31 de mayo de 2010

UN NUEVO CRIMEN DE GUERRA: ACABEMOS CON LA IMPUNIDAD DE ISRAEL




Ante el último crimen de guerra perpetrado por el Estado de Israel en la madrugada del 31 de mayo, la plataforma Grupos de Iruñea contra las Guerras convoca una concentración a las 19.30 frente a la delegación del gobierno, sita en la Plaza de Merindades de Pamplona.

En la madrugada del 31 de mayo varios barcos de guerra israelíes apoyados por helicópteros militares han ametrallado a parte de la flotilla de barcos cuyos integrantes son civiles relacionados desde diferentes ámbitos con los Derechos Humanos. Su objetivo era romper el cerco a Gaza y  llevar ayuda humanitaria. La población de la Franja esta reconocida por la legalidad internacional como población ocupada, con un 80% de población refugiada y actualmente injusta e ilegalmente asediada. El ataque está tipificado por el derecho internacional como crimen de guerra al haberse llevado a cabo en aguas internacionales y además ha sido dictado directamente por el ministro de de Defensa de Israel, Ehud Barak, lo que lo convierte en un crimen de Estado. La Flotilla de la Libertad, organizada por la fundación humanitaria turca IHH (Insani Yardim Vakfi), la Campaña Europea para Acabar el Asedio de Gaza (ECESG), la campaña griega y la sueca ‘Barco a Gaza’ y el Free Gaza Movement, es la mayor acción coordinada realizada hasta el momento para intentar romper el bloqueo marítimo de Gaza por las fuerzas israelíes. 

En la expedición, que ha discurrido hasta hoy por aguas internacionales, viajan cerca de 750 personas de sesenta nacionalidades distintas, entre los que se encuentran periodistas, parlamentarios y activistas, entre ellos tres compañeros del Estado español. Junto con los cientos de activistas que participan en esta iniciativa, las embarcaciones llevan 10.000 toneladas de suministros médicos, materiales de construcción y educativos y 500 vehículos eléctricos para discapacitados, además de cien casas prefabricadas destinadas a las familias que perdieron sus casas durante los ataques israelíes en la Operación Plomo Fundido en enero de 2009.

Para terminar, os queremos invitar a la manifestación que hemos convocado para mañana martes a las 7:30 de la tarde en la Plaza del Castillo. La Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina ha organizado otras convocatorias en ciudades y pueblos del Estado español y las nuestras se inscriben también en ese marco de solidaridad y acción conjunta.
Acude, exige responsabilidades y sanciones al estado de Israel!

Pamplona, 31 de mayo de 2010

GRUPOS DE IRUÑEA CONTRA LAS GUERRAS – PALESTINA ELKARTASUNA EKIMENA
Coordinado con la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina

Masacre Israelí contra voluntarios de ayuda internacional a Gaza










Concentración en Pamplona/Iruña; martes 19.30 horas en La Plaza del Castillo

Como resultado de la criminal intervención militar las informaciones recogen ya el saldo de 16 civiles asesinados y numerosos heridos, en unos hechos en que la violencia sólo responde a un vil crimen de estado. Por todo ello, y en apoyo al resto de los integrantes de la flota, se ha convocado una manifestación en diferentes ciudades, en Madrid tendrá lugar hoy lunes 31 de mayo a las 19:00h, ante el Ministerio de Asuntos Exteriores (sito en la Plaza de Santa Cruz) y en Sevilla a las 20:00h en la Plaza Nueva frente al Ayuntamiento hispalense.

En la madrugada de hoy, la flotilla con ayuda humanitaria internacional que navegaba con destino a Gaza, a fin de hacer entrega a la población civil de bienes básicos de supervivencia ante el cruel bloqueo que mantiene el gobierno fascista de Israel. Sin embargo los hechos se han visto precipitados en el momento que las tropas a sueldo del gobierno israelí, han decidido asaltar brutalmente uno de los buques que navega bajo pabellón turco. El hecho se producía en aguas internacionales, según los miembros de la organización que participan en esta caravana marítima, lo cual es un grave delito internacional que se sumaría a las circunstancias de tratarse de unos militares disparando indiscriminadamente contra civiles que transportan ayuda internacional.

Hace unos días, la flota que se compone de 750 activistas iniciaba su viaje con bandera de paz, que pretende solventar entre la mermada población palestina de Gaza, aquello que los gobiernos y las instituciones internacionales no han querido hacer durante décadas, y que ahora toca el extremo del exterminio xenófobo por parte de un gobierno filo-nazi que sucede a los anteriores en Israel.La criminalización de los integrantes de esta flotilla por la parte interesada, la del gobierno israelí, no puede suponer la comisión de un hecho tan grave como el asesinato de civiles para impedir la ayuda a la población, máxime cuando se produce fuera del propio territorio y sin amenazas de ningún tipo, por lo que se supone que debería ocurrir alguna reacción internacional por parte de los gobiernos y de las Naciones Unidas, pero que seguramente se limiten, una vez más, a la reprimenda verbal.

Como resultado de la criminal intervención militar las informaciones recogen ya el saldo de 16 civiles asesinados y numerosos heridos, en unos hechos en que la violencia sólo responde a un vil crimen de estado.

Por su parte, la reacción de Turquía no se ha hecho esperar y ha llamado al embajador israelí en Ankara, a fin de exigirle explicaciones por la masacre que su ejército ha perpetrado frente a la costa de Palestina.

Concentraciones de repulsa ante la acción israelí
Por todo ello, y en apoyo al resto de los integrantes de la flota, se ha convocado una manifestación en diferentes ciudades.

En Madrid tendrá lugar hoy lunes 31 de mayo a las 19:00h, ante el Ministerio de Asuntos Exteriores (sito en la Plaza de Santa Cruz).

En Sevilla la concentración ha sido convocada hoy lunes 31 de mayo a las 20:00h en la Plaza Nueva, frente al Ayuntamiento hispalense.

Tres españoles a bordo
En la flotilla van al menos tres españoles, una cooperante catalana, Laura Arau, otro madrileño, Manuel Tapial, y el periodista de Telesur David Segarra

Los activistas Manuel Tapial (promotor de diversos encuentros multiculturales y difusor del Festival Interpueblos en Madrid) y Laura Arau (de la ONG Cultura, Paz y Solidaridad Haydeé-Santa María) viajaban en el barco Mavi Marmara invitados por la asociación turca IHH, responsable de buena parte de la organización de la Flota de la Libertad.

En la última entrada de Tapial en su blog Crónicas desde Gaza, poco antes del ataque de Israel, se afirma que los barcos del Ejército israelí estaban presionando a la "Flotilla de la Libertad". "Encontrándonos a 105 millas de la costa (de Gaza), cinco barcos del Ejército se nos van acercando, uno de ellos se encuentra relativamente cerca del carguero con bandera turca Dafne" explica.

"A los cinco barcos hay que sumarle al menos dos helicópteros de comandos y varias zodiacs ¡¡Alerta que parece que van a ir barco a barco!!" añade.

Poco antes de su partida, Efe habló en Estambul con los integrantes españoles de la expedición y se mostraron pesimistas sobre la consecución de su objetivo ya que sabían que Israel trataría de bloquear el acceso a Gaza, aunque no esperaban que fuese de forma tan violenta.

La UE pide una investigación sobre el ataque israelí
La Unión Europea (UE) ha pedido una investigación sobre las muertes a bordo de los barcos de ONG que acudían a Gaza con ayuda humanitaria.

La ministra de Exteriores de la UE, Catherine Ashton, "expresa su profundo pesar por las noticias de pérdidas de vida y violencia y extiende sus simpatías a las familias de los muertos y heridos", ha leído un portavoz.

"En nombre de la UE, reclama una investigación completa sobre las circunstancias de lo sucedido e insta a la inmediata, continua e incondicional apertura de fronteras para el envío de ayuda humanitaria, mercancías y personas hacia y desde Gaza".

Condena palestina
La Autoridad Nacional Palestina ha reclamado una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU tras la acción israelí, según el negociador palestino Saëb Erakat. El presidente palestino, Mahmud Abás, ha decretado tres días de luto en los territorios palestinos.

En un comunicado emitido en la ciudad cisjordana de Ramala a través de la agencia oficial palestina Wafa, Abás no ha anunciado, sin embargo, una interrupción del diálogo indirecto de paz que mantiene con Israel.

Comunicado del FDLP
Por su parte el Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) lanzó el siguiente comunicado desde la Franja de Gaza advirtiendo de las posibles consecuencias de las amenazas sionistas.

El Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) dirige un saludo a todas las instituciones y personalidades internacionales que participan en la Flota de la Libertad que, mediante su insistencia de llegar a las costas de la Franja de Gaza en una acción humana para romper el injusto bloqueo, han desafiado al prepotente y racista ocupante israelí.

El Frente Democrático considera que este paso popular internacional es de gran importancia para desenmascarar al gobierno de Netanyahu, que utiliza una política de castigo contra nuestro pueblo en la Franja y muestra su indiferencia ante los derechos humanos y el derecho internacional.

Advertimos sobre las consecuencias de las amenazas sionistas y su verdadera actitud de piratería en ultramar, así como cualquier acción que ponga en peligro la vida de los cientos de solidarios.

El Frente Democrático llama a los países cuyos ciudadanos forman parte de la campaña de solidaridad y a la comunidad internacional a moverse urgentemente para poner límite a la arrogancia del gobierno de Netanyahu y garantizar la llegada de la Flota a la Franja de Gaza, con la ayuda para los necesitados.

30 de mayo de 2010

¿Puede ser demócrata un país que condena a un juez por investigar el genocidio franquista?”




Invitados por la fundación Idi Ezkerra, Ludivina García y Ceferino Álvarez, ambos de la Asociación de Descendientes del Exilio Español, ofrecieron una conferencia en Bilbao sobre la memoria histórica y la polémica suscitada en torno a la investigación de los crímenes del franquismo

Ludivina García y Ceferino Álvarez luchan no sólo por que los hijos de los exilados de la República logren la nacionalidad española, sino por que se mantenga viva la memoria de aquellos que lucharon por un Gobierno legal.

¿Cuántos descendientes del exilio quedan aún?

Ludivina García: Estamos hablando de que existe una generación de nietos de exiliados. En un momento determinado se nos pidió que lo cuantificáramos. Hicimos un trabajo con los documentos que teníamos de los refugiados que partieron de España. La mayoría eran grupos familiares, y estamos hablando de 240.000 personas descendientes del exilio. Es que muchos confunden al exiliado político con los que emigraron por cuestiones económicas.¿La lucha de éstos por recuperar la nacionalidad es sobre todo una cuestión moral?

L.G.: Es recuperar nuestra identidad. Están reconstruyendo su historia familiar, aunque luego el 80% permanecerá en el país donde reside. Mi caso es un claro ejemplo. Soy hija de exiliados, pero era española por matrimonio con un español, cuando tenía este derecho por mis padres.

Ceferino Álvarez: Uno de las condicionantes que se pedían para acceder a la nacionalidad española era jurar fidelidad al rey. Es algo que nos ha preocupado mucho, ya que los republicanos nunca podrán jurar fidelidad. Por eso pedimos que se reflejara que lo hacían por imperativo legal.

Se cumplen 74 años de la salida de los barcos desde Santurtzi con niños hacia el exilio. ¿Tienen datos de cuántos fueron los que partieron?

L.G.: La lucha en el Frente Norte -Euskadi, Cantabria y Asturias- fue un drama con unas características especiales. En torno a 160.000 vascos, cántabros y asturianos fueron evacuados cuando cayó el Frente Norte. Fueron muchos los niños evacuados primero hacia Barcelona y luego hacia el exilio.

C.A.: Yo soy uno de esos niños. Mi familia es asturiana, fue evacuada a Catalunya y yo nací en Tarragona. Los franceses dicen que entonces llegaron 500.000 refugiados y no había capacidad para asimilarlos. El Gobierno catalán, en plena guerra, acogió a más de un millón y no hubo ese problema.

¿Qué sienten cuando dicen que buscar las fosas es remover el pasado, a veces con actitud revanchista?

L.G.: Un hermano de mi padre estaba enterrado en una fosa común en Asturias y ha sido identificado hace apenas tres años. No tienes rencor pero, cuando das los pasos para averiguar dónde estaban y te encuentras con el discurso de gente de derechas que dice lo que dice, te entra una tremenda desazón.

C.A.: Nosotros no queremos recuperar la memoria, porque nunca la hemos perdido. Queremos mantener viva la memoria como exiliados o hijos de exiliados. Durante 40 años no se ha escrito la Historia de España, y la queremos escribir. No es en absoluto rencor, pero quiero que se sepa el nombre de los asesinos. Es una obligación moral. Y recordar a los que fueron asesinados con lugares en los que se pueda honrar su memoria. No es cuestión de recuperar huesos, sino de escribir la verdadera historia de lo que sucedió.

Sin embargo, aún hay muchas placas que recuerdan a los ganadores.

L.G.: La simbología no es gratuita. La gente joven ve la calle General Yagüe y no sabe que fue un asesino. El asesino Yagüe. Las democracias europeas honran a los que defendieron la libertad, y este país sigue todavía sin honrar a los que defendieron la libertad con las armas, con las letras o, como las mujeres, trabajando en una fábrica. Se trata de una memoria colectiva.

C.A.: Hay un asturiano, Cristino García, que tiene cinco calles dedicadas a su nombre en toda Francia, y ninguna en España. Fue condecorado por el Gobierno francés por su lucha por la libertad y, aquí, nada de nada.

C.A.: Es más, está enterrado de forma olvidada en Carabanchel. Después de luchar en Francia volvió a España para mantener viva la resistencia a Franco. Fue detenido y fusilado, y poco se sabe de ello.

¿Qué opinan del hecho de que el juez Garzón haya sido apartado de su cargo por investigar los crímenes del franquismo?

L.G.: No vamos a endiosar a Garzón. Hizo lo que tenía que haber hecho cualquier juez. Es inaudito lo sucedido. Somos el asombro en el extranjero. Hablamos de una dictadura que duró 40 años y que algunos la quieren edulcorar. Todavía hay gente en los altos niveles de decisión que siguen poniendo zancadillas a que se sepa lo que sucedió.

C.A.: Estamos en un país en el que hay elecciones, pero la democracia hay que ganarla. Fraga no se acostó una noche fascista y se levantó demócrata. Democracia no es sólo ir a votar. Es mucho más, y no podemos desvirtuar las palabras. ¿Puede ser demócrata un país que condena a un juez por investigar el genocidio franquista?

¿El tiempo lo cura todo?

L.G.: Olvidar lo que pasó es imposible. Olvidar lo que sufrió tu familia y tu país es imposible. Los que dicen que hay que olvidar, y que el tiempo lo cura todo, son como los que dicen que no hacen política. Los que dicen que lo mejor es olvidar es que son de derechas y quieren mantener vivo el franquismo. Los hechos son los hechos.

Además de solicitar la nacionalidad para los hijos de exiliados, también exigen que se reconozca por qué se tuvieron que exiliar.

C.A.: Es el derecho a la identidad española, la que se nos arrebató. En México nos educaban profesores que nos enseñaban a amar a nuestro país.

L.G.: Como he dicho antes, lo que queremos es mantener la memoria de aquella gente que luchó por la República.

¿Qué más se puede pedir para recuperar esta memoria de quienes lucharon por la República?

L.G.: Es importantísimo que se reconozca por parte de los jóvenes la lucha de toda esta gente. Es un problema de educación, que en las escuelas se honre la memoria de aquellos que lucharon por un Gobierno totalmente legítimo. Se ha hablado durante 40 años de Alzamiento Nacional, cuando la verdad es que fue un golpe de Estado contra un Gobierno lealmente constituido. Está claro que no puede haber olvido.

C.A.: ¿Quién conoce hoy en día a Negrín? Es una figura que debe reivindicarse. Tiene que haber muchas calles con su nombre. Fue un jefe de Estado que defendió a España. Murió en el olvido y no se estudia la figura de Negrín. Hay que empezar a decir lo que fue la República. No fue la matanza de curas como algunos dicen. La República fue más: enseñanza, ayuda a los campesinos, limpiar el ejército… Lo que queremos es reivindicar su memoria.

http://www.deia.com/2010/05/27/politica/euskadi/puede-ser-democrata-un-pais-que-condena-a-un-juez-por-investigar-el-genocidio-franquista

28 de mayo de 2010

Adhesion del Ayuntamiento de Villaba/Atarrabia a la III Republica



A petición de Unidad Cívica Navarra por la República el pleno del Jueves 27 de mayo del 2010 del Ayuntamiento de Villaba , población navarra de 11.000 habitantes , se ha aprobado por 12 votos a favor de Nbai, IUN-NEB, PSN y ANV , contra 3 votos en contra de UPN la adhesión a los Ayuntamientos por la III República que se concreta en los siguientes puntos

PRIMERO.- Impulsar un proceso constituyente hacia la República, utilizando todos los mecanismos democráticos y pacíficos que prevé la Constitución Española en sus artículos del 166 al 169.

SEGUNDO.- Hacer llegar la presente iniciativa a Las Cortes Generales, a las Comunidades Autónomas y a los Ayuntamientos, así como a la Unión Europea y a la Comunidad Internacional para su reconocimiento y estudio, para que transcurra por los cauces democráticos, y para que se hagan eco las instituciones constitucionalmente competentes.

TERCERO.- Declaramos agotado el modelo de Estado actual, y llamamos a la ciudadanía a demandar la reforma de la Constitución, y la convocatoria de un referéndum, donde sean los ciudadanos y las ciudadanas los y las que decidan con votos democráticos, la forma de Estado que prefieren para el Estado Español.

CUARTO.- Hacer llegar el presente Acuerdo a los Medios de Comunicación de Navarra y de ámbito estatal


27 de mayo de 2010

El pasado 10 de mayo falleció en Viena Ferdinand Hackl, uno de los 1.400 brigadistas austriacos que vinieron a España para defender a la República




El pasado 10 de mayo falleció en Viena Ferdinand Hackl, uno de los 1.400 brigadistas austriacos que vinieron a España para defender a la República del fascismo



En cuanto supe la noticia a través de Gerhard Hoffmann, su amigo y compañero en aquella lucha, recordé las palabras que la vicepresidenta primera Fernández de la Vega pronunció en ese mismo país, unos días antes, con ocasión de su visita al campo de exterminio de Mauthaussen –65 años después de su liberación– para rendir homenaje a los 5.000 republicanos españoles que perdieron allí la vida. Dijo ante aquel escenario de barbarie: “Las víctimas del nazismo, del fascismo y del franquismo no han sido ni serán víctimas del olvido”.

Hijo de una familia obrera muy modesta, Hackl nació en Viena en 1918, año de la caída del viejo imperio austro-húngaro. A los 12 años empezó a trabajar y a los 14 se compró una mandolina para tocar en las agrupaciones musicales de las Juventudes Comunistas. Su militancia política le costó la cárcel durante el régimen fascista del canciller Dollfuss. Liberado tras protagonizar una huelga de hambre, viajó a España en 1937 para unirse a los 1.400 brigadistas de su país que se enfrentaron al fascismo en la Guerra Civil. Se incorporó en principio al Batallón nº 20 ...
continúa...

de la Brigada Internacional bajo el mando del coronel Aldo Morandi para pasar después a la Brigada nº 11, integrada por alemanes y austriacos, y más tarde a la Batería Thaelmann. Una vez dictó el Gobierno de la República la orden de retirada de las Brigadas Internacionales en octubre de 1938, todavía participó a finales de ese año, junto a 400 brigadistas de su país, en el vano intento de frenar el avance franquista hacia Barcelona. El 9 de febrero de 1939 cruzó la frontera de Francia siguiendo el camino del exilio entre medio millón de españoles, con los que compartió la humillante y dura reclusión en los campos de concentración de Saint Cyprien, Argelès y Gurs. Tras la ocupación de Francia por el Ejército nazi, Hackl fue internado en el de Dachau hasta su liberación en 1945.

Hace cuatro años, Karin Helml y Hermann Paseckas realizaron un documental titulado España, última esperanza, en el que Ferdinand Hackl, junto a Hoffmann, Ernst Kuntschik, Hans Landauer y los republicanos españoles Matías Arranz y Manuel García Barredo hacían memoria de sus vivencias durante la Guerra Civil, así como de su tránsito por los campos de concentración de Europa durante la dominación fascista. El filme, escasamente difundido en nuestro país, aporta documentación muy valiosa –en su mayor parte perteneciente a fondos privados– que debería estar a disposición de cuantos pretendan conocer esas páginas de nuestra historia.

Hans Landauer tenía 16 años cuando se entrevistó con su enlace en un café de París y hubo de aumentar su edad verdadera ante la recriminación de su contacto: “No mandamos niños a España”, le dijo. Una fotografía de Agustí Centelles, con Landauer desfilando por las calles de Barcelona el día de la despedida de las Brigadas Internacionales, refleja en efecto a un adolescente cuyo risueño aspecto no parece propio de un combatiente después de haber luchado en los frentes de Brunete y Teruel. Como Hackl, Landauer pasó por el campo de Gurs en Francia, para ser deportado después a Dachau. A diferencia de su compañero, sin embargo, que mantuvo hasta el final su militancia comunista, Landauer la abandonó en 1948.

Me cuenta Gerhard Hoffmann que Hackl se dedicó hasta el final a trabajar en el Centro Documental de la Resistencia Austriaca. Ahí están, probablemente, las últimas páginas de una historia en la que ciudadanos de distintos países, ajenos al conflicto, se jugaron la vida por una idea en una guerra abierta y declarada. Landauer dio a un hijo suyo el nombre de Prisciliano en recuerdo a un asturiano de Mieres que compartió con él su reclusión en Dachau. De España no olvidó nunca el olor de las olivas y un gran cartel que mostraba los cadáveres de unos niños alineados sobre la acera de una ciudad republicana bombardeada.

Más de 200 de los 1.400 brigadistas austriacos perdieron la vida en España luchando por la República. Casi 500, siguiendo el mismo camino que los republicanos españoles en su lucha contra el fascismo, fueron internados en los campos de concentración nazis: Dachau, Mauthausen, Gross-Rosen… Entre ellos estaba Ferdinand Hackl, cuya vida se apagó casi el mismo día en que Fernández de la Vega afirmaba lo antedicho en uno de esos ámbitos de aniquilación. Me comentó el excelente escritor Erich Hackl, narrador de la desventurada niñez de su amigo Ferdinand –de quien recibió algunos libros de su magnífica biblioteca–, que el anciano brigadista fue un hombre tierno, generoso y modesto, solidario siempre con sus viejos camaradas, “a los que visitaba y atendía en asilos y hospitales”. Quizá por eso nadie mejor que Ferdinand Hackl para testimoniar el olvido en que fueron muriendo muchos de ellos sin que el Estado democrático español los recordase.

Sólo viven actualmente tres brigadistas austriacos y ninguno de los tres –Gerhard Hoffmann, Hans Landauer y Josef Eisebauer–, junto al fallecido Hackl, tiene nuestra nacionalidad. La Ley de Memoria Histórica sólo la concede a quienes juran fidelidad al rey, obviando que esos hombres, como antifascistas sobre los que nunca debió pesar el olvido, combatieron contra el dictador que impuso al monarca.

Félix Población es escritor y periodista

http://blogs.publico.es/dominiopublico/2039/memoria-del-brigadista-hackl/

26 de mayo de 2010

El concejal del PSE de Berriz detenido ayer por insultar a Felipe Borbón y a su esposa Letizia Ortiz durante su visita a Bilbo ha quedado en libertad






El concejal del PSE de Berriz detenido ayer por insultar a Felipe Borbón y a su esposa Letizia Ortiz durante su visita a Bilbo ha quedado en libertad y ha dicho que "volvería a decir exactamente lo mismo".El PSE le ha llamado urgentemente


Felipe Borbón y Letizia Ortiz estuvieron ayer en Bilbo en la entrega de los premios de la Fundación Novia Salcedo a la integración laboral de los jóvenes.

Poco antes del acto, a las 18.45, al llegar los príncipes de Asturias al teatro Campos Elíseos, el concejal del PSE Koldo Méndez Gallego profirió diversos insultos contra elllos, como "chupones" y "muerte a la monarquía".

Agentes de la Ertzaintza se le acercaron y le instaron a que depusiera su actitud, pero el edil de Berriz continuó y se negó a ser identificado. Fue detenido acusado de insultos a la Casa Real y de negativa a identificarse.

Según ha informado el Departamento de Interior de Lakua, esta madrugada ha sido puesto en libertad, con la obligación de comparecer en el juzgado cuando sea requerido.

"Volvería a decir exactamente lo mismo"

Koldo Méndez ha declarado a Europa Press que los insultos los profirió "a título personal" y que "volvería a decir exactamente lo mismo" porque "es el libre ejercicio de mi libertad de expresión" y "tengo derecho a decir lo que pienso en público".

Ha explicado que lo que dijo al paso del vehículo en el que viajaban Borbón y Ortiz fue "viva la República, viva la República vasca libre, monarquía franquista, monarquía asesina, viva la memoria histórica".

Ha dicho que "bajo ningún concepto" se arrepiente de lo que hizo y ha criticado que "aquí sólo hay libertad de expresión para gritar 'viva el rey', pero no hay libertad de expresión para decir lo contrario".

Denuncia por "la brutalidad" del arresto

El edil ha anunciado que va a presentar una denuncia en el juzgado "por la brutalidad y la desproporción inusitada" en la detención. Ha dicho que en ningún momento se resistió y que como consecuencia del arresto tiene el brazo en cabestrillo y lesiones en las rodillas.

Según ha relatado, los propios ertzainas le llevaron al ambulatorio, donde el médico ordenó su ingreso hospitalario. Una vez en el hospital, los agentes le comunicaron su puesta en libertad, y a las 9.00 de hoy ha sido dado de alta.

El PSE le convoca de forma urgente

El portavoz del PS, José Antonio Pastor, ha explicado que el edil será citado de "forma urgente" ante la Comisión Ejecutiva del partido para que explique lo ocurrido y, posteriormente, se adoptarán "las medidas oportunas".

Koldo Méndez es, además de concejal del PSE, secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Euskadi (UPTA), a la que UPTA España ha instado a que abra un expediente informativo al edil.
GARA

CHARLA SOBRE EL SAHARA EL VIERNES EN TAFALLA



La Casa de Cultura de Tafalla acogerá este viernes un conferencia titulada Sahara: un conflicto en el olvido. Lo que el mundo no ve, a las 19.30 horas organizada por la asociación cultural Poeta Miguel Hernández y la Asociación Navarra de Amigos de la RASD. Asimismo, el mismo escenario alberga una exposición fotográfica sobre el Sáhara desde el pasado 23 de mayo y hasta el 7 de junio.

Detenido en Bilbao un edil socialista( PSE) por insultar a los Príncipes



La Ertzaintza (la policía autonómica vasca) ha detenido en Bilbao a Koldo Méndez Gallego, concejal socialista de Berriz (Vizcaya, 5.000 habitantes), por insultar a los Príncipes, según confirmaron a EL PAÍS fuentes policiales.


Los Príncipes de Asturias, don Felipe y doña Letizia, presidían en la capital vizcaína la entrega de premios de la Fundación Novia Salcedo a la integración profesional de los jóvenes, que se celebró en el Teatro Campos Elíseos.

Al llegar don Felipe y doña Letizia al teatro, Méndez profirió diversos insultos como "chupones" o "muerte a la monarquía". Agentes de la Ertzaintza le instaron a dejar su actitud, pero el edil siguió con los insultos y se negó a identificarse. Por ello fue detenido, acusado de insultos a la Casa del Rey y desobediencia a la autoridad.

En el acto estaban, entre otros, el lehendakari, Patxi López; el alcalde bilbaíno, Iñaki Azkuna; la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, y el delegado del Gobierno en Euskadi, Mikel Cabieces.

El Pais


25 de mayo de 2010

¿Es el PP franquista?



El PP nunca ha condenado el golpe militar y la dictadura que estableció, llamándola por su nombre


A primera vista tal pregunta parecería una provocación, pues el Partido Popular es un partido que se define como demócrata, participando en la vida política según las reglas del juego electoral definido en el Parlamento español, las Cortes, que según la narrativa oficial es la máxima expresión de la voluntad popular. Añádase a ello el hecho de que tal partido condenó, en las Cortes Españolas (el día 17 de Noviembre del año 2002), junto con los demás partidos, el golpe militar del 18 de Julio de 1936 en una resolución en la que se reconocía a quienes padecieron la represión de la dictadura. Parecería, pues, que el PP no se considera heredero del franquismo, al cual ha condenado, siendo un partido demócrata como cualquier otro. Hasta aquí el entendimiento reproducido por la sabiduría convencional del país.

Sin embargo, hay múltiples indicadores de que hay una distancia entre la narrativa oficial y la realidad que tal narrativa intenta describir, comenzando ya por su oposición a referirse al franquismo de una manera explícita en aquella resolución condenatoria, limitándose a la utilización de un rechazo genérico a todos los “intentos de utilizar la violencia con la finalidad de imponer sus convicciones políticas y establecer regimenes totalitarios” narrativa que tuvo que excluir referencias al golpe militar de 1936 para que el PP aprobara tal resolución. Implícita en aquella resolución existía, también, el supuesto de que en España habría podido aparecer una dictadura de opuesta ideología, supuesto erróneo que no quedaba avalado por ninguna evidencia. El PP, pues, nunca ha condenado el golpe militar y la dictadura que estableció, llamándola por su nombre.El segundo indicador de sus raíces en el pasado franquista es que, a pesar de su discurso de apoyo a las víctimas de aquel régimen totalitario, en la práctica tal partido se ha opuesto a que se entierren y honren a los 150.000 asesinados por el bando golpista cuyos cuerpos están enterrados sin que se conozca todavía hoy -treinta años en democracia- el lugar donde se encuentran. Es fácil de entender que las familias de los desaparecidos no podrán encontrar, enterrar y homenajear a sus seres queridos, sin un mandato del Estado. El PP lo sabe y, a pesar de ello, se opone a que sea el Estado quien instruya tal mandato. Era fácil de prever que cuando el Tribunal Supremo admitió la denuncia de la Falange (el partido fascista de los golpistas) para enjuiciar al Juez Garzón por su intento de encontrar tales cuerpos y a los responsables de aquellos asesinatos, los jueces de instancias inferiores detendrían la búsqueda de los desaparecidos, tal como ha ocurrido. El PP no puede alegar ignorancia de las consecuencias de su apoyo al enjuiciamiento de Garzón. Y no se encontró incómodo en que fuera precisamente la Falange la que llevara a los tribunales al Juez Garzón. Antes al contrario, utilizó a la Falange para hacer el trabajo sucio que ellos deseaban que se hiciera. El PP quería y quiere parar el caso Gürtel, que muestra el grado de corrupción en el que se encuentra tal partido.

Durante la dictadura, los grupos económicos y financieros, así como los grupos corporativos, como la Iglesia (que también era, por cierto, un grupo económico, pues era uno de los mayores terratenientes afectado por la Reforma Agraria llevada a cabo por la República) que realizaron el golpe militar de 1936 y controlaron la dictadura (conocida como una de las más corruptas que ha habido en Europa) utilizaron a la Falange para hacer el trabajo sucio (el de asesinar a los que sostenían el estado demócrata de aquel tiempo). Salvando las distancias (pues existía una dictadura entonces y hay una democracia –aunque muy limitada- ahora) la relación entre la derecha española y la Falange (siendo esta última la responsable de silenciar a los adversarios) continúa. El instrumento político de las derechas utiliza ahora al partido fascista para silencias a sus adversarios. La oferta de ayuda a las familias de los vencidos, llevada a cabo incluso por la Presidenta de la Comunidad de Madrid, la Sra. Esperanza Aguirre, y realizada en un tono condescendiente e insultante (de lo cual es probable que ni ella fuera consciente), es un hecho que no puede ocultar la sistemática oposición que el PP ha expresado hacia tales ayudas, como también lo demuestra que no hayan colaborado con el gobierno central en la preparación del mapa de las tumbas de los cuerpos desaparecidos, y se haya votado en contra de la enmienda a la Ley de la Memoria Histórica que instruía al estado a encontrar a los desaparecidos y homenajearles.. Ni que decir tiene que hay excepciones y ha habido autoridades de tal Partido que han ayudado a las familias a encontrar a los desaparecidos. Pero la gran mayoría no lo ha hecho.

Tal comportamiento, sin embargo, es comprensible. Esta oposición del PP a que sea el Estado el que se encargue de facilitar el enterramiento de los desaparecidos es predecible, pues desenterrar estos cuerpos y darles el honor merecido incluye inevitablemente la crítica y la denuncia de aquellos que los asesinaron y el régimen que apoyó tales asesinatos. Y ello escocería al PP. En realidad, el mejor indicador de que el PP es un partido con identificación, simpatías y raíces franquistas es que se opone sistemáticamente a que se mire el comportamiento de aquel régimen, en el que sus antecesores (no sólo biológicos sino ideológicos) son responsables de aquellos crímenes. Estos descubrimientos debilitarían la fuerza del partido, a lo cual, lógicamente, se oponen.

Cuando el PP indica que no hay que mirar al pasado y centrarnos en el presente, está diciendo que desea continuar su enorme poder intelectual-cultural-político en este país, cuya vida política está más a la derecha que el resto de la UE, como consecuencia de que la derecha española se corresponde a la ultraderecha europea. Hoy la gran mayoría de fuerzas conservadoras y liberales en Europa (sean del signo que sean), y los medios próximos a ella, han condenado sin paliativos el hecho de que el Tribunal Supremo impidiera al Juez Garzón que investigara los crímenes políticos cometidos bajo el régimen franquista, que aún permanecen impunes. No así en España. La dirección del PP, unánimemente, se ha opuesto, como también lo ha hecho el 53% de sus votantes (según la encuesta Publicoscopico). La esperanza de las fuerzas democráticas es que la minoría de votantes de tal partido, el 34% que favorece tal investigación, llegue un día a convertirse en mayoría y que cambie la dirección ultraderechista de aquel partido, convirtiéndose en la derecha democrática europea, que España se merece, pero que todavía no tiene. Esperemos que, por el bien de todos, ello ocurra.

Vicenç Navarro es Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

24 de mayo de 2010

Un libro interesante de Norena Hertz: El poder en la sombra






De las cien mayores economías del mundo, 51 son empresas, y 49, Estados-nación. Sin embargo, son tan pocos los que se dan cuenta del inmenso poder que atesoran en la actualidad las multinacionales que la prensa continúa relegando las noticias económicas a las páginas interiores. Pero ¿de verdad influyen más los gobiernos que las empresas en la vida de los ciudadanos? ¿Tienen auténtica libertad de acción los partidos que votamos? El poder en la sombra nos brinda una explicación tan novedosa como alarmante de nuestra forma de vida y de quién nos gobierna en realidad, demostrando cómo manipulan y presionan las empresas a los gobiernos a través de cualquier medio a su alcance, legal o no; cómo las protestas, sea en la forma que adoptaron en Seattle o Praga o a la manera de boicots a los alimentos genéticamente manipulados, constituyen en la actualidad una arma política mucho más eficaz que las urnas; y cómo las empresas usurpan en gran parte del mundo las responsabilidades del Estado en sectores muy diversos. Y aunque las actividades de las empresas pueden ser tan dañinas como beneficiosas, lo cierto es que ni el poder empresarial ni la protesta pública transcurren por los cauces democráticos habituales. Entonces ¿qué destino aguarda a la democracia? «El poder en la sombra describe de forma excepcional este nuevo mundo. Es una llamada a la lucha de los ciudadanos que deseen reafirmar una cierta idea de la cosa pública» (Will Hutton).Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

Sólo los judíos tienen derecho a que no se les torture en Israel»






SERGIO YAHNI
JUDÍO ANTISIONISTA, LÍDER DEL ALTERNATIVE INTERNACiONAL CENTER

Nació en Argentina y su familia emigró al Estado de Israel cuando tenía 12 años. Siempre ligado a movimientos de izquierdas, este intelectual se radicalizó al entrar en el Ejército. Se negó a ir a los territorios ocupados ni a estar en la reserva. Envió una carta al ministro en la que expuso sus motivos. Ahora lidera el AIC, una plataforma de denuncia de los abusos cometidos por el Estado sionista.

Desde la pequeña oficina del AIC, en Jerusalén, cerca de la ciudad vieja, Sergio Yahni vigila al Estado sionista. Judío de origen argentino, su conocimiento de los modos de pensar de los israelíes y de sus intereses le han convertido en una de las figuras más destacadas dentro de la lucha antisionista. «Hay que conocer al enemigo para derrotarlo», manifestó en su charla del jueves en Iruñea, invitado por la Plataforma contra las Guerras.

Desde el AIC se realiza un seguimiento estrecho de las políticas israelíes. ¿Dónde han puesto el foco ahora, en qué está trabajando el Gobierno de Benjamin Netanyahu?

Actualmente, lo que más nos preocupa es la política de ataque a la sociedad civil, contra los palestinos del 48, los que quedaron dentro de las fronteras del Estado de Israel, y contra las organizaciones progresistas internas. Hay un aumento nítido de la represión sobre los palestinos del 48. Los servicios secretos, el Shin Bet los considera un peligro real e inmediato para el Estado sionista.¿Y cómo se traduce este incremento de la represión, en qué se manifiesta?

Una primera traducción consiste en toda una serie de arrestos contra dirigentes de la sociedad civil. El más significativo de todos es el de Amir Mahoul, el líder de la coordinadora de las organizaciones palestinas. Fue arrestado hace dos semanas. Los doce primeros días ha estado incomunicado y durante toda una semana estuvo prohibido publicar en cualquier medio que lo habían detenido. Es más, sus abogados pidieron ver el expediente médico y los servicios secretos se lo negaron. Ahora, esos abogados han denunciado que tienen sospechas muy fundadas de que ha sido torturado.

¿El Shin Bet puede hacer eso? ¿Es legal en Israel no conceder esa información médica?

Los servicios secretos pueden hacer lo que quieran. Ningún juez tiene el coraje de pararse ante la Policía secreta cuando el Shin Bet dice: «Esto es un problema de seguridad nacional».

El Estado español permite jueces que buscan fama, jueces estrella. ¿No hay allí jueces que se hayan enfrentado mínimamente a esto?

Actualmente, no, aunque sí destacó Aaron Barak. Este juez pertenecía a la Corte Superior de Justicia y promovió una interpretación más democrática de la legislación israelí. Y tenía peso, ya que Israel carece de Constitución. Barak prohibió la tortura en 1999. Hasta entonces, torturar era legal. Hace dos años que se retiró, y desde entonces vivimos un ataque sistemático contra la legislación progresista promovida por este juez.

Entiendo que Israel había avanzado algo, para ahora retroceder de nuevo.

Todo lo anterior hay que matizarlo. Cuando hablo de progresismo, lo hago en el contexto del Estado de Israel, en el contexto de la supremacía judía. Ahora todos estos pequeños avances están siendo atacados. En primer lugar, la comunidad política, las fuerzas más a la derecha, trata de echarlos abajo. Pero este ataque a la jurisprudencia dejada por Barak también se lleva a cabo de forma interna. El propio sistema judicial que no tiene el coraje de plantarse y defender los derechos del ciudadano israelí, está acabando con lo que hizo Barak.

¿Qué entiende por «supremacía judía»?

El Estado de Israel es uno de los pocos estados que quedan en este momento que se define como estado étnico. Quedan algunas ex repúblicas soviéticas que toman el nombre de la etnia mayoritaria e Israel, que se define como estado judío. Cualquier tipo de amenaza a ese carácter judío supone una amenaza para la seguridad del Estado. El propio Estado existe para mantener esa supremacía política en el espacio, en su territorio. Lo dijo Yuval Diskin, el jefe de los servicios de seguridad: «En caso de que los ciudadanos palestinos del Estado de Israel intenten cambiar el carácter judío del Estado de forma democrática, les veremos como enemigos». ¿Y qué significa esto? Que entre un Estado judío y un Estado democrático, el Estado judío es un valor superior. En consecuencia, el Shin Bet considera como enemigo a cualquiera que trate de cambiar ese carácter judío.

Pero... ¿es equitativo? ¿El Estado se comporta igual con un palestino ciudadano de Israel que con un israelí judío?

Un Estado étnico nunca puede ser un Estado democrático, porque en un Estado étnico no puede haber igualdad de derechos ante la ley, tanto derechos formales como informales. Yo, como judío, tengo ciertos derechos democráticos que un palestino no tiene. Esto se transforma luego en privilegios, ya que esos derechos no se le reconocen a un palestino. Por ejemplo, la inviolabilidad del cuerpo, que es la base contra la tortura, sólo existe para mí como judío.

Es decir, a usted no le podría haber pasado lo mismo que a Amir Mahoul.

Exacto. Hubo un caso muy gráfico. En 1972, surgió un intento guerrillero judeoárabe, el Frente Rojo. Era un grupo pequeño, muy secundario, y fue desarticulado. Uno de los judíos detenidos, Ravni Livni, se negó a hablar en el interrogatorio. Pero en lugar de torturarle a él, los agentes del Shin Bet, trajeron a uno de sus compañeros de guerrilla, un palestino, y le torturaron delante de Livni hasta que habló. ¡Y ambos eran ciudadanos del Estado de Israel! Es claro que la intorturabilidad es un privilegio exclusivo del judío.

¿Qué ha cambiado ahora para los palestinos del 48?

Este sistema completamente impune tiene un interés político claro de llegar a un choque con los palestinos del 48. El sionismo clásico quería estabilizar del Gobierno, coartar ciertos derechos de los palestinos del 48 para forzar un consenso. Si bien los palestinos no estarían contentos con ese pacto, al menos, lo aceptarían. Aceptarían su marginalidad. Este nuevo Gobierno, por muchas razones, no sólo ideológicas, sobre todo el Shas e Israel Beitenu de Liebermann, buscan el choque con los palestinos.

¿Qué les reportaría ese choque con los palestinos del 48? ¿De qué le sirve a Israel?

El problema es demográfico. Los intentos para judeizar la Galilea del Neguev han fracasado. La supremacía judía no sólo implica que deba haber una mayoría judía en el Estado, sino que en todas las regiones, los judíos deben ser mayoría. En la Galilea central, sin la costa, el 80% de la población es palestina. Por ello, generan presiones para revertir la situación y que los palestinos elijan marcharse. No creo que vaya a haber una deportación estilo Yugoslavia, pero estas presiones sirven para que cualquier intelectual, cualquier élite palestina decida irse. Y ya está pasando con intelectuales jóvenes. Les interesa azuzar la guerra, motivar a la población judía para que se instale allá y pelee por una Galilea judía.

¿De qué tipo de presiones estamos hablando?

De planes urbanísticos, por ejemplo. Hay proyectado un tren que unirá Karmiel, una de las mayores ciudades judías del interior, con la costa donde también hay mayoría judía. Había dos posibilidades, que el tren tuviera dos paradas o que fuera deteniéndose en el resto de poblaciones palestinas. Obviamente, al final sólo parará en las dos localidades judías. No es como en Euskal Herria, no es de alta velocidad, allá es un tren pesado que cumplirá dos funciones: dejar a los judíos de Karmiel más cerca de los centros industriales y expropiar tierras de los palestinos por el camino.

¿Y qué dice la izquierda israelí ante estos abusos? ¿Puede frenarlos?

¿Pero qué izquierda israelí? Seamos claros, no existe. La izquierda sionista dejó de existir el 1 de octubre del año 2000. El responsable de ello fue Ehud Barak, el líder laborista. Se acabó cuando Barak fue a las negociaciones de Camp David con el único objetivo de demostrar que los palestinos no querían la paz. Pero la Segunda Intifada supuso el desmoronamiento total de la izquierda sionista: ideológico y parlamentario. Plataformas de masa, como Peace Now, que tenía la capacidad de movilizar a cientos de miles de personas, se convirtieron en pequeñas ONG. Comenzaron a surgir grupos disidentes de intelectuales o activistas, pero nunca se transformaron en un movimiento de masas. En los momentos más duros han logrado movilizar a 2.000 personas. Existen algunas plataformas feministas, parte del movimiento objetor... pero se pueden contar con los dedos de la mano. Son gente muy, muy comprometida, pero no se puede hablar de izquierda en Israel, porque no tiene espacio social.

¿Existen posibilidades de que la izquierda se recupere?

En los últimos meses, en las manifestaciones del barrio de Jerusalén Sheikh Jarrah, hemos visto cómo la izquierda sionista trata de recuperarse, pero el intento ha fallado. El pasado fin de semana, todos los grupos de izquierda sionista -un grupo de seudointelectuales, parte del laborismo y parte del Meretz- convocaron una gran manifestación. ¡Y se los comieron los anarquistas! Los anarquistas habían convocado una manifestación el mismo día. Como la izquierda sionista no consiguió atraer gente, abandonaron su protesta y se sumaron a la convocatoria anarquista. Eso signfica que hoy el anarquismo es más fuerte que todo el sionismo de izquierdas.
palestinos

«Los servicios de inteligencia israelíes consideran a los palestinos del 48 un peligro real e inmediato para el Estado sionista»
impunidad

«El Shin Bet puede hacer lo que quiera. Ningún juez tiene el coraje de pararse ante la Policía secreta cuando se alega seguridad nacional»
supremacía

«Un Estado étnico como Israel nunca puede ser democrático, porque es imposible que exista igualdad ante la ley»
movimientos

«La izquierda israelí no existe desde el 1 de octubre de 2000. La Segunda Intifada supuso su desmoronamiento total: ideológico y parlamentario»
«Denunciar a militares será ilegal»

¿Qué iniciativas está llevando el Gobierno actualmente?

Hay dos leyes en el Parlamento que son especialmente peligrosas: una es que las organizaciones de derechos humanos ya no podrán ser organizaciones sin fines de lucro y deberán de registrarse como partidos políticos.

¿Qué ganan con eso?

Muy sencillo, si la organización se registra como partido político, no puede recibir subvenciones del extranjero.

¿Y la segunda?

Todas las organizaciones que ofrezcan información que sirva para juzgar a políticos o militares en el extranjero pueden ser ilegalizadas. Incluidas aquellas que hayan dado información para la comisión Goldstone. Es decir, todo aquel que ofrezca información sobre crímenes de guerra cometidos por Israel, deberá ser ilegalizado.

¿Existe fecha para la aplicación de esas dos nuevas leyes? ¿Quién las promueve?

Detrás de esto se encuetra Avigdor Libermann. Aquél que dice sentirse identificado con Zapatero, el que quiere hacer allá lo mismo que Zapatero ha hecho con la izquierda abertzale.

Lo publicamos, era el último día antes de las elecciones.

Lo recuerdo. Lo leí. Todo esto forma parte de la Ley de Lealtad, que no consiguió pasar el trámite parlamentario. Ahora la intentan sacar adelante a pedacitos. Por ahora, no ha pasado ninguno. Hay gente que es consciente de que da mala imagen al país. También se había promovido que los oficiales del Ejército dieran charlas motivatorias en los colegios secundarios.

Eso también recuerda a algo que va a ocurrir por aquí.

Allá se revolvió un profesor. ¡Ni siquera era antisionista! Simplemente reivindicaba su espacio. Él era el profesor, él enseñaba. Se montó una gran campaña contra él en la prensa, para que dimitiera, pero sirvió de freno.

GARA

El 72º aniversario de la fuga de San Cristóbal atrae a cientos de personas







"¿Cuánto camino hay que andar para encontrarse con la memoria?". Era una pregunta al aire, sin respuesta. Pero si hubiera que dar una cifra, sería 6,5. 6,5 kilómetros, el camino que recorre el monte San Cristóbal desde la base hasta la cima, hasta el Fuerte en que el estuvieron encerrados más de 2.000 presos del franquismo, en unas condiciones infrahumanas. El mismo fuerte del que 795 represaliados, impulsados por el instinto de supervivencia y persiguiendo la libertad, protagonizaron una histórica fuga, hace ya 72 años, que acabó con 585 capturados, 207 asesinados y, tan sólo, 3 fugados con éxito.

Para recordar a estos mártires, acudieron ayer, a las 12 horas, varios cientos de personas a la puerta del Fuerte de San Cristóbal, al acto organizado por Txinparta y la Asociación de Familiares de Fusilados, Asesinados y Desaparecidos en Navarra en 1936.

Allí se dieron cita algunos de los familiares de los presos involucrados en la fuga. Es el caso de Teodoro Eranán Aquera, preso número 760. Su nieta, relató que, como todos, fue condenado por apoyar a la República. Que era consciente de que estaba preparando una fuga pero que no participó en su ideación. Y que cuando oyó el grito "las puertas están abiertas", que dieron el pistoletazo a la fuga, no se lo pensó dos veces. "Mi abuelo era consciente de que poco a poco estaba muriendo en esa prisión", dijo su nieta. Su aventura duró ocho días.

Una semana en la que el miedo y la libertad le llenaron de arrojo. Comía lo que encontraba por el campo y, a falta de agua, no dudó en beber su propia orina. Marchaban camino a Francia en busca de la libertad.

Sin embargo, el octavo día fue capturado. Iba con su mejor amigo, con el que fue hecho prisionero la primera vez. Su amigo no estaba en el momento de la detención. Teodoro fue devuelto al fuerte, pero al menos le quedaba el consuelo de que su amigo había llegado Francia. Sólo que no fue así, murió poco después abatido antes de llegar a Francia. Teodoro vivió engañado el resto de su estancia en prisión.

El resto de las intervenciones iban todas en la misma línea. Demandaban al Gobierno más implicación en la investigación y exhumación de los cadáveres que siguen perdidos en el anonimato.

También hubo tiempo para la música. Amenizaron el encuentro los grupos Zero Taldea, Iruña Crew e Iparfolk. Y por supuesto, se realizó la ofrenda floral a los caídos, acompañada de un cálido aplauso a los familiares que culminó con un sentido aurresku. Los presos no se olvidan, pero todavía queda camino para encontrarse con la memoria.
Diario de Noticias
Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

22 de mayo de 2010

Alejo Carpentier y la defensa de la República Española






Eliades Acosta Matos • La Habana


Nada como el Capítulo 10 de “La Consagración de la primavera” de Alejo Carpentier(1) para demostrarnos que lo aprendido en los libros de Julio Verne y Salgari no funciona cuando preparamos la mochila que nos ha de acompañar a una guerra de verdad. Más o menos lo mismo que suele ocurrir con los manuales de todo tipo.

Enrique, revolucionario cubano exiliado en Paris desde la lucha contra el tirano Machado, este último inolvidablemente retratado por el poeta Rubén Martínez Villena como “El asno con garras”, es arrastrado por los acontecimientos y el recuerdo de Julio Antonio Mella, el líder que cae asesinado en México en brazos de Tina Modotti, y se une a un grupo de sus compatriotas que se alista a cruzar la frontera para unirse a las fuerzas republicanas. No es miembro del Partido Comunista, pero el recorrido entre Gare d’Austerlitz, Perpiñán y Figueras lo garantiza el Partido para todos los que, como aclara su amigo Gaspar, el trompetista,… “tienen cojones, ganas de pelear y voluntad de acabar con el fascismo hijo-de-puta” (2). En España, se dice Enrique,… “millares de hombres venidos de todos los extremos del mundo peleaban contra una realidad, un sistema, y sobre todo, un espíritu”. (3)

El arrebato del ideal es sometido a su primera gran prueba por la vida: la selección de los objetos que el guerrero ha de llevar consigo a los combates, última estación de la vida civilizada antes de internarse en las tinieblas.

Lo que escoge Enrique recuerda los consejos para acampar extraídos de un Manual de los Boys Scout:

“…un reverbero mínimo, con pastillas de alcohol endurecido, una cazuelita plegadiza para calentar café, agua oxigenada, bolas de cera para los oídos, espejuelos obscuros, y hasta un periscopio extensible montado en tijerillas metálicas, que doblado cabía en un bolsillo, para mirar sobre el parapeto de las trincheras…” (4)

La realidad, como siempre, no tarda en imponerse:

“ Tira toda esa mierda a la basura, y apunta lo que debes llevar: —le dice Gaspar-Ungüento contra las ladillas; permanganato en sobrecitos(que el permanganato rinde mucho, abulta poco y sirve para todo);una buena cuchilla mixta, de esas que tienen abrelatas y tirabuzón; esparadrapo, algún jabón corriente que lo mismo te sirva para lavarte que para quitar la grasa al plato del rancho; un poco de algodón, aspirina en polvo y un suspensorio…Y-¡se me olvidaba!-dos docenas de preservativos, por lo menos, porque cuando se vuelve del frente después de no oler hembra en tres semanas , cualquier cáncamo, cualquier churriosa te parece una Mae West…”(5)

La comprensión que tenemos del pasado siglo, de alguna manera, está condensada en estas visiones encontradas que Carpentier hace enfrentar, con su habitual ironía. De un lado, lo aprendido desde la cuna, lo que se nos ha enseñado que debe ser la sociedad en evolución; los cambios siempre graduales que respetan derechos, diz que sacrosantos y consagran diferencias, diz que eternas. Del otro, la irreverencia de la vida misma, la ebullición de lo que no reconoce fronteras y salta todo valladar; lo revolucionario que se desborda transido de impaciencia para resolver en meses, días, horas, lo que se añejó durante siglos y que la víspera de ser barrido por el torrente, siempre da la sensación de inconmovible.

El Siglo XX, magistralmente recorrido por Alejo Carpentier en “La Consagración de la Primavera”, su novela más autobiográfica y militante, aunque no haya tenido tiempo de saberlo, es precisamente, todo lo que media entre las notas vienesas de un vals de la “Belle Epoque”, el sonido de los metales de una banda que toca “La Internacional”, para terminar con “Lose Yourself”, de Eminem; lo que separa a Freud, de Lenin y de Michael Moore; al Superhombre de Schopenhauer de los olvidados de la Tierra de Frank Fanon, y también de los neocons del Proyecto para un Nuevo Siglo Americano.

Un siglo que comienza con el cinematógrafo silente de los Lumiere, no pudo sino terminar con el estruendo horrísono de las Torres Gemelas de New York devoradas por la venganza enloquecida de los humillados y ofendidos que vislumbrase Dovstoieski.

Todas estas paradojas, estas modernas aporías eleáticas, tan carpenterianas, tan de “El reino de este mundo”, se concentran en su visión del Siglo XX como “Siglo de las Revoluciones”, a diferencia del XVIII, reinado glorioso de la Diosa Razón. Aquí el movimiento suplanta a los programas políticos y hace de ellos vulgares trasvestis. Acontecimientos impredecibles, crueles, se mofan de los ideales de los hombres, mientras los avientan al vacío. Los hijos de los militantes trotskistas antiestalinistas de ayer constituyen hoy la Guardia de Hierro del bushismo, los adoradores de Leo Strauss que se apellidan Wolfowitz, Perle, Kristol o Feith: la mochila de acampar de Enrique nos parece aún más patética y desvalida ante las realidades de la guerra, y estos giros de la vida.

¿Y no hay salvación o asidero posible? ¿Nada puede hacerse?

“Ungüento y permanganato en sobrecitos…” —nos recuerda socarronamente Gaspar, o lo que es lo mismo, el propio Alejo: al morir en Paris, el 24 de abril de 1980, escribía la novela de la vida de Pablo Lafargue, el luchador social nacido en Santiago de Cuba, que fue yerno de Carlos Marx. La última lección del Maestro.

Carpentier había visitado Madrid, por primera vez, en 1933. Con las mil pesetas que le pagó Julio Alvarez del Vayo por publicar su novela “Ecue- Yamba-O” dió un banquete a sus amigos. Nunca olvidará a Lorca, a Salinas, a Marichalar, a Pittaluga. Regresará en 1934, para asistir al estreno de “Yerma”.Así reflejará en “La Consagración…” el significado del asesinato de Federico:

“…No era sino la muerte de un poeta, es decir, del más inerme, del más inofensivo, del menos peligroso, de todos los seres humanos. Y sin embargo, las balas sobre él disparadas penetraron también en las carnes de millones de hombres y mujeres, como un aviso de próximos cataclismos que a todos nos afectarían por igual”. (6)

Conmovido por los acontecimientos de España, como hombre de su tiempo, Carpentier está en Paris cuando se inicia el Primer Congreso de Escritores para la Defensa de la Cultura, inaugurado el 21 junio de 1935 por André Gidé con palabras trágicamente premonitorias:… “Un miedo común nos reúne aquí… Que la cultura está amenazada es cosa que el empobrecimiento intelectual de ciertos países obliga a aceptar.”(7).No figura entre los delegados aunque, coincidiendo allí con Vallejo, Neruda, los españoles Julio Álvarez del Vayo, Andrés Carranque de Ríos, Arturo Serrano Plaja, y el argentino Raúl Gonzaléz Tuñón se sabe que asistió a reuniones informales en un hotel de Montparnasse. Es difícil de creer que el cubano no figurase entre los cientos de personas que abarrotaron, durante los cuatro días que duró el Congreso, el teatro de la Mutualidad, teniendo en cuenta los temas tratados y el prestigio intelectual de los delegados presentes.

Entre Valencia, Madrid, Barcelona y Paris, con la presencia de 150 delegados de 26 países, tuvo lugar el Segundo Congreso Internacional de Escritores en Defensa de la Cultura, que se prolongó del 4 al 18 de julio de 1937. La delegación cubana estaba compuesta por Juan Marinello, Nicolás Guillén, Félix Pita Rodríguez, Leonardo Fernández Sánchez y Alejo Carpentier. La presencia cubana ostentaba la misma desproporción que tendrían los combatientes cubanos en las Brigadas Internacionales, teniendo en cuenta la población total de la Isla, por aquel entonces. Pero en los asuntos de la sangre y el corazón las estadísticas no funcionan.

La discreta participación de Carpentier en las sesiones del Congreso contrasta con su brillante personalidad, su don de conversador impenitente y sus convicciones antifascistas, para esa época ya consolidadas. No figura entre los ponentes. No resultó electo para responsabilidad ulterior alguna, ni siquiera en el buró correspondiente a Cuba, como ocurrió con Marinello y Guillén. Sin embargo, no se puede hablar del Congreso sin remitirse a sus cuatro excelentes crónicas sobre aquellos días publicadas entre el 12 de septiembre y el 31 de octubre del propio año en la revista “Carteles”con el título de “España bajo las bombas”.

Antes de pisar por segunda vez tierra española, ya había escrito contra el nazismo alemán y el fascismo italiano. Se considera que el primer artículo periodístico antifascista de Carpentier data del 25 de mayo de 1930, y se tituló “El gran malestar de Europa en 1930”, dedicado al escritor rumano Panait Strati, perseguido por oponerse a la barbarie represiva que ya asolaba al continente. En 1931 escribe dos artículos dedicados a criticar al nazismo alemán, “Los de la otra orilla”, y “Vida y milagros de un emperador de la época”. En este último, publicado en “Carteles” el 20 de diciembre, no teme desenmascarar a los intereses clasistas y económicos que se mueven tras las sombras, y que lucran con el Nuevo Orden:

“Cuando los espíritus limpios de la vieja Europa se rebelan contra la tiranía de algunos de sus dictadores, olvidan demasiado a menudo que esos títeres ampulosos, histriónicos y declamadores, son casi siempre una hechura de los Potentes que se ocultan hipócritamente bajo los ocho reflejos de sus chisteras.”(8)

En artículos como “Los cánticos del progreso”(13 de mayo de 1932), “Berlín en 1933” (5 de marzo de 1933), y “La oposición en Alemania”, se ha movido entre el horror de la deshumanización extrema del experimento nazi, hasta la esperanza que le infunde la lucha de la resistencia clandestina que protagonizan comunistas, socialdemócratas, e intelectuales comprometidos.

Su critica al fascismo italiano ya ha aparecido también en uno de sus trabajos periodísticos anteriores a 1937, titulado “Al margen de la guerra de Abisinia” (15 de marzo de 1936). El problema español, a la luz del pronunciamiento militar contra la República, ha encontrado cabida entre los temas que aborda con anterioridad al Segundo Congreso. En “Repertorio Americano”, de San José, Costa Rica, correspondiente al 5 de junio de 1937, publica “Los defensores de la cultura”, donde exalta la actitud de la población que se moviliza para salvar obras de arte en peligro de ser destruidas por los bombardeos fascistas.

En consecuencia, es un hombre consciente, y no un turista curioso el que atraviesa el túnel de Port Bou y se encuentra en el interior de la estación un cartel que muestra el cadáver de un niño y la consigna estremecedora: “¡Defended Madrid!”; el que ve en Gerona… “edificios abiertos sobre la calle, como casas de muñecas…Montones de ladrillos erizados de vigas calcinadas. Una mujer amamantando su niño entre las ruinas de lo que fue su cocina hogareña.”(9); el que en Barcelona participa en un programa radiofónico donde Marinello termina su mensaje de esperanza y aliento al pueblo español en perfecto catalán y, sobre todo, el que recoge de la intervención de André Malraux unas palabras que siguen resonando en nuestros días, con acentos terribles:

“En este momento, —comenta Malraux— en que los acontecimientos de España plantean ante el escritor problemas que afectan su propia razón de existir, con imperativos ineludibles, hay demasiados intelectuales que sólo piensan en cambiar los papeles que tapizan sus habitaciones.”(10)

Porque, a pesar de toda la fuerza racional puesta desde antes al servicio de la critica y denuncia al fascismo, es España republicana para Carpentier, su definitivo Camino de Damasco, el lugar de su plena conversión a la causa del Hombre. Es allí donde comprende la futilidad de pavonearse entre escritores e intelectuales ingeniosos, pero inconscientes, y lo obsceno de buscar el éxito artístico, a toda costa, olvidando deberes y compromisos ineludibles a los que Malraux invocaba.

Por sus crónicas desfilan milicianos heridos que ansían volver al frente, comisarios políticos, como el periodista y escritor cubano Pablo de la Torriente Brau, no sólo respetados, sin también amados por sus soldados, la bella María Teresa León, Rafael Alberti, León Felipe, Manuel Altolaguirre, que no había aún fundado “La Verónica” habanera, dirigiendo presentaciones de “Mariana Pineda”, la dulce Anna Seghers,Alexei Tolstoi y Fadeev, José Bergamín, Miguel Hernández y Antonio Aparicio, ambos en uniforme de milicianos, y hasta un fantasmal Octavio Paz, en su mejor época. Pasan también las impresiones de un bombardeo nocturno contra Valencia, la certeza de que… “muchos apolíticos, muchos hombres tibios. irresolutos, sin convicciones definidas, han sido conquistados para la ideología republicana…por los aviones de Franco”(11), y sobre todo, por su carga simbólica y emotiva, el alto en Minglanilla, camino a Madrid, donde los escritores se encontraron rodeados de pronto por los niños huérfanos evacuados de Badajoz, uno de los cuales llevaba tatuado sobre el brazo el “¡No Pasarán!”, y una anciana de negro que les exigió, con acento inolvidable, “ ¡Defiéndannos, Ustedes que saben escribir!”.(12)

En Madrid se asombra Carpentier de la tenacidad de un pueblo valiente que se aferra a la vida, mientras canturrean versiones de coplas populares en las que se burla del agresor inmisericorde que cañonea día y noche. Otra vez la contraposición entre la cultura y la muerte se da , nos cuenta, cuando Neruda se empeña en visitar su departamento de otros tiempos, medio derruido por los obuses, y encuentra un grueso tomo de Góngora atravesado por la metralla. La imagen de la muchacha que hace sus ejercicios en un piano “herido por las balas”, en el castigado barrio de Arguelles, le resulta una expresión simbólica de la resistencia.

Lo que menos hace Carpentier en estas crónicas es hablar sobre las sesiones del Congreso, ni de las palabras brillantes que allí, por fuerza, deben haberse pronunciado: calla lo superfluo aplastado por la carga de una tremenda realidad, y la fuerza de tanta gente humilde, que si bien no saben expresarse con vuelo, hacen de su heroismo callado la mejor epopeya de esos días. España republicana y combatiente desarma en él, para siempre, al pequeño ególatra vanidoso que todos llevamos dentro.

Una de las más hermosas y optimistas revelaciones aparecidas en la obra carpenteriana, consecuencia de su contacto directo con la República española y la Revolución cubana, aparece en “La Consagración de la primavera” cuando en Playa Girón, junto a nuevos milicianos, tras repeler el intento mercenario de imponer en Cuba un gobierno sumiso a los intereses de Estados Unidos, se vuelven a encontrar Enrique y Gaspar. La Historia parece morderse la cola, pero hay un elemento inédito:

—“La ganamos —dice Gaspar— y bien que la ganamos”.

—“Esta nos desquita de otras que hemos perdido allá-digo. En la guerra revolucionaria, que es una sola en el mundo, lo importante está en ganar batallas en cualquier parte.”(13)

Carpentier lo dice sin ambages: es una misma historia, una zaga ancestral de caidas y ascensos contra el mismo enemigo, que no puede terminar sino con la victoria. Poco importa en que punto o país se produzca: siempre se producirá, tarde o temprano.

Otra certeza que Carpentier nos lega aparece en “La Consagración de la Primavera”, en medio de un diálogo del protagonista con un combatiente del Batallón “Comuna de Paris”, de las Brigadas Internacionales. En este caso, la misma ironía conque trató antes al contenido de la mochila guerrera de Enrique se aplica al fruto más sagrado de la civilización occidental, y muy especialmente, de humanistas como el propio Carpentier:

“Cuando el “Comuna de París”ocupó Filosofía y Letras, se hicieron parapetos con libros de Kant, Goethe, Cervantes, Bergson y hasta Spengler. Pero mejor cuando eran autores de muchos tomos…Lo que allí servía eran los setenta y cuatro tomos de Voltaire, los setenta de Victor Hugo, las obras completas de Shakespeare, la Biblioteca de Autores Españoles de Rivadeneyra… Ahí supe, de bruces, entre bibliotecas transformadas en parapetos, que las letras y la filosofía podían tener una utilidad ajena a la de su propio contenido…”(14)

Desacralizado el libro, develada la misión terrenal del escritor, del artista, del intelectual en tiempos de barbarie y muerte, reconoce, no obstante, Alejo Carpentier que la cultura salva y defiende la vida, y que, como comprendieron los brigadistas parapetados en Filosofía y Letras, un tomo de Voltaire puede detener las balas. Otra magistral lección del Maestro, alevosamente escamoteada por estos días, y en la que debió pensar, muy especialmente, al enterarse, de que Pinochet, en 1973, había ordenado quemar sus libros en Chile, como si se tratase de destruir armamento ocupado al enemigo.

En honor a la verdad, lo era. Lo son la obra de todos los grandes escritores de la historia de la literatura universal cuando se ubican junto a la causa del Hombre y contra todo lo que lo reduzca y esclavice, sean las injusticias sociales, los poderes sin límites, las propias miserias humanas. Pero la gran lección de la vida y la obra de Carpentier, ahora que conmemoramos su centenario, es, además, la de la honradez y la decencia, la lealtad a si mismo y al acto de creación asumido hasta sus últimas consecuencias, en el mejor espíritu de José Martí cuando disculpaba a los poetas mambises por no rimar bien, “porque sabían morir( por sus ideales) aún mejor”. Y nos enorgullece que el contacto con el dolor sublime y limpio, con el destino trágico del pueblo español defensor de su República, haya actuado sobre él con la fuerza y el efecto de un baño lustral, exponiendo , para siempre, lo mejor de sí; sepultando, para siempre, lo más mezquino.

Hermosa lección del pasado que resuena en este año y en la propia España con acento especialmente premonitorio, precursor, para el que sepa oir, de un tiempo en que la verdad y el compromiso retornan a casa con los soldados españoles que regresan de una guerra igual de bárbara e injusta como la que presenció Carpentier en sus días; en aquellos tiempos venturosos, casi míticos, en que el Quijote, desde un grueso tomo empastado, repelía a la metralla mortífera y preparar una mochila para la guerra era una oportunidad única para burlarse de todos los manuales.

NOTAS:

1) Alejo Carpentier: “La Consagración de la primavera”. Clásicos Castalia. Madrid, 1998.

2) Idem, P.221

3) Idem, P.220

4) Idem, Pp 223-224

5) Idem

6) Idem, Pp 127-128

7) Manuel Aznar Soler: “I Congreso internacional de escritores en defensa de la cultura. Paris, 1935.”. Vol 1. Generalitat Valenciana, 1987. P.105

8) Citado en Ana Cairo Ballester: “Carpentier, un enemigo del fascismo”, en “Letras. Cultura en Cuba”, V. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 1988. P. 236

9) Manual Aznar Soler y Luis Mario Schneider: “II Congreso de escritores para la defensa de la cultura”. Vol V. Generalitat Valenciana, 1987.P.328

10) Alejo Carpentier: “España bajo las bombas. I”, en “II Congreso…”Oport Cit, P. 329

11) Alejo Carpentier: “España bajo las bombas.II”. Idem, P.336

12) Idem,P. 340

13) Alejo Carpentier: “La Consagración de la primavera”.Oport Cit, P.757

14) Alejo Carpentier: “La Consagración de la primavera”. Oport Cit, Pp 238-239. .

Agresión fascista contra la exposición sobre cambio climático de Ekologistak Martxan en Iruñea



Cabezas rapadas entran en las carpas y destrozan diversos materiales informativos
Un grupo de elementos fascistas entró la pasada noche en las carpas que Ekologistak Martxan tenía instaladas en la Plaza San Francisco del Casco Viejo de Pamplona, donde se está desarrollando a lo largo de esta semana una campaña pública sobre el cambio climático, con exposiciones de paneles, proyecciones, debates, visitas escolares, talleres…
Hacia las 11 de la noche del viernes, han entrado en las carpas y destrozado diversos materiales expuestos (entre ellos, una máquina para calcular emisiones de carbono) y esparcido por el suelo libros, folletos y otros materiales informativos. Antes de huir del lugar ante la presencia de testigos, han dibujado en el suelo una cruz esvástica fascista con arena.
La campaña informativa sobre el cambio climático dio comienzo en Iruñea el pasado miércoles y se prolongará hasta este domingo 23. Los actos previstos para este sábado se mantienen en su integridad, después de que se hayan reparado parcialmente los daños causados.
La exposición continuará a lo largo de la próxima semana en Bilbao a partir del lunes 24.
Agresiones de la extrema derecha en Nafarroa
Estos hechos vienen a sumarse a otras agresiones desarrolladas por elementos fascistas en los últimos meses en Nafarroa, que tienen como objetivo movimientos sociales, hitos relativos a la memoria histórica,…. La pasada semana en Estella-Lizarra otros fascistas pintaron la cruz esvástica frente a la entrada del Gaztetxe.
Ekologistak Martxan denuncia estas agresiones contra la libertad de expresión y los movimientos sociales, que denotan un envalentonamiento de elementos fascistas y de extrema derecha, particularmente en Nafarroa y alimentadas por la impunidad en que actúan sus autores.
Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

21 de mayo de 2010

Libro: Los culpables; Pamplona 1936




Los culpables es uno de los pocos testimonios escritos de lo ocurrido durante la Guerra Civil en Pamplona. En él, un testigo directo de los hechos habla del régimen de terror que se implantó en Navarra tras la sublevación militar de 1936.

Galo Vierge nos muestra en Los culpables los centros desde los que operó el nuevo orden del terror: los Escolapios, sede del mando requeté, donde los detenidos entraban vivos para salir como cadáveres andantes hacia las cunetas; el Gobierno Militar y el Civil, de donde partían las órdenes de «libertad» que suponían la «desaparición» de los prisioneros; la Comisaría, alrededor de la que estaban apostadas las «patrullas de la muerte»; la cárcel, en la que cientos de republicanos de los que Vierge nos da nombres y detalles de sus vidas, esperan sobrevivir a las «sacas» diarias –«exterminio de todos los que no piensen como nosotros», era la orden terminante del General Mola–. Y hasta la cárcel llegan los ecos de matanzas como la del Día de Santa María la Real en las Bardenas, cuando el obispo Olaechea declara la «cruzada», así como las anécdotas siniestras de un régimen del terror en el que el miedo impera lo mismo en la vida pública que en la privada, como un adelanto de la larga dictadura que viene.

Frente al horror y la brutalidad imperantes, Galo Vierge se propuso no dejar caer en el olvido los hechos de los que fue testigo. El resultado es este libro que reivindica tanto la dignidad como la memoria de los vencidos por el procedimiento de sacar a luz la verdad.




Deia, 9 de Mayo de 2010

AQUÍ el que falta es que ha desaparecido", escuchó el hermano de José Zapatero, cuando fue a explicar, a la Comandancia Militar de Pamplona, que a su hermano, al que reclamaban insistentemente, para su alistamiento a filas, lo habían fusilado el 23 de agosto de 1936, en las Bardenas. "¡Salga por esa puerta antes de que me arrepienta y lo mande a prisión! En la España de Franco no se fusila a nadie…".

Galo Vierge (Pamplona 1906-1997) es autor de un libro estremecedor, Los culpables. Pamplona 1936. Lo escribió en 1942. Oculto durante décadas, vio la luz en 1988, en una edición muy limitada de autor. Es "uno de los pocos testimonios directos de lo ocurrido durante la Guerra Civil en Pamplona" (Ed. Pamiela). Galo, el mayor de ocho hermanos de una familia con muchas penurias, estuvo asilado, dos años, en la casa de La Misericordia. Esa fue toda su formación. Hijo de un carpintero asalariado, el joven Galo ejerció de recadero y de peón; intentó ser torero para levantar a la familia. Se especializó como obrero metalúrgico. Era un autodidacta con inquietudes intelectuales, y socialmente comprometido, afiliado a la CNT. A Galo lo detuvieron los requetés el 31 de julio del 36, cuando regresaba del tajo. Lo llevaron a su domicilio. Tras registrarlo todo, sacaron sus libros a la calle y los prendieron fuego. También la Biblia que tenía sobre la mesilla de su dormitorio, junto a un libro de Tolstoi. "¡Será la protestante!", dijeron.

El día del Alzamiento, en la plaza del Castillo, abarrotada de falangistas y requetés, Galo escuchó: "¡Esta tarde a Madrid, a matar más gente que Dios!". En Navarra, "todos los días aparecían muertos en las cunetas… por requetés que exhibían en sus pechos el detente bala con el Sagrado Corazón de Jesús". Familias enteras desmochadas, como los cuatro hermanos Goicoechea. O los Eguía, otros cuatro: el 26 de marzo del 37, en la procesión de Semana Santa, el paso de la Dolorosa se paró, en un imponente silencio, frente al número 73 de la calle de San Antón. Unos gritos desgarradores emergieron desde el balcón: "¡Virgen Santísima…! Tú lloras porque te han matado a tu hijo. ¡Cuatro hijos! ¡Cuatro hijos me han matado a mí!". Su dolorido esposo, "la retiró a la fuerza del balcón… y la Dolorosa, escoltada por la Guardia Civil, fue izada a toda prisa".

A Galo se lo llevaron hacia el fuerte de San Cristóbal. En aquel pinar, al fondo de la carretera, "los falangistas y los requetés ya habían fusilado a innumerables presos políticos" al día siguiente de proclamarse el Alzamiento. Del fuerte bajaba un automóvil y se paró junto al coche donde llevaban a Galo. Salió un capitán cuya cara "reflejaba un aspecto noble", y preguntó a los requetés a dónde llevaban al detenido. "Al fuerte", respondieron. "¿Ya le han pasado por la comisaría?". "No, señor". "¿Qué eso de llevar a los detenidos al fuerte sin pasar por esa obligación? ¡Venga, a comisaría ahora mismo!".

Galo permaneció tres meses y medio en prisión. Pudo salvar su vida, gracias a que "estaba recomendado" por una popular comadrona de Pamplona (vecina y amiga de sus abuelos) cuya hija estaba casada con el hermano de un jefe de requetés. Días antes de salir (Galo estaba casado por lo civil, tenía dos hijas) el capellán de la cárcel le advirtió de los riesgos que corría si no arreglaba tan anómala situación: ¿A qué obedece esa manifestación antirreligiosa y perjura que va contra la ley de Dios?". A los pocos días, se oficiaban en la cárcel dos matrimonios eclesiásticos, el de Galo y el de su compañero Lorenzo Yoldi, de veinte años. Días después, el 16 de noviembre de 1936, Galo salió de prisión. A Yoldi lo fusilaron ese día.

"Un ex preso político se sentía más seguro alistándose al frente, al Requeté o la Falange, que permaneciendo en retaguardia"

"Tras dejar cincuenta y dos víctimas en la gran fosa, regresaron a tiempo para incorporarse a la procesi

Ser liberado no era una panacea. Un ex preso político "se sentía más seguro alistándose al frente -al Requeté o a la Falange- que permaneciendo en la retaguardia". Al poco de salir de la cárcel, a Galo lo visitaron los falangistas: "Tiene que acompañarnos a comisaría, donde le van a tomar declaración". Intuyendo que era una trampa, él reiteraba que no se montaba en aquel auto. Uno, lo encañonó. "¡Dispare si quiere, pero mire lo que tengo entre mis brazos!", le dijo, mostrándole a su bebé. Se marcharon, amenazándole que volverían si no se presentaba.

Galo tuvo que recurrir al salvoconducto prometido. "Si te ocurre algún problema, acude a mí y trataré de resolverlo", le había dicho el jefe requeté que intermedió en su liberación. Galo fue a verlo a los escolapios, sede del cuartel general requeté. Estaba en misa, y tuvo que esperar. Al verlo salir, acompañado de otro jefe requeté, Galo se estremeció al escuchar de éste último (tras preguntarles a unos jóvenes requetés que si ya habían cogido a fulanito): "¡A ese hay que traerlo esta noche vivo o muerto!".

Cuenta Galo que, años después, una mujer, gravemente enferma, le rogó que fuera a su casa. "Me suplicaba, sollozante, que la perdonase por aquella falsa delación", en la que también "estaba implicado un cura" (da el nombre) "propietario de todas las viviendas y huertos que rodeaban la plazuela del camino a Esquíroz". Galo la perdonó, y entabló con ella una cierta amistad.

En 1941, Galo Vierge fue enviado a Madrid por su empresa, Huarte y Cia, a labores de desescombro en la bombardeada ciudad universitaria. Un día coincidió con un paisano, doctor oftalmólogo, que visitaba aquellas ruinas donde había combatido como oficial requeté. Se hicieron amigos. El oftalmólogo recordó pasajes estremecedores: como aquella escaramuza en la que apresaron a una patrulla de los guardias de asalto, defensores de la República. Lo más horrible, le dijo, fue cuando el jefe mandó fusilarlos. "Sentí en mi corazón una verdadera compasión hacia aquellos hombres que no habían cometido ningún delito, sólo cumplían su deber… Fueron enterrados debajo de la escalera de piedra, las baldosas hacían de lápidas".

El oftalmólogo, escribe Galo, lamentaba los centenares de "crímenes de guerra" cometidos en Navarra. Una cosa, le decía, era enfrentarse con el enemigo en el campo de batalla, "defendiendo un ideal más o menos justo, y cuyo lema era Dios, Patria y Rey", y otra cosa era lo que sucedía en la retaguardia: "donde quedaban agazapados los asesinos y cobardes, que a costa del sacrificio de los demás trataban de conquistar un codiciado puesto…". En Navarra fueron ajusticiadas más de 3.000 personas.

Uno de los pasajes más escalofriantes de Los culpables es el acaecido el 23 de agosto del 36. A la misma hora que toda Pamplona había salido a celebrar una fastuosa procesión de desagravio a la Virgen del Rosario, Santa María la Real ("el obispo, D. Marcelino Olaechea, hizo una carta pastoral, invitando al acto a todos los navarros"), salían de la prisión dos autocares con presos cuyo destino era una gran fosa, abierta el día anterior en las Bardenas. Éstos creían que iban a ser liberados, tal vez canjeados. La Junta de Guerra, denuncia Galo, "con hombres que se tenían por muy católicos", sabía lo que ocurría a aquella hora. También el obispo, que había mandado a aquel paraje solitario a varios de sus curas, para asistir espiritualmente a los fusilados. "Uno de los sacerdotes era Antonio Añoveros, más tarde obispo de Bilbao". Muchos años después, Monseñor Añoveros provocará la mayor crisis entre la Iglesia y el franquismo, cuando éste sometió al obispo a arresto domiciliario y Arias Navarro intentó expulsarlo del país.

Al bajar de los autocares, cuando "los presos fueron obligados a pasar, en fila, delante de los "ministros del Señor", cundió el pánico". Aturdidos, algunos reos se confesaban. Otros se desmayaron al oír las primeras descargas. Unos pocos huyeron, pero fueron cazados: excepto Honorino Arteta que, herido, emprendió una huida épica, hacia Francia. Los requetés y los falangistas -tras dejar "cincuenta y dos víctimas" en la gran fosa, entre ellos Constantino Preciado Trevijano, torero, amigo de Galo-, regresaron a tiempo para incorporarse al final de la procesión. De nuevo, el Sr. Obispo repitió: "No es una guerra lo que estamos haciendo. ¡Es una cruzada! Y la Iglesia, mientras pide a Dios la paz y el ahorro de sangre de todos sus hijos, de los que la aman, y de los que la ultrajan y quieren su ruina, no puede menos que poner cuanto tiene a favor de los cruzados".

HOMENAJES EN ANSOAIN Y FUERTE SAN CRISTOBAL




Maiatzaren 23an (igandea) ospatuko dugu San Cristobaleko Ihesaldiaren 72. urtemuga.
Ekitaldia, beti bezala, gotorlekuaren aurrean izango da, 12:00etan.

El domigo 23 de mayo celebraremos el 72 aniversario de la fuga de San Cristóbal.
El acto, como siempre, será a las puertas del fuerte, a las 12:00h.


Maiatzaren 22an, larunbata, Antsoaingo hilerriko plakaren inaugurazioa egingo dugu, 12:00etan.
Senitarteko guztiaz gain, herriko bizilagun guztiak zein Antsoaingo Zendea zenaren bizilagunak eregonbidaturik zaudete.



El sábado, 22 de mayo, inauguramos la placa del cementerio de Ansoáin, a las 12.00.
Además de todos los familiares ya sabéis que estáis invitados el vecindario y especialmente nuestras vecinas y vecinos de la antigua Cendea de Ansoáin/Antsoain. Os esperamos

http://fuertesancristobal-txinparta.blogspot.com/

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

20 de mayo de 2010

Garzón: una suspensión de dudosa legalidad





Sin peligro de reiteración no hay posibilidad alguna de acordar una medida cautelar..Si el imputado abandona voluntariamente la función, no puede ser suspendido de ella sobre la base de una medida cautelar que nunca es obligatoria y automática. Y esto lo sabe o lo debía saber el CGPJ.

Parece que en este país desnortado hemos olvidado que un Estado de derecho se inspira en el principio de sumisión a la ley, que rige toda actividad y que somete a todos a su dictado. Pero, desgraciadamente, son los criterios políticos, vagos y discrecionales, los que a veces priman, dándose con ello lugar a una situación tan insegura, como relativa que, cuando de órganos vinculados al Poder Judicial se trata, pone en riesgo al mismo Poder y con él a las instituciones que vacían su contenido constitucional para llenarse de otro, que puede calificarse de ilegítimo.El Consejo General del Poder Judicial, cuando actúa en funciones cuasijurisdiccionales, como lo son las de aplicar una medida cautelar de suspensión de funciones a un Juez, está sometido a los presupuestos generales de este tipo de resoluciones, las cuales, como sabe todo estudiante de Derecho, en el ámbito penal, nunca pueden ser automáticas, sino que deben responder a dos exigencias, tan antiguas que están formuladas aún en Latín: la primera, que exista el llamado “periculum in mora”, es decir, un peligro concreto que obligue a acordar la medida so pena de que el sujeto afectado pueda seguir cometiendo delitos u ocultando los aparentemente cometidos; la segunda, el “fumus boni iuris”, es decir, una imputación penal. Nunca una medida cautelar puede ser automática, ya que se constituiría en una sanción en sí misma, anticipada a una pena previsible, pero no cierta y segura. En definitiva, para valorar la procedencia de la suspensión cautelar de un Juez imputado por prevaricación, hay que analizar si el mismo, de mantener el cargo, puede seguir insistiendo en el mismo tipo de conductas o frustrando la investigación de la perseguida, ya que, si no es así, no es procedente acordar la restricción de sus derechos.

Desde este punto de vista, del cual nada he oído, ni visto escrito, hay que valorar si el CGPJ ha actuado conforme a la Constitución y la ley o, si por contrario, ha prescindido de ella incurriendo en una situación de patente violación de la legalidad. Y, al respecto cabe decir que hace una semana podía haber decidido sin problema alguno suspender cautelarmente a Garzón de sus funciones, toda vez que estaba imputado y, por el delito de que se trataba, era posible apreciar, en una valoración siempre hipotética, que existía el peligro de reiteración delictiva. Un Juez imputado por prevaricación puede ser suspendido cautelarmente.

Pero, una vez que Garzón solicitó un permiso para abandonar la Audiencia Nacional, para dejar temporalmente la carrera judicial, el riesgo de reincidir en el delito de prevaricación imputado dejó de existir, con lo cual desapareció el “periculum in mora”, siendo, por tanto, imposible adoptar la medida decretada que, de esta forma, se ha convertido en una sanción autónoma, previa a la condena y prohibida por nuestro ordenamiento constitucional y legal. Sin peligro de reiteración no hay posibilidad alguna de acordar una medida cautelar. Si el imputado abandona voluntariamente la función, no puede ser suspendido de ella sobre la base de una medida cautelar que nunca es obligatoria y automática. Y esto lo sabe o lo debía saber el CGPJ que, por unanimidad, ha acordado actuar de forma contraria a la ley, acreditando ignorancia o sumisión a criterios extrajurídicos que, por reiterados, causan alarma en buena parte de los juristas de este país que deseamos que la sociedad y las instituciones se sometan a la ley como garantía de igualdad y de evitación de la arbitrariedad.

No es lógico que a quien abandona voluntariamente la función se le aplique una medida cautelar sancionatoria y ejemplarizante. Esta actitud no está prevista, ni amparada por nuestra ley. Imaginen que la ley autorizara a suspender a los políticos imputados de sus cargos, lo que no sucede en España dada la impunidad de la que gozan y que, por ejemplo, Camps, ante su reciente imputación, decidiera abandonar el cargo voluntariamente. En tal situación sería absurdo, desproporcionado y un atentado a su honor, cesarlo temporalmente, pues ya lo habría abandonado.



La decisión del CGPJ de aplazar el permiso para integrarse en la Corte Penal Internacional, sólo podía entenderse en esa clave, pues si la hubiera resuelto previamente, la suspensión hubiera devenido imposible. Pero, es tal la artificiosidad de la resolución que estaba obligado a negar ese permiso para mantener una cierta coherencia, ya que, la concesión de la misma lo ha puesto en evidencia, toda vez que debió anteponer la posición menos gravosa para los derechos del imputado si los objetivos de la ley se cumplían con ella. Conceder la autorización ha puesto a este CGPJ en una grave situación y bajo el riesgo de sospecha de supeditar la ley a otros intereses, ya que ese permiso en sí mismo convierte en inútil la suspensión y la priva de fundamento.

Cuando los argumentos jurídicos son tan elementales y se ignoran, tratándose de juristas los que adoptan una decisión, se imponen explicaciones que, en este caso, dudo mucho que se puedan ofrecer en términos estrictamente legales.



José María Asencio Mellado es catedrático de Derecho Procesal de la Univesidad de Alicante.

http://www.nuevatribuna.es/noticia/35149/OPINI%C3%93N/garz%C3%B3n-suspensi%C3%B3n-dudosa-legalidad.html

19 de mayo de 2010

Antonio Romero pide a IU que presente la moción republicana en todos los plenos municipales





Es necesario "que se presenten la moción en todos los ayuntamientos estemos en minoría o en mayoría. Se trata de favorecer el debate y de preparar el terreno para las próximas elecciones municipales".

El Coordinador de la Red de Municipios por la Tercera República, Antonio Romero, se ha dirigido a los grupos municipales y las asambleas de IU con una carta en las que les anima a meter en la agenda política la cuestión republicana y llevar a los plenos municipales mociones a favor de un proceso constituyente.

Para Romero, "la Red de Municipios y Cargos Públicos por la Tercera República progresa adecuadamente, utilizando términos de valoración escolar". El líder republicano recuerda que el último ayuntamiento en aprobar en sesión plenaria su incorporación a la Red ha sido Orkoien, de Navarra", y señala que "es importante que "en este mes de mayo y en la primera quincena de junio se acelerará la presentación de la moción (se puede descargar en larepublica.es y que adjuntamos a esta carta) pues nos encontramos en la recta final del presente mandato municipal".

"La primera vez que fuimos al Congreso de los Diputados a depositar en el registro de la Cámara las actas de los ayuntamientos solicitando la apertura de un proceso constituyente hacia la tercera república fueron doce ayuntamientos. Actualmente contamos con el doble, veinticuatro", recuerda Romero, quien anima a dar un impulso este año en el que se han celebrado más actos republicanos que en todos los años anteriores.

"Cuando las encuestas indican que la opinión pública española, especialmente la juventud, suspende la monarquía como institución. Cuando asistimos a un avance espectacular de los valores republicanos y de la conciencia republicana. Cuando hemos logrado incorporar en la agenda política actual el debate sobre el modelo de estado y la exigencia de un referéndum sobre la República en España", señala Romero, quien asegura que es necesario "que se presenten la moción en todos los ayuntamientos estemos en minoría o en mayoría. Se trata de favorecer el debate y de preparar el terreno para las próximas elecciones municipales donde los ayuntamientos por la tercera república será un objetivo programático central de las candidaturas de IU".Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas