet Wikileaks. La secretaria de Estado, Hillary Clinton, condenó las filtraciones de todo documento que, afirmó, ponga en peligro la vida de estadunidenses o sus aliados.
Al menos 109 mil iraquíes murieron, de ellos 60 mil civiles, entre el primero de enero de 2004 y el 31 de diciembre de 2009, periodo que abarcan los documentos dados a conocer por el sitio de Internet, indicó la televisora Al Jazeera, que obtuvo acceso a esos archivos confidenciales.

Wikileaks, cuyo servidor tiene su base en Suecia, señaló que más de 15 mil muertes no fueron registradas en el país invadido el 20 marzo de 2003 con el argumento de que el gobierno del entonces presidente Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva, las cuales nunca fueron encontradas.

Hussein fue ejecutado en la horca por la justicia de Irak el 30 de diciembre de 2006, tras ser encontrado culpable de la muerte de 148 chiítas iraquíes en 1982.

La semana pasada, el ejército estadunidense informó que en Irak murieron 63 mil 185 civiles y 13 mil 754 miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes entre 2004 y 2008, 22 mil menos que los contabilizados por Bagdad.

Cifras amañadas

El sitio en Internet Wikileaks dio a algunos medios acceso a su enorme base de datos, en tanto que el diario británico The Guardian y el canal de televisión Al Jazeera señalaron que los documentos mostraban que las fuerzas estadunidenses efectivamente ignoraron las violaciones a los derechos de los iraquíes.

“A pesar de que uno de los objetivos de la guerra contra Irak era cerrar los centros de tortura de Hussein, los documentos de Wikileaks muestran numerosos casos de tortura y abuso de prisioneros iraquíes por policías y soldados iraquíes”, afirmó Al Jazeera.

Además, revelan que Estados Unidos estaba al corriente de la tortura autorizada por el Estado iraquí pero ordenó a sus tropas que no intervinieran, refirió Al Jazeera, al citar a Wikileaks.

“Centenares de civiles murieron durante la guerra en retenes del ejército estadunidense. Por lo que el balance de civiles muertos es mucho más importante del que se ha anunciado. Estados Unidos estableció una cifra de muertos en la guerra a pesar de reiterados desmentidos, señaló Al Jazeera, refiriéndose siempre a Wikileaks.

De acuerdo con la cadena árabe con sede en Qatar, Wikileaks menciona “informes del ejército de Estados Unidos sobre denuncias que vinculan al primer ministro Nuri Maliki con los escuadrones de la muerte” que sembraban el terror al principio del conflicto en la nación petrolera.

La cadena de televisión refirió también sobre informes secretos estadunidenses que revelan nuevos casos que implican a la compañía de contratistas Blackwater en disparos contra los civiles, como la ocurrida en 2007 cuando elementos de esta empresa mataron a 17 ciudadanos iraquíes.

De su lado, el New York Times informó que los documentos revelan que los tripulantes de un helicóptero estadunidense abatieron a dos rebeldes iraquíes en 2007, pese a que intentaron entregarse.

Entre las principales conclusiones de Wikileaks figuran la implicación secreta de Irán en el financiamiento de las milicias chiítas. Los documentos detallan la guerra secreta de Irán en Irak y evocan el papel de los Guardianes de la Revolución como presunto proveedor de armas de los insurgentes chiítas, indicó Al Jazeera.

Por su parte, Hillary Clinton condenó en los términos más claros las filtraciones de cualquier documento que pongan en riesgo la vida de estadunidenses, tras las revelaciones de Wikileaks.

Por su parte, el vocero del Pentágono, Chris Perrine, acusó a Wikileaks de poner en riesgo las vidas de las tropas estadunidenses, pues la información puede ser utilizada por insurgentes para organizar ataques contra los soldados.

Horas antes, el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Anders Fogh Rasmussen, advirtió en Berlín sobre los riesgos de nuevas revelaciones, las cuales podrían tener consecuencias muy negativas en términos de seguridad para las personas afectadas, ya que podrían poner en peligro la vida de soldados y de civiles.

El fin de semana, el Departamento de Defensa estadunidense movilizó a 120 personas para evaluar las consecuencias de la acción de Wikileaks.

Estados Unidos tiene ahora menos de 50 mil militares desplegados en la nación petrolera, contra 170 mil en el momento álgido de la ola de violencia sectaria que golpeó Irak en 2006 y 2007. Los británicos se retiraron en 2009.

Wikileaks fue cuestionado y criticado por el Pentágono el 25 de julio pasado al difundir más de 90 mil documentos relacionados con la guerra en Afganistán, si bien contenían poca información que no se hubiera hecho pública ya.

Desde entonces, el Departamento de Defensa de Estados Unidos mantiene presión sobre ese sitio de Internet.

El coronel David Lapan, vocero del Pentágono, demandó a Wikileaks devolver los documentos robados al gobierno de Estados Unidos y no publicarlos.

Como parte de la campaña contra el sitio de Internet, el gobierno de Suecia negó el pasado lunes un permiso de trabajo y residencia al australiano Julian Assange, fundador de Wikileaks.

Además, días después de que fueron publicados los textos sobre Afganistán, dos suecas presentaron acusaciones por violación y abuso sexual contra Assange, quien negó los hechos, y horas después las mujeres retiraron la denuncia.